Cosas de Jorge

martes, 27 de septiembre de 2016

Falsas vieiras de mejillones y gambas


En ocasiones suelo comprar vieiras congeladas y generalmente me guardo las conchas para futuras recetas.
En esta ocasión he utilizado de recipiente las conchas de las vieiras, para realizar esta receta.

Ingredientes (2 personas):

1 kg de mejillones (solo necesitaremos 12 mejillones)
2 puñaditos de gambas peladas congeladas
½ cebolla
2 ajos
1 cucharada sopera de sémola de maíz (Maicena)
½ litro de lambrusco (sirve otro tipo de vino)
2 hojas de laurel
Leche
Caldo de cocer los mejillones
Nuez moscada
1 cucharada de mantequilla
Sal
Pan rallado de ajo y perejil
Queso rallado
Cebollino picado

Preparación:

Para la realización de esta receta he optado por comprar una bolsita de kilo de mejillones, que estaban muy bien de precio y cocerlos con Lambrusco, también utilizaremos parte del caldo de la cocción para realizar la bechamel, con la cual cubriremos nuestro mejillones.

Solo utilizaremos 3 mejillones por cada concha de vieira, pero por el mismo trabajo, cocemos el kilo entero y para futuras recetas, simplemente con rociar de limón los que nos sobren, serán un aperitivo perfecto.

Comenzamos por lavar y quitar las barbas a los mejillones, colocándolos en una cazuela con el vino y dos hojas de laurel.

Dejamos cocer a fuego bajo, tapados, hasta que comiencen a abrirse, cuando comiencen a abrirse apagamos el fuego y los dejamos terminar de abrirse con el calor residual.

Mientras se nos terminan de abrir y de paso se enfrían, comenzamos a preparar la bechamel.

Colocamos a fuego bajo una generosa cucharada de mantequilla en una sartén, pelamos y troceamos los ajos, también cortamos en juliana media cebolla agregando los ajos y la cebolla a la mantequilla con un poco de sal (sin abusar que los mejillones ya tienen su punto de sal).

Cuando la cebolla comience a estar tierna, agregamos las gambas peladas sin descongelar y las dejamos hacerse junto la cebolla y los ajos.

Añadimos la sémola de maíz (puede ser harina normal), le damos unas vueltas, añadimos nuez moscada y vamos agregando caldo de la cocción de los mejillones (previamente colado) hasta que la bechamel comience a estar a nuestro gusto.

Antes de terminar le añadimos un chorrito de leche para que nos quede blanca la bechamel y removemos hasta que espese.

Repartimos la bechamel sobre las conchas de vieira y colocamos sobre cada concha 3 mejillones cocidos.

Cubrimos abundantemente de pan rallado y cubrimos de queso.

Gratinamos unos 15 minutos a partir de horno frío.