Cosas de Jorge

miércoles, 16 de mayo de 2018

Estofado de jarrete de ternera


Aunque la mujer no es partidaria de guisos, especialmente cuando hace frío, es un plato muy apetecible, bueno yo los comería hasta en verano, pero si lo cocino en verano solo lo podre compartir con el perro.

Para mi gusto la parte más rica para realizar un estofado de ternera es el jarrete, pero cada cual puede colocar la parte que prefiera, tenga olvidada en el congelador o encuentre de oferta en su carnicería favorita.

Realizar un sofrito es tarea fácil, pero si cuando lo realizamos hacemos de sobra, podemos congelar el sobrante en tapers y así lo tendremos realizado para futuras recetas.

Receta de sofrito:

Ingredientes (4 personas):

400 g de jarrete de ternera troceado
2 lonchas de panceta
3 patatas medianas
4 alcachofas congeladas
150 g de sofrito casero
6 ajos
2 vasos de vino blanco
1 pastilla de concentrado de carne
1 pastilla de concentrado de verduras
1 cucharadita de azafrán (colorante alimentario)
1 cucharada de manteca de cerdo
Sal

Preparación:

Si realizamos esta receta en una olla exprés, nos quedara igualmente rica y sus tiempos de cocción se reducirán drásticamente, pero como tenía tiempo, preferí disfrutar de los sabores antiguos y cocinar este estofado en olla de barro.

Colocamos nuestra olla a fuego medio, introducimos la manteca de cerdo (se puede sustituir por aceite de oliva), añadimos la carne de ternera y las lonchas de panceta troceadas, hasta que se nos doren.

Añadimos el sofrito que ya teníamos preparado (se puede poner de bote, pero no es lo mismo) y le damos unas vueltas hasta que se integren sabores.

Añadimos el vino, las pastillas de concentrado de carne y verdura, añadimos agua hasta que cubra bien la carne, el azafrán y dejamos cocer a fuego medio tapado, alrededor de una hora o hasta que la carne comience a estar tierna.

Cuando la carne este casi tierna, añadimos las alcachofas (no es necesario descongelarlas), las patatas troceadas y los ajos sin pelarlos, tapamos nuevamente y dejamos nuevamente a fuego medio hasta que las patatas y las alcachofas estén tiernas, unos veinte minutos a partir de la ebullición.

Rectificar el punto de sal y servir muy caliente.

Nota: si os gusta el picante, cuando introducís las patatas se pueden añadir dos pimientas de cayena.