Cosas de Jorge

viernes, 23 de septiembre de 2016

Leptina


Hace unos días que han pasado las navidades y con ellas los excesos en la mesa.

Muchos hemos adquirido algún kilillo extra estos días, además de los que ya llevábamos a cuestas.

Al parecer existe una nueva forma de perder peso, dentro de la multitud que existen.

Estamos refiriéndonos a una hormona que fue descubierta en 1.994 por un Grupo de Genética Molecular de la Universidad de Rockefeller de Nueva York.

En 2.010 fueron galardonados Douglas Coleman (Laboratorio Jackson) y Jeffrey Friedman (Universidad de Rockefeller), por identificar y aislar la leptina con el premio Lasker.

La leptina consiste en una hormona que regula el apetito y el peso corporal.

Esta hormona, la leptina, genera información al hipotálamo, el cuál reacciona controlando el apetito y el gasto energético.

La leptina está producida por las células grasas del organismo y regula de forma natural la ingesta de alimentos, a mas células grasas poseamos mas leptina generaremos y mas se reducirá el apetito.

Si adelgazamos demasiado, se produce el mecanismo inverso, menos células grasas generan menos leptina, por lo cual el hipotálamo nos dice que tenemos que ingerir alimentos.

La leptina contenida en la leche materna (según el doctor Andreu Palou), desencadena un importante papel en la lactancia  para proteger a los bebes de la obesidad.

Entonces… sabiendo que la leptina regula el apetito podemos decir que hemos encontrado la piedra filosofal para regular la obesidad…

Ciertamente, al principio, muchas investigaciones se basaron en la leptina para tratar de controlar la obesidad, pero se descubrió que el problema de la obesidad no consiste en la falta de leptina, el problema consiste en la resistencia del hipotálamo a sus efectos.

También se ha descubierto que la leptina está íntimamente relacionada a la proteína C-reactiva (PCR), la cual puede bloquear la información que genera la leptina en el hipotálamo.

De momento, según las investigaciones del doctor Andreu Polou, la obesidad se podría regular aportando leptina a las leches infantiles de sustitución a la leche materna que no la contienen en la actualidad.

En la actualidad Andreu Palou lidera un grupo de investigación sobre las leches maternas de sustitución en la empresa Alimentómica.

Pero para regular la obesidad ya adquirida, aún tendremos que esperar saber más sobre la leptina y la PCR.