Cosas de Jorge

jueves, 15 de septiembre de 2016

Energia


En España empezamos a cansarnos del progresivo aumento del precio de la energía, como “imagino” que en el resto del mundo.

Si no basta con el alto precio de la energía, alguien invento que el petróleo se termina y que es fósil, cosa que parece ser que es mentira, cuentan que según un físico químico ruso Mendeliev (1834-1907) aseguro que el origen del petróleo no es orgánico, sino inorgánico.

Al estado, vistiéndose de ecologista, se le ocurrió subvencionar la energía solar, como muchos empezaron a desarrollar huertos solares, ahora las subvenciones le salen muy caras al estado.

Cuando se empezó a hablar sobre el biodiesel y sus subvenciones, algunas empresas empezaron a fabricarlo, provocando el encarecimiento de las gramíneas que utilizaban, impidiendo la posibilidad de poder adquirir estos productos para alimentarse a países del tercer mundo.

La electricidad, cada día más cara, pero la única energía “relativamente” barata, la nuclear, sus centrales en construcción fueron suspendidas, así como la posibilidad de construir nuevas, se permitió mantener en funcionamiento las antiguas, esperando su progresivo cierre.

Ciertamente las centrales nucleares son peligrosas, pero opino que necesarias, también existen dos tipos de energía nuclear, de fisión y de fusión (una de ellas no es radiactiva).
Las energías eólicas, son unas energías limpias, eso sí (llegan los “ecologistas” y nos hablan de contaminación visual).

Se ha potenciado mucho la instalación de paneles solares, ¿por qué no se potencia la instalación de pequeños aerogeneradores comunitarios o unifamiliares?

¿Por qué no hay una competencia real entre las eléctricas?

¿Por qué no hay competencia entre las petroleras?

Hablamos de energías limpias, pero el estado obliga comprar carbón español (subvencionado), para unas centrales que básicamente o están a servicios mínimos o simplemente funcionan con gas, por lo cual el carbón lo almacenan en sus almacenes.
Ahora nos hablan del coche eléctrico como algo maravilloso y limpio… pregunto yo…

¿Las baterías enormes de un coche eléctrico no son contaminantes, caras y con una vida limitada?

Nos cuentan también que el coche de hidrógeno no es factible porque es peligroso… vuelvo a preguntarme yo…

¿La gasolina del depósito de nuestros coches no es peligrosa?

En cambio vuelvo a preguntarme cosas… curiosamente cuando nos venden un coche diesel (que también es peligroso), no nos venden, que es mucho más seguro que uno de gasolina, ya que la gasolina arde mucho más fácilmente que el diesel.

Como la energía no es suficientemente cara por sí sola, los diferentes estados ya saben encarecerla friéndola a impuestos.