Cosas de Jorge

martes, 1 de noviembre de 2016

Arquimedes


Aunque no soy adicto a las biografías, hay personas que destacan o destacaron en otras épocas, recordar las maravillas que realizaron los demás, es bueno para aprender de ellos, como también es importante recordar las fechorías, que muchos personajes “importantes”, han realizado para saber lo que no tenemos que consentir ni realizar nosotros.

Realmente, me he decidido a escribir este artículo, al saber cómo se las ingenio Arquímedes, para destruir toda una flota romana sin cañones, ni flechas… a pesar de flipar por la idea de Arquímedes, personalmente soy anti bélico, por lo tanto todo lo que tenga que ver con guerras o armas, es algo que generalmente no me interesa.

En este caso me ha gustado la idea, pero que le pregunten a los romanos que opinaban cuando sus barcos ardían, sin ellos saber el motivo…

Pero antes de entrar en el tema, conozcamos a Arquímedes, que la verdad, la mayoría de nosotros tenemos mucho que aprender de él, por no decir todos.

Parece mentira que alguien que nació en el puerto marítimo de Siracusa (Sicilia) en el año 287 antes de Cristo, muriendo el año 212 antes de Cristo (asesinado por un soldado romano durante el sitio de Siracusa), fuera un señor tan inteligente, gran matemático, físico, ingeniero, inventor y astrónomo, que vivió durante 75 años.

Arquímedes, es ese señor, que fue capaz de explicar los principios de la palanca, en física destacan sus ideas sobre la hidrostática y la estática.

Diseño armas de asedio,  el tornillo de Arquímedes, un tornillo muy utilizado en la actualidad para la elevación de pienso, harina, agua, cereales, material excavado, etc, etc.

Este tornillo consiste en un tornillo sin fin, el cual gira en un cilindro hueco, esta situado sobre un plano inclinado, con la misión de elevar cuerpos o fluidos situados por debajo del eje de giro a una altura superior.

Arquímedes también diseño máquinas capaces de sacar los barcos enemigos del agua, e incluso incendiarlos “a distancia”, tema sobre el cual os escribiré mas adelante.

Como también decíamos antes fue un estupendo matemático, entre otras cosas dio una aproximación muy precisa de la famoso numero pi, 3,1415…. (más conocido como 3,1416, por el redondeo matemático), definió la espiral que lleva su nombre, fórmulas para los volúmenes de las superficies en revolución, un ingenioso sistema para representar números muy largos…

Se cree, aunque sobre Arquímedes sabemos poco sobre su biografía, se desconoce hasta si llego a casarse, o tuvo hijos, suponemos que estudió en Alejandría (Egipto).

Pero bueno, ya que de la historia personal de Arquímedes bien poco sabemos, disfrutaremos conociendo sus inventos.

Una conocida anécdota, es la de “La corona dorada”, donde se cuenta que Hierón II hizo fabricar una corona triunfal, como Hierón II desconfiaba de la honestidad del orfebre, quería saber si su corona era maciza o le habían agregado plata, por ello le pidió a Arquímedes que había descubierto con determinar el volumen de un objeto irregular averiguase si la corona era de oro, o tenia algún otro compuesto.

Según cuentan, al meterse Arquímedes en la bañera, vio que aumentaba el volumen del agua, saliendo por la calle, desnudo de la emoción  y gritando Eureka.

Utilizando ese principió (el aumento del volumen del agua al meter otro cuerpo en su interior) algunos afirman que descubrió como averiguar si la corona era de oro macizo o no.

Realmente, se piensa que la realidad fue otra la que utilizo para realizar este estudio, se cree que Arquímedes aplicó su principio sobre hidrostática, conocido como el principio de Arquímedes, explicado en su tratado sobre los cuerpos flotantes.

Utilizando este principio, seria muy fácil comparar el peso y la masa de la corona.

El principio dice así:

“Todo cuerpo sumergido en un líquido experimenta un empuje de abajo a arriba igual al peso del líquido desalojado”

Hierón II encargó a Arquímedes el diseño de un gran barco, el Siracusia, este barco fue construido por Arquias de Corinto, bajo la supervisión de Arquímedes, este gran barco debía servir tanto para realizar viajes de lujo, como para el transporte de cargas, e incluso, como barco de guerra.

Una vez construido fue rebautizado como Alejandría, ya que su destino fue un regalo para el rey egipcio, Ptolomeo III.

Este gran barco era capaz de transportar 600 personas, tenía jardines, gimnasio, templo…

También se supone que Arquímedes invento su famoso tornillo de Arquímedes para extraer el agua de la sentina (espacio situado en la parte mas baja de las salas de maquinas de los barcos, donde van a parar todos los líquidos que pudiera perder el barco).

Otro de los inventos curiosos de Arquímedes, fue la garra de Arquímedes, además de inventar ingenios tales como catapultas, escorpiones y grúas, inventó una especie de grúa gigante que cuando se acercaban los barcos enemigos bajaba su gancho, enganchando la proa del barco, levantando este, introduciendo la popa en el mar, dejando inservible la nave.

Ahora vamos con su invento culpable de haber dedicado este espacio al señor Arquímedes… “El rayo de calor de Arquímedes”.

Realmente, no se sabe si la historia es verídica o no, pero desde luego, interesante si lo es.

Según cuenta la tradición (no la historia), durante el largo asedio de los romanos a Siracusa, cuentan que Arquímedes invento un sistema de espejos, los cuales concentraban la luz solar con la intención (a modo de lupa), de incendiar los barcos agresores.

Para liaros un poco mas con esta historia, os comentare que en el año 1.973 un científico griego llamado Sakkas, realizo un experimento para probar el rayo de calor de Arquímedes, donde utilizó 70 espesos cubiertos por una capa de bronce, los enfoco con precisión a una maqueta de barco de guerra romano, situado a unos 50 metros de distancia, la maqueta se incendió a los pocos segundos…

Cabe destacar también que la maqueta estaba pintada con una capa de betún… lo que seguramente influyó en el resultado de la prueba.

Año 2.005, un grupo de estudiantes del Instituto Tecnológico de Massachusetts, experimentaron con 127 espejos de 30 cm de lado, enfocándolos a una maqueta de madera de un barco situada a 30 metros, consiguieron incendiar el barco manteniéndolo inmóvil durante unos 10 minutos.

Año 2.006, el mismo grupo de estudiantes repite el experimento, para el programa de televisión “MythGusters” (Cazadores de Mitos), usando un barco de pesca como blanco, en la ciudad de San Francisco, donde se produjo carbonización de la madera, mas alguna llama, por lo que cuando se emitió el programa de MythGusters, afirmaron que el experimento demostraba el fracaso del Rayo de Arquímedes y que además a esas distancias habrían sido mas útiles flechas en llamas o catapultas.
Aunque Arquímedes no inventó la palanca, si que dio la primera explicación que nos cuenta su funcionamiento.

También Arquímedes diseño un sistema de polipasto que utilizaba el principio de la palanca.
Aunque menos conocido por ello, también realizo importantes contribuciones a las matemáticas, tema en el que no nos introduciremos.