Cosas de Jorge

lunes, 5 de septiembre de 2016

Melon con pajitas y Grand Marnier


Aunque en varias ocasiones os he presentado esta espectacular receta, basada en una receta de melón chileno, en esta ocasión he querido prepararla nuevamente para terminar un culo de botella de un delicioso licor, Gran Marnier, puede ser sustituido por cualquier licor de naranja.

Ingredientes (2 personas):

1 melón pequeño
4 cucharadas de azúcar
2 chupitos de Gran Marnier

Preparación:

La preparación de este “digámosle” postre es bien sencilla, a pesar de su espectacular presentación, la cual es ideal para tomar en pareja, aprovechando la fresca, en una noche de verano.

Este postre suelo hacerlo individual, con melones de Galia, más pequeños, pero esta ocasión compre el melón de la foto, pues nos zamparemos el melón la mujer y yo, aunque me temo que sobrara para otro día.

Cortamos una rodaja finita de la piel de uno de los extremos del melón, para poder acceder a su interior con la ayuda de un saca bolas y la reservamos para posteriormente tapar el melón.

Colocamos la carne del melón en el vaso de la batidora y desechamos sus semillas (si tenéis paciencia podéis colocarlas al sol, esperar que se sequen y comerlas como si fueran pipas de girasol, pero yo opte por dárselas a las gallinas a cambio de sus huevos).

Añadimos el azúcar, a la carne del melón (recordad que fría esta menos dulce) y trituramos.

Volcamos la crema obtenida en el interior del melón y terminamos de rellenarlo con el Grand Marnier.

En la rodaja de piel de melón que hemos reservado con anterioridad, practicamos un agujero con la ayuda de un saca corazones de manzanas, para posteriormente introducir las pajitas.

Se guarda en la nevera y se sirve lo más frio posible.