Cosas de Jorge

viernes, 11 de noviembre de 2016

Turron casero


Gracias al blog “Mi horno de leña,” me he decidido a realizar un postre, fácil, riquísimo y poco habitual en los hogares, una auténtico turrón casero, me refiero a su receta “Turron de yema tostada”.

La verdad es, que la mayoría de nosotros estamos acostumbrados a comprar el turrón en el supermercado, y a comerlo solo en navidades, aunque en algunos supermercados hace semanas que ya están puestos los turrones y los polvorones…

Pero viendo esta fácil receta, merece la pena arriesgarse y hacer el nuestro propio, cuando nosotros queramos.

Aunque casi es tontería que os coloque mi versión, puesto que la he realizado casi con los mismos ingredientes, así “opino que los menos expertos podrán observar que las cantidades no son críticas, aunque la verdad, de postres, poco se.

Receta original:
http://hornodelena.blogspot.com.es/2014/09/receta-turron-de-yema-tostada.html


Ingredientes (1 tableta potente, digamos de doble tamaño que las comerciales):

250 g de almendras molidas
3 huevos (nos sobraran dos de sus claras que las podremos usar en otra receta)
200 g de azúcar glass
2 cucharadas soperas de azúcar normal

Preparación:

Como podéis comprobar los ingredientes son mínimos, básicamente es mezclarlos todos y hornear, pero los más temerosos de las satenes, os recomiendo que veáis el vídeo de la receta original, para que comprobéis lo fácil que es hacer esta receta y de paso podéis suscribiros a sus videos, los que lo consideréis interesante.

En primer lugar encendemos el horno a 180º, para que se nos vaya precalentando.

En segundo lugar, en un recipiente lo suficientemente grande como para mezclar con comodidad todos los ingredientes, mezclamos la almendra molida y el azúcar glass.

Una vez mezcladas las almendras y el azúcar, añadimos un huevo y las yemas de otros dos, desechando dos de sus claras.

Mezclamos la mezcla anterior con los huevos muy bien, para que se integren todos los ingredientes.
Solo nos falta colocar un papel de horno en un molde rectangular para desmoldar con facilidad.

Introducimos en el horno y en mi horno de juguete hornee durante unos 25 minutos, vosotros ir vigilándolo en tandas de unos 10  minutos hasta veáis que se os solidifica.

Una vez sólido espolvoreáis por encima las dos cucharadas de azúcar y quemáis con el soplete de cocina, si no tenéis soplete de cocina, podéis gratinarlo hasta que tome color el azúcar.

No olvidéis el consejo de la receta original, donde nos recomiendan mojar con agua la cuchara o la lengua (yo use una lengua), para que no se nos pegue la masa a ella y poder alisarla con comodidad.