Cosas de Jorge

sábado, 31 de marzo de 2018

Habas con tentáculos de pota


En esta ocasión os presento un plato nuevo en mi cocina, se trata de unas simples habas congeladas y unas rodajas de tentáculos de pota que tenía perdidas en las profundidades del congelador de casa.

La pota, parecida al calamar, posee también como este unos tentáculos, también llamados rejos, que es de donde se obtienen las rodajas para preparar platos semejantes a los del pulpo (a la gallega, a feira, etc.).

Esta semejanza en la preparación ha provocado infinidad de denuncias y sanciones, ya que el ciudadano no siempre recibe una información veraz de lo que consume.

La carne de pota es más tiesa y menos sabrosa que la del pulpo, y su precio puede ser hasta 2 ó 3 veces más barato(el calamar también es mas caro), lo cual invita a algunas empresas a la picaresca de etiquetarlo como pulpo o calamar.

El cuerpo de la pota se utiliza normalmente para hacer anillas que luego servirán para cocinarlas como rabas, en paella, en sopas de pescado, etc.

Ingredientes (2 personas):

2 puñaditos de habas baby congeladas
2 puñaditos de rodajas de tentáculos de pota
½ cebolla
4 ajos
1 vaso de vino blanco seco (Moriles)
Hierbabuena fresca
Pimienta negra molida
Aceite de oliva
Sal

Preparación:

La preparación de esta receta es muy fácil, queda bastante rica y además bien de precio.

Comenzamos por pelar y cortar en juliana la media cebolla.

Pelamos y fileteamos los ajos.

En una sartén lo suficiente grande para contener todos los ingredientes de la receta colocamos un generoso chorro de aceite de oliva.

Cuando se caliente freímos a fuego medio la cebolla y los ajos, añadiendo sal para ayudar a sudar a la cebolla hasta que esta comience a estar transparente.

Cuando la cebolla esté transparente y los ajos comiencen a adquirir color añadimos las habas y las rodajas de tentáculos de pota sin descongelar, y dejamos freír a fuego medio.

Cuando el agua del congelado se evapore, añadimos el vino, rectificamos la sal, añadimos, la hierbabuena picadita y la pimienta al gusto.

Dejamos cocer a fuego bajo hasta que las habas estén tiernas.

Servimos en cazuelitas individuales de barro.