Cosas de Jorge

sábado, 10 de septiembre de 2016

Samaritanos


Los samaritanos son un grupo étnico y religioso, descendiente de las Doce Tribus de Israel, su idioma es el árabe o el hebreo moderno, para sus ceremonias religiosas utilizan el hebreo o arameo samaritano.

La tradición nos dice que los samaritanos descienden de los hijos de José, Manasés y Efraím.
El texto más preciado por los samaritanos es el Pentauteco y el Memar Marqah, siendo ambos la base teológica más antigua de la tradición samaritana.

Los samaritanos no reconocen la tradición oral del Talmud, ni el libro de los Profetas, tampoco reconocen el libro de los Escritos puesto que solo se guían de los cinco libros de la Torá, utilizando un código (Hillukh) para aplicar la Torá a la vida social.

Los samaritanos son educados por los rabinos (Cohanim), como parte del pueblo hebreo, pero no como parte del pueblo judío.

El año 1.954, Yitzhak Ben-Zvi presidente israelí, simpatizante de los samaritanos, funda la comunidad samaritana para las familias samaritanas repartidas por Tel Aviv-Yafo y Ramat Gan.

Actualmente, aun existe el pueblo samaritano, en el año 2.012 restaban 750 samaritanos, divididos en el Monte Gerizim y Jolón, cerca de Tel Aviv, habitando un barrio fundado en el año 1.954, denominado Nevé-Pinjás, en la ciudad de Nablus, a los pies del monte Gerizim.

La tradición samaritana, afirma que sólo Yahveh es Dios y nadie es como él, el profeta elegido por Dios es Moisés, los samaritanos son los guardianes de la Ley dada por Dios a Moisés, la casa de Dios es el monte Gerizim, lugar elegido por Dios para su santuario, con la venida del Ta’eb, restaurador de todas las cosas, comenzara la época de venganza y recompensa, restaurándose el santuario del monte Gerizim, destruyéndose a los malos y premiando a los justos.

Los samaritanos, realizaban sacrificios en el monte Gerizim, durante el Pesaj (festividad judía que conmemora la liberación del pueblo hebreo de la esclavitud de Egipto), puesto que según el Pentateuteco Samaritano este es el monte sagrado.

Las Crónicas Samaritanas nos cuentan que Elí, Sumo Sacerdote de Israel (1.107 antes de Cristo a 1.067 antes de Cristo), decidió trasladarse a Silo para construir un santuario que rivalizara con el santuario de Gerizim, puesto que los mismos judíos reconocían que en Gerizim había demasiada corrupción, hecho que causo la separación de los judíos.

Las tribus del norte en el año 926 antes de Cristo de rebelaron contra Roboam (hijo de Salomón).

A causa de la rebelión de los samaritanos contra Roboam, nace el Reino de Israel al norte, cuya capital fue Siquem, actual Nablús y al sur surge el Reino de Judá, siendo su capital Jerusalén.

El rey de Israel (Omri), traslada la capital a Samaria.

Los asirios, conquistan las 10 tribus de Israel en el año 740 antes de Cristo, según la Biblia el pueblo marchó al exilio, pero realmente solo se exilio la élite intelectual, reemplazándolos por gente foránea dándoles formación religiosa parecida a la judía.

El pueblo samaritano a pesar de aceptar la Torá, era despreciado por el pueblo judío.

Alrededor del año 722 antes de Cristo los asirios invaden Israel.

Durante el año 587 antes de Cristo, los babilonios conquistan el Reino de Judá incluida Jerusalén, su capital, destruyendo el Primer Templo y llevando a los judíos como esclavos a Babilonia.

En el año 539 antes de Cristo, Ciro II el Grande conquista Babilonia, permitiendo a los judíos regresar a su tierra.

Al regresar los judíos a su tierra, comienzan a restaurar su religión y la construcción del Segundo Templo, construcción a la cual desean unirse los samaritanos, pero los judíos no se lo permiten por considerarlos impuros.

A causa de este rechazo los samaritanos deciden construir su propio templo en Gerizim, que para los samaritanos, es el autentico monte sagrado.

En el año 128 antes de Cristo, el monarca judío Juan Hircano (hijo de Simón Macabeo), destruye el templo de Gerizim.

Fuentes: