Cosas de Jorge

sábado, 30 de abril de 2016

Tortilla de esparragos con patatas fritas


En esta ocasión os presento una tortilla de espárragos con forma de magdalena gigante y unas simples patatas fritas cortadas en zig zag.

Ingredientes (2 personas):

1 manojo de espárragos verdes
3 huevos
3-4 patatas no muy grandes
1 cebolla
Curry
Sal
Aceite

Preparación:

En primer lugar cocemos los espárragos al vapor hasta que estén tiernos.

Pelamos y cortamos la cebolla en juliana, friéndola en una sartén con un poco de aceite, salándola para ayudarla a sudar.

Cuando la cebolla este tierna, agregamos la parte tierna de los espárragos y les damos una vuelta.

Dejamos enfriar un poco y mientras batimos los huevos con curry y sal.

Añadimos el contenido de la sartén, una vez frio y mezclamos bien.

Aceitamos unos moldes de silicona de magdalena grande (o los que tengamos) y horneamos unos 30 minutos a partir de horno frio a 160º.

Para comprobar si interiormente esta cuajada la tortilla la pinchamos con el palo de una brocheta, si no sale limpio, horneamos 5-10 minutos más.

Mientras se hornean las tortillas, pelamos y cortamos las patatas que freiremos en una freidora, o en una sartén con abundante aceite.

Primero cocemos las patatas en aceite, introduciéndolas en la freidora a partir del aceite frio y a baja temperatura, hasta que estas estén tiernas, una vez tiernas subimos la temperatura y las dejamos dorarse, nos quedaran unas patatas tiernas por dentro y crujientes por fuera, una delicia para el paladar.

Desmoldamos las tortillas y colocamos las patatas a su alrededor.

viernes, 29 de abril de 2016

Trucha con patatas y tocino


Aunque siempre digo que el pescao pal gato, en esta ocasión os traigo una deliciosa, rápida y fácil receta de trucha al horno.

Ingredientes (2 personas):

1 trucha grande
2 patatas medianas
2 lonchas de beicon
1 tomate
Queso rallado (opcional)
Orégano
Sal
Azúcar
Aceite de oliva

Preparación:

Esta receta es facilísima de realizar, además nuestra pescatera, nos limpiara la trucha de aletas, tripas y raspa si se lo pedimos, siendo un pescado un poco soso, relativamente barato, pero su poco sabor, lo compensamos con el beicon, el tomate, el orégano y la sal.

En primer lugar pelamos, lavamos y cortamos a rodajas gruesas las patatas.

Las introducimos en la freidora con el aceite en frio a baja temperatura (sirve una sartén con abundante aceite), y las dejamos cocerse a baja temperatura, en el aceite hasta que estén tiernas, pero sin llegar a dorarse.

Colocamos las patatas sobre la base de las bandejas donde serviremos los lomos de la trucha.

Cortamos el tomate a lonchas muy finitas y cubrimos con él las patatas.

Salamos y añadimos unos granitos de azúcar (para matar el ácido) el tomate.

Colocamos un lomo de la trucha en cada bandeja, sobre el tomate.

Sazonamos abundantemente de orégano (o de la especia de vuestro gusto) y sal.

Sobre el lomo de trucha colocamos una loncha de beicon.

Si os gusta mucho el queso podéis colocarle queso rallado por encima (yo no se lo puse).

Horneamos unos 25-30 minutos a 160º a partir de horno frío.

Si le ponéis queso, gratinar 5-10 minutos, hasta que el queso se dore.

jueves, 28 de abril de 2016

Josef Menguele


Aunque sobre el Ángel de la Muerte, médico, antropólogo y oficial de la SS, durante la Segunda Guerra Mundial, se han escrito ríos de tinta, será bueno que recordemos a Josef Menguele, para que nadie posea una biografía similar a la suya.

La historia comienza en Gunzburgo, Baviera (Alemania), un día 16 de marzo del año 1.911, lugar donde nace Menguele, siendo el mayor de los tres hijos de Karl y Walburga, una acomodada familia católica.

El padre de Menguele, fue el fundador de una empresa de maquinaria agrícola (Karl Menguele und Söhne).

En el año 1.926, Menguele padeció unas osteomielitis (inflamación de la médula ósea) sin provocarle ninguna discapacidad significativa.

En el mes de abril del año 1.930, Menguele termina la educación secundaria, tras lo cual comienza a estudiar medicina y filosofía, en la Universidad de Múnich.

En el año 1.931, Meguele se une a los Cascos de Acero, organización paramilitar, que en el año 1.934, fue absorbida por las milicas nazis de Sturmabteilung.

El año 1.935, Menguele obtiene el doctorado en antropología en la Universidad de Múnich.

El mes de enero del año 1.937, se convierte en asistente del Dr. Otmar Freiherr von Veschuer que investigaba sobre genética, especialmente sobre los hermanos gemelos.

En el año 1.937 se afilia al partido nazi.

En el año 1.938, Menguele presentó su tesis sobre los factores genéticos del labio leporino y barbilla partida, siendo calificada como un cum laude, a causa de dicha tesis obtiene su doctorado en medicina.

Josef Menguele, en el año 1.938 ingresa en la SS, siendo asignado como oficial médico de batallón al comenzar la Segunda Guerra Mundial.

El día 28 de julio del año 1.939, Menguele se casa con Irene Schönbein, la cual conoció en Leipzin, cuando trabajaba como médico residente.

En junio del año 1.940, Menguele es reclutado por la Wehrmacht (fuerzas armadas alemanas).
Menguele se presenta voluntario para el servicio médico de las Waffen-SS (brazo armado de las SS), sirviendo con el rango de subteniente (Untersturmführer), hasta el mes de noviembre del año 1.940.

En el mes de junio del año 1.941, Menguele es destinado a Ucrania, siendo galardonado con la Cruz de Hierro de Segunda Clase.

A finales del año 1.941, Hitler decide que habían de ser exterminados los judíos de Europa, por lo cual el campo de Auschwitz II-Bikernau, se convierte en un campo de trabajo y de exterminio.

En el mes de enero del año 1.942, se une a la 5ª División Panzergrenadier SS Wiking, como oficial médico de batallón.

En el verano del año 1.942, es herido de gravedad, en una acción cerca de Rostov del Don y declarado no apto para el servicio activo, una vez recuperado, regresa a la Oficina de la Raza y el Reasentamiento en Berlín.

El mes de abril del año 1.943, Menguele es ascendido a capitán (Hauptsturmführer).

A principios del año 1.943, Menguele se traslada al servicio de campos de concentración, siendo destinado al campo de Auschwitz, lugar donde realizó experimentos genéticos con personas, especialmente con gemelos, sin tener en cuenta el bienestar o la seguridad de sus cobayas humanos, también tenía la misión de elegir a los prisioneros recién llegados con aptitudes para trabajar o para ser enviados a las cámaras de gas.

Menguele, es nombrado por el oficial jefe médico Eduard Wirths, director médico del Zigeunerfamilienlager (campo del familias gitanas del complejo Birkenau).

En el año 1.943, se produce un brote de noma (enfermedad que provoca gangrena en la boca y la cara de quienes la padecen), en el campo de los gitanos.

Menguele, comienza un estudio para conocer la causa del brote de noma y encontrar un tratamiento, para lo cual toma como ayudante a un pediatra y profesor de la Universidad de Praga, Berthold Epstein, que estaba prisionero en el campo, se aislaron los pacientes en un barracón y fueron asesinados varios niños, para ser enviadas sus cabezas y órganos para ser estudiados en la Academia Médica de la SS en Graz, la investigación no estaba terminada cuando el campo gitano fue exterminado en el año 1.944.

En el año 1.944, nace su único hijo Rolf.

En el año 1.944, surge una epidemia de tifus en el campo de mujeres, siendo enviadas por Menguele, las seiscientas mujeres de un barracón a la cámara de gas, posteriormente el barracón se limpio y desinfecto, se desinfectaron a las mujeres de un barracón cercano y se les dio ropa nueva, cambiándolas al barracón desinfectado, repitiéndose el proceso hasta que todos los barracones acabaron desinfectados., posteriormente surgieron brotes de escarlatina y otras enfermedades, pero en estas ocasiones posteriores todos los prisioneros fueron gaseados, Menguele fue premiado con la Cruz al Mérito Militar y fue ascendido a primer médico del campo de Birkenau.

Durante su estancia en Auschwitz, Menguele aprovecho para continuar con los estudios antropológicos y la herencia genética utilizando prisioneros.

Los mayores intereses de Menguele estaban en los gemelos idénticos, personas con ojos de distinto color (hererocromía), enanos y prisioneros con anomalías físicas.

La Fundación Alemana de Investigación (Forschungsgemeinschaft), le otorgo una subvención solicitada por Von Verschuer, con la cual pudo construir un laboratorio de patología junto al cematorio II de Auschwitz II-Birkenau.

Los presos utilizados por Menguele, estaban mejor alimentados que el resto de los presos del campo de concentración, e incluso tenían menos posibilidades de acabar en las cámaras de gas, mientras duraban sus experimentos.

Estos experimentos consistían en amputaciones de labios, inyecciones intencionadas de tifus y otras enfermedades a uno de los gemelos, para posteriormente realizar transfusiones de sangre, entre ambos gemelos, también Menguele, inyectaba sustancias químicas en los presos para tratar de cambiar el color del iris de sus ojos., también experimentaba con mujeres embarazadas, para posteriormente enviarlas a las cámaras de gas.

El día 17 de enero del año 1.945, Menguele y otros médicos abandonan el campo de concentración de Autschwitz, poco antes que este fuera liberado por las tropas del Ejército Rojo,  trasladándose al campo de concentración de Gross-Rosen (Baja Silesia).

El día 27 de enero del año 1.945, es tomado por los soviéticos el campo de concentración de Autschwitz.

El día 18 de febrero del año 1.945, Menguele huye del campo de Gross-Rosen, una semana antes que llegaran a él los soviéticos, disfrazado de oficial de la Wehrmacht (organización paramilitar de la SS) hasta llegar a Saaz, lugar donde confía sus documentos incriminatorios a una enfermera, para huir posteriormente junto con su unidad hacia el oeste, huyendo de los soviéticos y terminando atrapado por los americanos como prisionero de guerra.

A causa de la desorganización de los americanos, con la lista de los criminales de guerra, Menguele fue liberado en el mes de julio de 1.945 y obtuvo documentación falsa bajo el nombre de Fritz Ullman.

Posteriormente, Menguele altero esta documentación cambiando el nombre por el de Fritz Hollmann.

El día 17 de abril del año 1.949, Meguele huye de Alemania, con la ayuda de una red formada por antiguos miembros de la SS, Menguele huye hasta Génova, consigue un pasaporte con el nombre de Helmut Gregor (miembro del Comité Internacional de la Cruz Roja), embarcando en el mes de julio, rumbo Argentina, viviendo en Buenos Aires y sus alrededores.

En Buenos Aires, Menguele trabajó de carpintero, aunque pocas semanas después se trasladó a un acomodado barrio de Florida para trabajar como comercial de maquinaria agrícola, para un simpatizante de los nazis.

A partir del año 1.951, viajaba frecuentemente a Paraguay como representante de ventas de maquinaria agrícola.

En el año 1.953,  comienza a vivir en Buenos Aires y compra parte de un negocio de carpintería.

La esposa no quiso acompañar a Menguele y terminaron divorciándose en el año 1.954.

El año 1.956, a través de la embajada de Alemania Occidental obtiene un copia de su partida de nacimiento, con la cual obtiene un permiso de residencia en Argentina con su nombre real.
En el año 1.958, Meguele de casa con su cuñada Martha que estaba viuda durante unas vacaciones en Uruguay.

En el año 1.959, Menguele huye a Paraguay.

El año 1.960, Menguele, perseguido por Alemania Occidental, el Mossad (servicio secreto israeli) y Simon Wiesenthal (caza nazis) huye a Brasil.

El 30 de junio del año 1.960, se aprueba una orden de extradición contra Menguele en Argentina, emitida por Alemania Occidental, pero para entonces Menguele ya está en Paraguay.

Menguele en el año 1.976, sufre un infarto cerebral.

Menguele, fallece ahogado, mientras nadaba en una playa a causa de un infarto cerebral, el día 7 de febrero del año 1.979, en Bertioga (Brasil), siendo enterrado bajo el nombre de Wolfgang Gerhard, identidad que utilizaba desde el año 1.975.

El día 6 de junio del año 1.985, los restos de Menguele son desenterrados y posteriormente identificados por un examen forense.

El número de la SS de Menguele, fue el 317.885 y su número del partido nazi el 5.574.974.

Menguele fue condecorado con la Cruz de Hierro de primera y segunda clase,  la Cruz del Mérito de Guerra de segunda clase con espadas, la Medalla del Frente Oriental, la Medalla de Herido negra, la Condecoración del Bienestar Social, el Distintivo Alemán de los Deportes de bronce y el Cabrio de Honor de la Vieja Guardia.

miércoles, 27 de abril de 2016

Banderillas de fresas, champiñones, anchoas y uvas negras


Las banderillas, son una estupenda alternativa a las ensaladas para acompañar cualquier comida, además permiten, con sencillez, poder jugar con diversos contrastes de sabores.

En esta ocasión he realizado estas banderillas para aprovechar cuatro mini patatas que me nacieron en una maceta.

Receta para preparar los champiñones en vinagre:


Ingredientes (4 banderillas):

4 patatas muy pequeñas (tamaño aceituna)
4 lomos de anchoa
4 uvas negras
8 lonchas de champiñones en vinagre
Aceite de oliva en spray

Preparación:

Aunque los champiñones en vinagre los tendremos que realizar nosotros, aquí os enlazo la receta “Champiñones en vinagre con ajo y perejil”.

Cocemos en un recipiente con un poco de agua nuestras mini patatas.

Una vez preparados los champiñones, la receta de esta banderilla es tan simple como el ir insertando los ingredientes en un palillo.

Comenzamos por pinchar una lámina de champiñón.

A continuación colocamos el filete de anchoa.

Abrimos con cuidado la uva, le eliminamos sus semillas y la colocamos a continuación de la anchoa.

Continuamos con otra loncha de champiñón.

Terminamos con la patata cocida, previamente pelada.

Repetimos la operación hasta terminar con todos los ingredientes.

Rociar con un poco de aceite de oliva en spray.

martes, 26 de abril de 2016

Ensalada de patada y huevo con mayonesa da zanahoria


Empiezan a apetecer comer ensaladas, las cuales son un estupendo acompañamiento para carnes y pescados.

En esta ocasión os traigo una ensalada con unos ingredientes muy simples, huevo y patata, pero con una deliciosa salsa “Mayonesa de zanahoria”.

Receta de mayonesa de zanahoria:
http://blogs.elcorreo.com/jorbasmar/2015/09/03/mayonesa-de-zanahoria/

Ingredientes (2 personas):

2 patatas no muy grandes
1 huevo
Mayonesa de zanahoria (receta)
Perejil fresco
Preparación:

Para preparar esta ensalada, necesitaremos cocer antes las patatas y el huevo.

Os recomiendo cocer más ingredientes de los indicados para utilizarlos próximas recetas, así como si tenéis que realizar la mayonesa de zanahoria, también se puede hacer en cantidad, puesto que se conserva en perfectas condiciones varios días, podéis aprovechar para cocer también las zanahorias, previamente peladas.

Para cocer me he acostumbrado a cocer al vapor, así puedo cocer diferentes ingredientes, con diferentes tiempos de cocción, e ir retirándolos, cuando considero adecuado su punto de cocción, independientemente, los huevos también suelo aprovechar para cocerlos al vapor.

Así que lavamos las patatas (podemos pelarlas, pero si hacemos que nos sobren mejor cocerlas con piel), pelamos las zanahorias (si necesitamos para hacer la mayonesa) y añadimos el huevo al utensilio de cocer al vapor, el cual lo colocamos tapado sobre una olla con agua (se puede agregar una pastilla de concentrado de carne o verduras al agua y después conservarla como caldo) y cualquier verdura que tengáis pendiente para cocer también la podéis agregar por el mismo trabajo.

Una vez cocidas las verduras y el huevo, dejamos enfriar, así trabajamos sin quemarnos los dedos.

Pelamos y troceamos las patatas.

Quitamos la cascara al huevo duro y también lo troceamos uniéndolo a las patatas.

Añadimos un par de generosas cucharadas de mayonesa de zanahoria y removemos.

Cubrimos con perejil fresco picado (si solo tenéis perejil seco, mejor no ponerle).

Guardamos en el frigorífico hasta el momento de servir.

lunes, 25 de abril de 2016

Tortillon de cebolla y acelgas


Sigo realizando recetas con restos de otras comidas, aunque las acelgas, además de ser verdes, son verduras poco apreciadas por mi paladar, se ve que me tienen manía y me crecen en casa sin sembrarlas, en ocasiones las arranco como si fueran malas hierbas, pero como las malas hiervas vuelven a nacer una y otra vez…

Pues, el otro día, recolecte las que habían en casa y las cocí para no recuerdo que receta, pero como me sobraron las deje en un taper en la nevera.

Aprovechando que las gallinas de casa están muy trabajadoras, me deshice de media docena de huevos y de las dichosas acelgas con este tortillón.

Ingredientes (4 personas):

6 huevos
1 cebolla
300 g de acelgas cocidas
Aceite de oliva
Curry
Sal

Preparación:

Cascamos y batimos bien los huevos, añadiéndoles la sal y el curry.

Pelamos y troceamos la cebolla,  la colocamos en una sartén con un generoso chorro de aceite caliente y salamos la cebolla, para ayudarla a sudar.

Troceamos las acelgas cocidas y cuando la cebolla esté tierna las agregamos a la sartén hasta que cambie de color.

Volcamos los huevos batidos sobre el contenido de la sartén y mezclamos bien.

Cuando comience a cuajar la tortilla, le damos las vueltas que consideremos necesarias con la ayuda de una tapadera.

Se puede comer fría o caliente, aunque para mi gusto, lo suyo es comerla recién hecha.

domingo, 24 de abril de 2016

Migas con chorizo y huevo frito


Aunque, generalmente todo el pan que sobra en casa, se lo zampan las gallinas, el otro día se le antojo a la mujer comer migas y guardamos unos mendrugos sobrantes, poniendo a dieta a las inocentes gallinas.

Ingredientes (4 personas):

1 barra de pan duro (aprox)
1 cebolla
1 pimiento
½ l de leche
1 cabeza de ajos
4 huevos
2 chorizos de freír
Aceite de oliva
Curry
Sal

Preparación:

En primer lugar cortamos el pan a rebanadas finas (yo utilizo el corta fiambres), colocamos las rebanadas en un recipiente y volcamos la leche sobre ellas para que se impregnen bien.

Mientras pelamos y troceamos la cebolla en juliana, cortamos también en juliana el pimiento, colocando ambos ingredientes en una cazuela de barro grande (si no tenéis cazuela de barro también sirve una sartén),  con abundante aceite de oliva.

Cuando comiencen a estar tiernas las verduras, añadimos la cabeza de ajos desgranada, pero sin pelar (si os molestan las pieles podéis pelarlos, pero dan mejor sabor sin pelarlos) y le damos dos vueltas.

Añadimos el pan humedecido con la leche, y vamos friendo (si el tiempo lo permite a fuego muy lento), hasta que toda la leche se evapore y el pan vaya quedando suelto.

Colocamos en el plato donde serviremos a cada comensal.

Freímos los huevos y colocamos uno sobre cada plato.

Pelamos los chorizos y cortamos en cuatro partes longitudinales cada chorizo y les damos una vuelta en el aceite caliente de freír los huevos.

Colocamos dos trozos de chorizo junto a cada huevo frito.

Comer calentitas.

sábado, 23 de abril de 2016

Calabaza rellena de wakame, arroz y gambas


Hace algún tiempo, os publique una “ensalada de wakame”, en la cual os comenté que era un nuevo ingrediente que había entrado en mi cocina para quedarse.

En esa ocasión os presente estas algas en crudo, ahora os las presento cocinadas de una forma espectacular y deliciosa.


Ingredientes (2 personas):
1 calabaza pequeña
1 vasito de arroz
1 cucharada sopera colmada de wakame (algas secas)
1 pastilla de concentrado de carne
1 puñadito de gambas peladas
2 ajos
Aceite de oliva
Cúrcuma
Colorante alimentario (azafrán)

Preparación:

En primer lugar, cortamos en dos la calabaza y la cocemos al vapor, así nos aseguraremos de controlar perfectamente su grado de cocción y de que no se nos rompa su piel, puesto que esta será nuestro plato.

Mientras se nos cuece pondremos en remojo nuestras algas (wakame), para hidratarlas en un recipiente con agua.

También colocamos un poco de aceite de oliva en una cazuela y lo ponemos a calentar a fuego medio.

Mientras se nos calienta el aceite pelamos y troceamos la cebolla y los ajos, friéndolos en este aceite hasta que la cebolla esté tierna.

Cuando la cebolla esté tierna, añadimos las algas escurridas y le damos unas vueltas.

Agregamos dos vasos de agua (como el que utilizaremos para medir el arroz) y llevamos a ebullición.

Añadimos la pastilla de concentrado de carne (nos ha de quedar saladito, puesto que la calabaza es dulzona), la cúrcuma, el colorante alimentario, las gambas sin descongelar y el arroz.

Dejamos cocer a fuego lento, tapado, hasta que el arroz este tierno y este absorba toda el agua (si no está bastante tierno el arroz añadir medio vasito más de agua).

Una vez cocida la calabaza, con la ayuda de un saca bolas o una cucharilla, sacamos las semillas de la calabaza y rellenamos con el arroz.

Calentar unos 15-20 minutos a fuego medio antes de servir.

Se puede espolvorear con queso y gratinar, dependiendo del gusto del comensal.

viernes, 22 de abril de 2016

Ensalada liquida de remolacha, pepino y aguacate


Comienza la época de realizar ensaladas líquidas, un acompañante perfecto para cualquier plato.
Aunque ahora están de moda con novedad las ensaladas líquidas, no son nada nuevo, son simples sopas frías, como lo es el gazpacho y el salmorejo.

Ingredientes (para litro y medio):

1 remolacha cocida
1 aguacate
3 tomates maduros
½ cebolla (o una pequeñita)
2 pepinos pequeños
1 ajo grande
Aceite
Vinagre
Sal
Azúcar

Preparación:

Lavamos y troceamos los pepinos sin pelarlos (la piel también tiene vitaminas) y lo introducimos en un recipiente grande apto para contener sobradamente todos los ingredientes y poder triturarlo con la batidora.

Añadimos a este recipiente la remolacha, los tomates, la cebolla, el aguacate sin piel, ni semilla,  todos ellos troceados y el ajo descamisado (pelado).

Añadimos un generoso chorro de aceite de oliva, sal y vinagre y trituramos.

Probamos y regulamos el sabor, agregando aceite, sal y vinagre al gusto de nuestro paladar.

Si nos queda ácido, le añadimos un poquito de azúcar.

Para regular el espesor de la ensalada, le añadimos agua fría hasta que esta tenga la densidad deseada, tras poner el agua probamos y rectificamos, sabor con aceite, vinagre, sal y azúcar.

Servir bien frio en copas.

jueves, 21 de abril de 2016

Filete de merluza con judías verdes


Hoy os traigo una receta muy rara en mi cocina, un simple filete de pescado y unas judías verdes cocidas al vapor.
Generalmente suelo procurar enmascarar el sabor de la verdura y el pescado, pero por comer un día sano, no creo que malogre mi hermoso tripón cervecero.

Preparación (2 personas):

2 filetes de merluza congelados y sin piel
300 g de judías verdes
Aceite de oliva
Cúrcuma
Limón
Sal

Preparación:

Esta receta es fácil, rica y sencilla de realizar, os lo asegura un enemigo de la verdura y del pescado.

Para comenzar aceitamos un trozo de plástico de cocina (puede ser aluminio), colocamos en él uno de los filetes de merluza, previamente sazonado con sal y cúrcuma.

Envolvemos el filete y repetimos la operación con el filete restante.

Cortamos las puntas y troceamos las judías.

Colocamos las judías y los filetes envueltos y sazonados al vapor hasta que el pescado este tierno, que retiraremos, puesto que las judías tardaran un rato más en estar tiernas.

Una vez tiernas las judías, colocamos uno de los filetes de merluza, en el centro del plato donde serviremos y colocamos la mitad de las judías a su alrededor.

Repetimos la operación con el otro filete.

Regamos con abundante limón y que cada comensal se sazone a su gusto las judías con el salero.

Si se nos ha enfriado el pescado podemos darle un golpe de horno antes de servir, aunque si lo mantenemos envuelto el pescado aguanta mucho rato la temperatura.

miércoles, 20 de abril de 2016

Migas con huevos en espuma


En esta ocasión os presento la unión de la cocina tradicional unida a la cocina vanguardista, aprovechando las sobras de unas deliciosas migas.

Las migas son una comida rica, además de aprovechamiento, puesto que con ellas reciclamos ese pan duro que generalmente termina en la basura (en mi caso en el buche de las gallinas) y además es una comida consistente.

Pues como la mujer no me deja tirar nada (ni a las gallinas), sobraron migas el otro día, que las realice con huevo frito y en esta ocasión quise variarlas preparándolas con espuma de huevo.
Ingredientes (2 personas):

2 huevos en espuma (receta aquí)
1/2 barra de pan duro (aprox)
1 cebolla pequeña
1 pimiento italiano pequeño
1/4 l de leche
1/2 cabeza de ajos
Aceite de oliva

Preparación:

Aunque en esta receta ya estaban las migas hechas, os explico cómo las realice.

En primer lugar cortamos el pan a rebanadas finas (yo utilizo el corta fiambres), colocamos las rebanadas en un recipiente y volcamos la leche sobre ellas para que se impregnen bien.

Mientras pelamos y troceamos la cebolla en juliana, cortamos también en juliana el pimiento y colocamos ambos ingredientes en una cazuela de barro grande (si no tenéis cazuela de barro también sirve una sartén),  con abundante aceite de oliva.

Cuando comiencen a estar tiernas las verduras, añadimos la media cabeza de ajos desgranada, pero sin pelar (si os molestan las pieles podéis pelarlos, pero dan mejor sabor sin pelarlos) y le damos dos vueltas.

Añadimos el pan humedecido con la leche, y vamos friendo (si el tiempo lo permite a fuego muy lento), hasta que toda la leche se evapore y el pan vaya quedando suelto.

Colocamos en el plato donde serviremos a cada comensal.

Preparamos la espuma de huevos (yo la tenía preparada con antelación).

Las migas también las tenía preparadas, sobrantes de otra receta, por lo tanto lo único que realmente realice, fue colocar estas con los huevos en el centro, aceitarlas generosamente, para que no se sequen y colocarlas a 160º a partir de horno frío unos 20 minutos.

Ea, una comida de lujo, que sale casi gratis (además son sobras) y sin pegar un palo al agua.
Comer calentitas.

Receta de huevos en espuma:

martes, 19 de abril de 2016

Tarta de maiz con jamón y bechamel


Hoy os traigo una receta que tenía pendiente de experimentar hacía tiempo, además así aprovechaba una mazorca de maíz que sobro de una barbacoa que hicimos en casa que andaba dando vueltas por la nevera.

Aunque podemos utilizar masa comprada, en este caso preferí manchar la cocina y preparar como fondo una masa de pizza casera para montar esta tarrina cuadrada.

Ingredientes (4 personas):

Para la masa:
250 g de harina
12 g de levadura química
15 g de aceite de oliva
125 cl de agua templada
Sal
Para el relleno:
1 panocha de maíz asada
1 cebolla pequeña
1 pimiento
1 blíster de taquitos de jamón salado
3 ajos
2 cucharadas de sémola de maíz
Leche
Queso rallado
Orégano

Preparación:

Primero preparamos la masa, se puede hacer a mano, pero como soy muy vago (aunque después se han de limpiar cacharros), opte por hacer la masa en una amasadora eléctrica (hice doble cantidad y congele la mitad para una futura receta).

Tamizamos la harina y la sal con la ayuda de un colador para evitar que tenga grumos la masa.

Realizamos un agujero en el centro de la harina tamizada y colocamos el aceite, calentamos el agua hasta templarla en el microondas (sin que se caliente demasiado) y disolvemos en ella la levadura.

Añadimos el agua al centro de la masa, junto el aceite y amasamos hasta que nos quede la típica masa elástica de la pizza.

Dejamos reposar la masa 30-60 minutos.

Aceitamos un molde de silicona y forramos con la masa, previamente estirada.

Colocamos sobre la masa un papel de hornear y le ponemos peso (yo utilizo garbanzos secos que tengo reservados para las masas), para que no suba y adquiera la forma del molde.

Horneamos unos 30 minutos a 160º a partir de horno frío (o hasta que comience a tomar color la masa.

Mientras se nos hornea la masa, preparamos el relleno.

En una sartén con aceite de oliva, freímos los ajos fileteados, la cebolla y el pimiento cortados en juliana, podemos salar para ayudar a sudar las verduras aunque no olvidéis que el jamón ya le aportara sal y la masa también tiene sal.

Cuando las verduras están tiernas, agregamos el maíz desgranado y el jamón, dándole unas vueltas para que se caliente.

A continuación añadimos dos cucharadas soperas de sémola de maíz (maicena) y le damos unas vueltas.

Vamos añadiendo leche hasta formar una especie de bechamel fuerte.

Podemos añadir nuez moscada (yo no le puse), que a la salsa bechamel le da un estupendo sabor, aunque aumenta su toque salado.

Cuando esté a nuestro gusto el espesor de la bechamel, quitamos los garbanzos a nuestra masa y los sustituimos por nuestra bechamel.

Espolvoreamos con abundante orégano y queso rallado.

Horneamos unos 15 minutos más.

Si lo deseáis más doradito, podéis gratinas 5-10 minutos antes de servir.

Servir bien caliente, acompañada de una ensalada.

lunes, 18 de abril de 2016

Huevos fritos con acelgas


Como últimamente, las gallinas que tenemos están muy trabajadoras y además las acelgas nacen solas en casa, pues se me ocurrió realizar este montaje.

Ingredientes (2 personas):

4 huevos
2 matas de acelgas
1 blister de taquitos de jamón
100 g de tomate frito de lata
1 cebolla
1 pimiento
4 ajos
Aceite de oliva
Cúrcuma
Sal

Preparación:

Para realizar esta receta, en primer lugar, lavaremos bien las acelgas para eliminarles cualquier resto de tierra y aunque las podéis cocer en agua, yo preferí cocerlas al vapor, además así aproveche para cocer zanahorias para alguna otra receta, quizás una deliciosa “Mayonesa de zanahoria”.

Mientras se nos cuecen las verduras, colocamos una sartén al fuego con un generoso chorro de aceite de oliva.

Pelamos y troceamos en juliana una cebolla, los ajos y un pimiento italiano.

Salamos y freímos todo esto en el aceite de la sartén hasta que estén las verduras tiernas.

Cuando las verduras estén tiernas, añadimos las acelgas, previamente escurridas y troceadas.

Damos unas vueltas en la sartén a las acelgas, agregando el jamón, la cúrcuma y el tomate frito, dándole unas vueltas (agrego el jamón al final para que solo se caliente, si está muy hecho queda muy salado).

Repartimos todos los ingredientes en los recipientes donde serviremos.

En una sartén aparte con aceite de oliva, freímos los huevos y los vamos colocando sobre el revuelto de acelgas, salando los huevos.

Servir calentito.

Receta de mayonesa de zanahoria:

domingo, 17 de abril de 2016

Ensalada liquida de remolacha y tomate


Se acerca el buen tiempo y con él, las ensaladas líquidas (salad shakes), que sorprenden en cualquier mesa, tienen una estupenda presentación y es una estupenda forma de tomar nutrientes de forma espectacular y en crudo.

Ingredientes (4 personas):

1 remolacha cocida
2 tomates medianos maduros
Aceite
Vinagre
Pimienta negra molida
Sal
Azúcar
Hierbabuena fresca

Preparación:

A pesar de la espectacularidad de la presentación de esta receta, es muy sencilla de realizar.

En primer lugar troceamos la remolacha y la introducimos en el vaso de la batidora, o si preferimos mayor comodidad para trabajar, utilizaremos un recipiente más grande.

Pelamos los tomates, yo utilice un pelador de verduras, aunque si lo preferís podéis escaldarlos, o simplemente no pelarlos, se trocean y se unen a la remolacha.

Añadimos un generoso chorrito de aceite y trituramos.

Agregamos agua, hasta que la ensalada tenga el espesor de nuestro gusto.

Añadimos, vinagre, sal, azúcar y pimienta negra molida, probando varias veces, hasta obtener el sabor deseado.

Se decora con unas hojas de hierbabuena fresca.

Servir fría.

sábado, 16 de abril de 2016

Tortilla de patatas con quesitos


Este tortillon, lo he realizado para aprovechar dos claras, que me sobraron ayer de preparar una crema pastelera, además así aprovecho que la web “Cookpad” realiza el concurso “Las recetas de mama”, me he acordado que mi madre en ocasiones le ponía quesitos en porciones a la tortilla de patatas, he pensado que podía imitarla, aunque a ella no le salía mi típico quemadillo central, pero ese quemadillo es un clásico en mis tortillas gordas.

Ingredientes (6 personas):
6 huevos
2 claras de huevo (sobrantes de otra receta)
1 cebolla
1 patata gorda
4 quesitos en porciones (tipo El Caserío)
Sal
Aceite de oliva

Preparación:

Aunque mi madre solo utilizaba la sartén, como yo soy más comodón, he utilizado la freidora, para freír la cebolla y la patata.

Pelamos y cortamos en medias lunas finitas la cebolla y la freímos a baja temperatura en la freidora, hasta que este tierna, la escurrimos y reservamos.

Pelamos y troceamos a trocitos pequeños la patata, la freímos también a baja temperatura, en el aceite de la freidora, escurrimos y mezclamos con la cebolla.

Mientras se enfrían las verduras, batimos los seis huevos y las dos claras.

Quitamos el papel aluminio que recubre los quesitos y los añadimos al huevo batido enteros.

Añadimos también a los huevos batidos la cebolla y la patata, salando al gusto.

Mezclamos bien y dejamos reposar unos minutos, para que se impregnen bien del huevo todos los ingredientes.

Mientras calentamos aceite en una sartén y cuando empiece a humear volcamos los huevos con el queso y las verduras en ella.

Con la ayuda de una tapadera, le damos las vueltas que consideremos necesarias a la tortilla.
Esta deliciosa tanto fría, como caliente.

Web del concurso:

viernes, 15 de abril de 2016

Banderilla de fresas y champiñones en vinagre


Hace algún tiempo publique una receta muy rica de champiñones en vinagre, la cual copié vilmente del blog de “Julia y sus recetas”.

Realmente me gustó tanto la idea, que la he repetido varias veces y pocas veces suelo repetir receta en casa, pero en esta ocasión en lugar de colocarle el ajo y el perejil (que se puede colocar en el momento de servir, si se presenta como ensalada) he querido combinar el sabor del champiñón con el de unos fresones, puesto que a la fresa le sienta muy bien el vinagre.

Ingredientes (5 banderillas):

½ bandeja de champiñones fileteados (sobrante de otra receta)
4 fresones hermosos
5 patatas de maceta muy pequeñitas
5 pepinillos en vinagre
5 cebollas en vinagre
Aceite de oliva
Vinagre

Preparación:

En primer lugar lavamos bien los champiñones para evitarles que tengan tierra, aunque ya suelen venir lavados en las bandejas, mejor asegurarse.

Los dejamos secarse y los introducimos en un frasco.

Lavamos y fileteamos los fresones y los agregamos al frasco de los champiñones.
Llenamos el frasco hasta el borde de vinagre.

Dejamos macerar un mínimo de 24 horas en el frigorífico, dándole la vuelta al frasco cuando nos acordemos.

Pasado este tiempo, tiramos el vinagre y rellenamos el frasco, con aceite de oliva, dejamos durante otras 24 horas, también dejándolo en el frigorífico y girando el frasco, de cuando en cuando.

Pasado este tiempo, nos sobraran champiñones y fresas para otras recetas, cuando gastemos los champiñones y las fresas sobrantes, podemos aprovechar el aceite sobrante para aderezar ensaladas.

Solo nos resta cocer las patatas en un poco de agua y dejarlas enfriar.

Pelamos las cinco patatas y las partimos por la mitad (si son más grandes necesitaremos menos patatas y las cortaremos en mas trozos).

Ya solo nos resta montar las banderillas.

Insertamos un pepinillo en un palito (o palillo), media patata, una loncha de fresón, una loncha de champiñón, la otra media patata y por último la cebolla en vinagre.

Repetimos la operación hasta terminar los ingredientes.

Fuentes:
La receta que me dio la idea:
Como realizar champiñones en vinagre:

jueves, 14 de abril de 2016

Estofado de ternera picante con verduras


Hoy traigo una receta de lujo, cocinada en olla de barro, la verdad es que los guisos los tengo bastante abandonados y es algo riquísimo, relativamente barato, además de muy sano.

Ingredientes (4 personas):

500 g de carne de ternera
100 g de panceta en un trozo
3 patatas pequeñas
1 puñadito de cardo congelado
1 puñadito de corazones de alcachofas congeladas
1 zanahoria grande
1 lata pequeña de guisantes en conserva
1 pimienta de Cayena
Curry
Pimentón dulce
1 pastilla de concentrado de carne
1 cebolla
½ cabeza de ajos
Aceite de oliva
Sal

Preparación:

Para la realización de esta receta necesitaremos unas 3 horas, si no disponéis de ese tiempo os recomiendo la utilización de una olla exprés, que con menos de una hora, tendréis listo un guiso rico, eso sí, sí puedo elegir, me quedo con olla de barro a fuego lento y sin prisas, además así controlamos mejor la cocción de los ingredientes.

Colocamos un generoso chorro de aceite de oliva en el fondo de nuestra olla de barro (si no tenéis podéis realizar la receta igualmente en una olla normal e incluso en una cazuela de barro, a vuestro gusto).

Pelamos y troceamos en juliana la cebolla y la agregamos a nuestra olla de barro, con un poco de sal (sin pasarnos, que el concentrado de carne es básicamente sal), para ayudar a sudar la cebolla.

Añadimos los ajos desgranados, pero sin pelar (dan mejor gusto, pero si os molestan las pieles podéis pelarlos).

Cuando la cebolla comience a estar tierna, añadimos la carne cortada a cuadraditos y el tocino, dándole vueltas hasta que se dore.

Una vez dorada la carne cubrimos la carne con agua, bajamos el fuego, añadimos la pastilla de concentrado de carne, la pimienta de Cayena, el pimentón dulce y dejamos cocer lentamente hasta que la carne y el tocino comiencen a estar tiernos.

Cuando este tierna la carne, rectificamos la sazón del caldo y añadimos las patatas peladas y troceadas, la zanahoria pelada y cortada a rodajas, las alcachofas y los cardos.

Cuando todo esté tierno, apagamos el fuego y añadimos los guisantes de lata escurridos, tapamos y dejamos reposar 10 minutos.

Servir caliente.

miércoles, 13 de abril de 2016

Huevos escoceses con esparragos de maceta



En esta ocasión os traigo una receta que me sirve para consumir huevos y carne picada, la cual estaba de oferta el otro día en la carnicería.

La receta solo tiene el secreto de cocer los huevos con la yema líquida, pero si se nos cuaja, tampoco pasa nada, posteriormente una vez cocidos y pelados los huevos los cubrimos con carne picada, la cual posteriormente pasaremos por harina, huevo y pan rallado.

Preparación: (6 huevos):

9 huevos
500 g de carne picada de ternera
1 manojito de espárragos tiernos
Pan rallado con pimentón dulce (puede ser picante)
Perejil fresco
Harina
Curry
Sal
Vinagre
Aceite

Preparación:

Para realizar esta receta, coceremos en primer lugar los huevos.

Ponemos a hervir agua en una cazuela con sal y vinagre, cuando esta comience su ebullición, colocamos seis huevos durante seis minutos y medio y enfriamos estos en un recipiente con agua fría para detener su cocción.

Pelamos y lavamos los huevos para evitar cualquier resto de cascara.

Ahora troceamos los espárragos y los añadimos junto con un huevo crudo, sal y curry a la carne picada, mezclando bien todos los ingredientes.

Repartimos la carne picada en seis partes y con la ayuda del palo de amasar formamos con cada parte de carne picada una especie de filete con el cual envolvemos cada huevo duro.

Una vez envueltos los huevos con carne picada, ponemos a calentar aceite (yo utilice la freidora).

Batimos dos huevos en un cuenco, colocamos harina en otro cuenco y en un tercer cuenco mezclamos pimentón dulce (o picante) con pan rallado.

Solo nos resta pasar por harina, huevo y pan rallado nuestros huevos, siguiendo este orden.

Freímos en abundante aceite hasta que la carne esté dorada y dejamos escurrir el exceso de aceite.


Se suelen servir fríos, pero para mí gusto están más ricos templaditos.

martes, 12 de abril de 2016

El helicoptero finaciero


Hace unos días, las noticias económicas nos han sacado un nuevo término a los poco conocedores del mundo financiero, helicóptero financiero.

Explicado de forma comprensible, sería un helicóptero imaginario que arrojaría una saca llena de dinero, en nuestra casa y las de los demás, para aumentar la inflación.

Hasta aquí muy bonito ¿verdad? a todos nos iría muy bien que alguien nos regale un saquito lleno de billetes, pero realmente vamos a intentar comprender que es en realidad ese fabuloso helicóptero.

Según nos cuentan, en la web “Negocios” en su artículo “El BCE está en condiciones de dar 1.300 euros a cada español,” este helicóptero podría dejar una saca con 1.300 € a cada europeo de la CEE.

El BCE, se calcula que posee unos fondos de alrededor de 444.000.000 de euros, podría repartir estos fondos directamente a las familias para crear una burbuja inflacionista y aumentar el consumo.

Ciertamente, si cada persona recibe un cheque de 1.300 €, por una parte le serviría para desahogarse un poco financieramente, le permitiría comprar más cosas, lo cual tiraría de la economía, el problema reside que 1.300 € se evaporan con facilidad, especialmente, el dinero que cae del cielo, se suele volatilizar con mayor facilidad.

La idea del helicóptero financiero, no es una idea nueva, es una teoría creada en el año 1.969 por Milton Friedman, (premio Nobel de Economía del año 1.976), el cual nos presento su teoría hablando de un hipotético helicóptero, que lanzaría fajos en la puerta de cada casa con 10.000 dólares, así el pueblo se gastaría ese dinero y se impulsarían las economías postindustriales.

Pero resulta que la cuestión no es tan sencilla, en primer lugar 1.300 € no es una cantidad importante, que “supongo” que en muchos casos sería malgastada en caprichos, aunque momentáneamente, ese aumento de gasto potenciaría el consumo y reactivaría la maquinaria económica, pero “creo” que el efecto de este dinero pronto desaparecería.

Hace unos años, España también gastó los fondos de sus arcas, con la idea de crear empleo, aunque a diferencia de el helicóptero, España lo gasto en financiar proyectos de los ayuntamientos.

El problema económico “opino yo”, viene de la economía global, el índice de paro, la deslocalización de fábricas, los impuestos, las trabas legales y financieras para comenzar nuevos negocios, que las fábricas cada día necesitan menos mano de obra y producen una mayor cantidad de productos, etc.

Realmente, es necesaria una revolución económica, a nivel mundial, para que la economía ruede, es necesario que el pueblo tenga trabajo, que este trabajo no sea un sueldo de subsistencia, para lograr esto, sería necesario reducir las horas de trabajo, aumentar la productividad y solo cuando el pueblo tenga una fuente de ingresos estables y suficientes, las empresas podrán vender los productos que fabrican, visto así es muy sencillo, pero la cosa sigue siendo  compleja.

Para comenzar, muchas fábricas se han marchado a lugares lejanos, para fabricar con sueldos más bajos, menos controles por parte de la legislación del país donde se ha establecido, con ello la empresa maximiza sus resultados económicos.

Ahora estas fábricas tienen sus productos, fabricados a bajo coste en un apartado lugar, solo se trata de transportar esos productos y retornarlos a nuestro país, para continuar vendiéndolos en él, con unos grandes márgenes de beneficio.

Esto es correcto, aunque desleal con la competencia, cuando son pocas las fabricas que se han trasladado para abaratar costes, pero poco a poco van subiéndose más empresas a este carro, en nuestro país cada día se necesita menos mano de obra, los trabajadores no tienen ingresos, al no tener ingresos estos trabajadores no compran estos productos, que cuando eran fabricados aquí antes si podían comprar.

Entonces… si la empresa deslocalizada, no se despierta y coloca esos productos en otro lugar acabara perdiéndolo todo, puesto que en su país de origen no hay dinero para comprar sus productos.

Creo que este será el nuevo problema que tarde o temprano nos traerá la globalización, si los políticos, bancos y empresas no encuentran el camino correcto para solucionar el problema.

Pero sabéis una cosa, los políticos se agarran a su sillón, los bancos a sus comisiones y las empresas solo intentan ganar más dinero que el año anterior.

¿Quién le pone el cascabel al gato?


Fuente: