Cosas de Jorge

domingo, 27 de noviembre de 2016

Asmodeus


Asmodeus, es el nombre que recibe un demonio, el cual aparece en el Libro de Tobias.

El Libro de Tobias o Libro de Tobit, aparece en el canon católico, aunque no forma parte del Antiguo Testamento protestante, ni judío.

Asmodeus, también es mencionado en el Talmud (obra que recoge las tradiciones rabínicas sobre leyes judías, tradiciones, costumbres, narraciones, dichos, parábolas…).

Según la Cábala y la escuela Rashba, Asmodeus es un Cambión nacido de la unión de Agrat Bat Mahlat, un súcubo y el Rey David.

El origen de Asmodeus lo encontramos en la religión mazdeísta (zoroastrismo), de los persas.

Asmodeus llega al judaísmo probablemente en el siglo VI antes de Cristo, cuando los judíos estaban dominados por los persas, para en el siglo II llegar al cristianismo.

El Libro de Tobías, nos cuenta que Asmodeus se enamora de Sarah, hija de Raquel, matando al marido de Sarah durante la noche de bodas, cada vez que esta contrae matrimonio, llegando a matar Asmodeus a siete hombres en su noche de bodas.

Posteriormente Sarah  se promete a un joven llamado Tobías, que era hijo de Tobit, este recibe ayuda del arcángel Rafael para librarse de Asmodeus.

Tobías según las instrucciones del arcángel Rafael, arranca el corazón, los riñones y el hígado a un pez, colocando estos sobre las brasas, al no poder soportal el olor Asmodeus los vapores que desprendían, huye a Egipto donde es encadenado por Rafael.

El Talmud nos presenta a Asmodeus como un ser menos maligno, en el Libro de Tobías, en el Talmud, se nos cuentan leyendas sobre su trato con el rey Salomón.

Una de estas leyendas nos cuenta que Salomón logró atrapar a Asmodeus obligándolo a construir el Templo de Jerusalén.

Otra de estas leyendas nos cuenta que Salomón y Asmodeus se intercambiaron durante varios años.

También existe otra leyenda que nos cuenta que Asmodeus es el rey de todos los demonios, similar al concepto de Satán de los cristianos y que también fue amante de Lilith, tras esta abandonar a Adán.

Asmodeus y Samael son nombres que también se asignan a Lucifer posteriormente a tentar a Eva con el fruto prohibido, el cual tras su caída se emparejo con Lilith, engendrando miles de demonios.
También se le atribuye a Asmodeus la paternidad del mago Merlín.

Perter Binsfeld en el año 1.589 clasifico los demonios en referencia a los siete pecados capitales siendo Lucifer (el orgullo), Mammon (la codicia), Asmodeus (la lujuria), Leviatán (la envidia), Belcebú (la gula), Satanás (la ira) y Belphegor (la pereza).



Fuentes: