Cosas de Jorge

viernes, 13 de octubre de 2017

La Matrix


Al ver el título de este post, muchos de vosotros habréis pensado en la trilogía de películas escritas y dirigidas por los hermanos Wachowski.

Para los menos cinéfilos, os comentare,  que se trata de tres películas de ciencia ficción, la primera de ella estrenada en el año 1999 (The Matrix), la segunda se estreno en el año 2003 (The Matrix Reloated) y la tercera, estrenada también en el año 2003 (The Matrix Revolutions).

En estas películas nos muestran como la humanidad es esclavizada por las máquinas, así como por la inteligencia artificial (superordenadores).

Aunque algunos humanos, no son dominados por las máquinas, agrupados en la ciudad de Zion, viven bajo tierra e intentan liberar a las personas dominadas por las máquinas (Matrix).

En las otras dos películas, por una parte las maquinas deciden atacar Zion y la otra parte se desarrolla en el mundo virtual, donde Matrix se intenta infectar con un virus.

Hasta aquí la ficción, pero os pregunto a vosotros los lectores:

“¿Puede tener este tema algo que ver con la realidad o creéis que todo es pura fantasía de los hermanos Wachowski?”.

Ciertamente, este tema, como otros muchos, se merece escribir un libro entero, aunque con mis artículos, simplemente mi intención es entreabrir la puerta de diversos temas, para que cada lector utilice su mente y desarrolle el tema para su conocimiento personal.

Realmente, es posible que exista una realidad simulada, de hecho la “hipótesis de simulación” afirma que es posible e incluso probable, que en lugar de vivir en la realidad, vivamos en una simulación.

Esta hipótesis de simulación, desarrolla la característica del dios maligno de René Descartes, llegando aún más lejos por una analogía de realidad simulada futura.

Nick Bostrom, en el año 2.003, publicó un artículo afirmando que la hipótesis de la simulación va mucho más allá del escepticismo, afirmando que existen razones empíricas (conocimiento y percepción),  para creer que cierta afirmación disyuntiva (alternativa entre dos cosas) podría seguramente ser cierta, puede ser que estemos viviendo una simulación.
Según el realismo modal, defendido por David Lewis, la hipótesis de la simulación podría ser tan válida como el mundo real.

Realmente, en la actualidad, nuestro concepto de realidad virtual (como todos sabemos tecnológicamente posible), podemos diferenciar con facilidad la realidad de la ficción, pero en cambio, si se nos coloca en una realidad simulada, sería imposible o cuando menos difícil saber diferenciarla.

Pero dejémonos de complicarnos la vida con la filosofía y vayamos al grano, en lugar de escribir sobre suposiciones, sistemas matemáticos y filosóficos, no sin antes recomendar, a quienes les interese profundizar en el tema de la Matrix, un largo e interesante paseo por la estupenda web de la “Biblioteca Pleyades en su apartado para la Matrix.”

Ciertamente, nos consideramos personas libres, hasta poseemos el poder de elegir nuestros gobernantes, tenemos libertad para elegir pareja, cambiar de trabajo…
Pero realmente ¿es así?

Muchos hablan de un gobierno en la sombra, que gobierna a los gobiernos del mundo.

Todos tenemos obligación de trabajar para esa élite elegida por nosotros, una élite con poder de cambiar las leyes, adaptándolas y enmarañándolas, para que ni los abogados se las sepan.

La mayoría trabajamos para poder vivir, pero además estamos obligados a trabajar para pagar impuestos y que con el esfuerzo de muchos, vivan muy bien unos pocos.

Las condiciones laborales se están degradando, pero los más ricos, cada día son más ricos.

Los salarios bajos y medios han bajado, en cambio nadie limita los salarios más altos…

¿Es lógico que algunas personas cobren sueldos cientos o miles de veces superiores a ese salario mínimo que pagan en sus propias empresas?

Además que estas personas además de su abultado sueldo, seguramente tengan otros muchos ingresos y además medios para pagar menos impuestos y ayudas estatales para hacerse más ricos…

Los medios de comunicación son controlados por personas poderosas.

Realmente, para que debe servir ese microondas gigante que poseen los Estados Unidos (Haarp), pero curiosamente distribuidos por todo el planeta, existen muchos más Haarp, mucho menos conocidos pero también más potentes que el propio Haarp.

También podéis investigar que ocurre en esos misteriosos montes Bucegui en Rumania…


También, especialmente los americanos, siempre han estado muy interesados en investigar en el control humano.

Bueno, pues por hoy ya vale de temas conspirativos, pero la verdad, hay muchos misterios tanto en la antigüedad, como en la actualidad… entonces…

¿Quién puede asegurar que no estamos en una Matrix?

Aunque también podemos preguntar:

¿Quién puede asegurar que estamos en ella?