Cosas de Jorge

sábado, 15 de octubre de 2016

Mitraismo II


En el año 2.014 publique un artículo sobre el mitraismo, hoy os publico la segunda parte.

El mitraísmo, fue la religión que practicaban los romanos, antes de adoptar el cristianismo, aunque comenzaremos por saber quién es Mitra.

Franz Cumont, escritor belga, afirma que los orígenes de Mitra provienen de Irán (antigua Persia), siendo una divinidad indoiraniana.

Mitra es un dios solar de Persia, el cual fue posteriormente adorado en la India y más tarde por los romanos.

El origen de Mitra se remonta al II milenio antes de Cristo, su nombre aparece por primera vez escrito en un tratado  entre los hititas y los mitani alrededor del año 1.400 antes de Cristo.

Mitra también fue Dios en la India en dos periodos:

-Durante el periodo védico, fue un importante dios solar, desde el II milenio antes de Cristo, hasta el siglo VI antes de Cristo.

-En el periodo hinduista, Mitra se convierte en un dios secundario desde el siglo V antes de Cristo, hasta la actualidad.

Se cree que los legionarios, que sirvieron a Roma en las fronteras orientales del Imperio, fueron los introductores del mitraísmo en Roma.

Alrededor del año 62, es adoptado Mitra por los romanos, agregándole características no persas, expandiéndose rápidamente por todo el Imperio romano.

En el Imperio romano, el mitraísmo era una religión mistérica, organizada en sociedades secretas, exclusivamente masculinas.

El mitraísmo fue muy popular en ambientes militares, su práctica obligaba a la honestidad, pureza y coraje de sus fieles.

El culto al dios Mitra, era realizado en unos templos denominados mitreos, en sus inicios eran simples cuevas naturales, posteriormente se construyeron construcciones artificiales imitando las cuevas, siendo oscuras, sin ventanas y con capacidad limitada generalmente no más de 30 o 40 personas.

El mitreo típico, consta de una antecámara, la cueva o spelaeum (de forma rectangular, decorada con pinturas y dos largas banquetas situadas junto las paredes para los banquetes sagrados) y el santuario, (lugar en el cual está situado el altar, con la imagen de Mitra dando muerte al toro, esta imagen puede ser una pintura, un bajo relieve o una estatua).

Prácticamente no existen textos sobre el mitraísmo, por lo cual casi solo podemos conocer esta religión por las imágenes sagradas encontradas en los mitreos.

El dios Mitra nació cerca de un manantial sagrado, bajo un árbol sagrado, de una roca (petra generatix), el cual al nacer, llevaba consigo el gorro frigio, una antorcha y un cuchillo, al nacer fue adorado por unos pastores, bebió agua del manantial sagrado, cortó el fruto del árbol sagrado y con las hojas de dicho árbol confeccionó su ropa.

Mitra encontró un toro pastando en las montañas, agarrándolo por los cuernos montó en él, durante el galope el toro desmontó a Mitra, el cual se aferro a sus cuernos hasta que el toro quedo agotado, en ese momento Mitra cargó el toro sobre sus hombros y lo llevo vivo a su cueva.

Al llegar Mitra a la cueva, un cuervo que le había enviado el Sol, le avisa que ha de realizar un sacrificio, a causa de lo cual mata al toro con su chuchillo.

De la columna vertebral del toro nace trigo, su sangre se convierte en vino, el semen del toro, que es recogido por la luna, engendró animales útiles para el hombre, llegando el perro que se alimento del trigo, el escorpión que se agarro a los testículos del toro con sus pinzas y la serpiente.

Los únicos escritos que nos cuentan los rituales mitraicos, son los textos de los Padres de la Iglesia, opositores al mitraísmo.

Las mujeres eran excluidas de los rituales de Mitra, los hombres no tenían edad mínima para ser admitidos.

La lengua utilizada en los rituales era la griega (con alguna fórmula persa), posteriormente se fue introduciendo el latín.

El principal rito de la religión mitraica, era un banquete ritual (con similitudes a la eucaristía del cristianismo), siendo ofrecido pan y agua (según Justino), aunque en investigaciones arqueológicas posteriores parece ser que los alimentos del banquete eran pan y vino (como en el cristianismo).

Durante las comidas se sacrificaba un toro, aunque también se sacrificaban otros animales.

El mitraísmo, practicaba el bautismo de sus fieles, con la sangre de un toro (taurobolium).

Tertuliano (Quinto Septimio Florente Tertuliano), pastor y escritor eclesiástico, nos describe el rito de iniciación del Soldado (Miles), donde el iniciado es bautizado probablemente por inmersión, era marcado con un hierro candente y se le colocaba una corona en la cabeza, debiendo proclamar que Mitra era su corona.

Después los iniciados debían asistir a una muerte simulada ritual, siendo el oficiante un pater.

A finales del siglo III, se produce un sincretismo entre el mitraísmo y unos cultos solares de procedencia oriental, dando forma a una nueva religión Sol Invictus, la cual estableció como oficial el emperador Aureliano en el año 274, conviviendo esta religión con el mitraismo.

En el año 391, la práctica del mitraísmo, fue declarada ilegal por el emperador Teodosio, convirtiendo el cristianismo en la única religión oficial.

El mitraísmo, aun sobrevivió hasta el siglo V en algunas regiones de los Alpes y algunas regiones orientales del Imperio Romano, tuvo un importante papel en el desarrollo del maniqueísmo, religión que compitió con el cristianismo.

El día 25 de diciembre se conmemoraba el nacimiento de Mitra (el mismo día que se festeja el nacimiento de Cristo).

Fuentes: