Cosas de Jorge

lunes, 17 de octubre de 2016

Pollo frito con papas arrugas


Hoy os traigo un simple pollo frito acompañado de papas arrugas y un tomatito, aderezado con escamas de sal negra y mojo picón verde.

Ingredientes (2 personas):

½ pollo troceado
3 patatas medianas
1 tomate grandecito
1 bote de mojo picón verde (se vende en supermercados rojo o verde)
Agua de mar (sirve agua añadiéndole sal generosamente)
Escamas de sal negra

Preparación:

En primer lugar, prepararemos nuestras papas arrugas.

Lavamos muy bien las patatas (procurando que sean todas de similar tamaño) y colocamos agua salada en una cazuela (siendo agua de mar también le agregue un puñadito más de sal), casi hasta que estén cubiertas las patatas.

Cocemos las patatas con la olla destapada, hasta que estén tiernas (unos 20 minutos), las escurrimos y las ponemos de nuevo en la cazuela al fuego, removiéndolas constantemente durante un par de minutos hasta que se sequen completamente y se arruguen las patatas.

Mientras se nos enfrían un poco, colocamos el pollo troceado en la freidora a baja temperatura, para que se cocine bien por dentro, cuando el pollo esté tierno, subimos la temperatura del aceite para darle un estupendo color dorado.

Mientras troceamos un tomate y lo colocamos en crudo en el plato donde serviremos.

Cortamos las patatas en dos mitades, sin pelarlas, con un cuchillo de zigzag (realmente las patatas arrugas se cortan con la mano, partiéndolas en dos).

Colocamos las patatas junto al tomate y añadimos el pollo una vez frito y escurrido el aceite sobrante.

Aceitamos el tomate con aceite de oliva y decoramos con escamas de sal negra.

El mojo picón verde (o rojo, el que más os guste) lo colocáis en una salsera para que cada comensal se sirva a su gusto.