Cosas de Jorge

lunes, 29 de agosto de 2016

Pastel vasco adulterado


En esta ocasión os presento una receta de La Nevera Celiaca, concretamente me llamó la atención su “Tarta vasca de arroz”, la cual me he permitido destrozársela con esta variante.

Me llamó la atención al ver que consistía en una especie de flan de arroz sobre hojaldre, por lo cual me decidí a experimentarla, eso sí a mi modo.

Además mi mujer, Silvia, es Deusto (Bilbao) y además no sé qué hacer con los huevos de mis gallinas que en esta época están demasiado trabajadoras y además tenía almendras molidas sobrantes de realizar unos “Panellets de piñones”, similares a los que os enlazo.

Fuente:
Receta de panellets:

Ingredientes (4 personas):

1 lámina de hojaldre congelada
½ l de leche entera
4 huevos
100 g de mantequilla
125 g de margarina
125 g de almendras molidas
125 g de azúcar
Mix de semillas variadas para decorar
Nueces garrapiñadas (también para decorar)
Aceite de girasol en spray

Preparación:

La realización de esta receta es bastante simple.

En primer lugar descongelamos la lámina de hojaldre y la estiramos, para darle la forma de nuestro molde, en esta ocasión utilice de molde la bandeja del horno (la que utilizo yo tiene aproximadamente la mitad de un horno normal, mi horno es de bolsillo).

Colocamos una lámina de silicona (o papel de horno) sobre la bandeja y aceitamos con aceite de girasol en spray (o con un pincel).

Sobre la lámina de silicona colocamos nuestro hojaldre estirado y del tamaño de la bandeja, formando una especie de cajita, levantando un poco las paredes como podéis ver en la fotografía.

Cubrimos con otra lámina de silicona o papel de hornear y rellenamos con garbanzos (tengo medio kilo de garbanzos de utilizo para evitar que suba la masa, cuando se enfrían se guardan y para la próxima vez) e introducimos en el horno a 160º unos 30 minutos a partir de horno frío, calor arriba y abajo, comprobamos el grado de tostado y valoramos si le ponemos unos minutos más, no olvidéis de después volveremos a hornear.

Dejamos enfriar y retiramos los garbanzos, guardándolos para una próxima ocasión, cuidado que los garbanzos tardan en perder el calor.

Mientras se nos enfrían los garbanzos, preparamos la crema con la que cubriremos el hojaldre.

Calentamos un poco la mantequilla en el microondas para poder mezclarla con facilidad.
Volcamos la mantequilla en un recipiente apto para la batidora, añadimos los huevos, el azúcar, las almendras molidas y la leche, mezclando bien todos los ingredientes con la ayuda de la batidora.

Volcamos sobre la lámina de hojaldre y decoramos con las semillas y las nueces.

Horneamos a 180º durante 30 minutos, o hasta que veamos que se nos cuaja la crema.

Pinchamos con el palo de una brocheta para probar si esta la crema cuajada interiormente.

Dejamos enfriar y conservamos en el frigorífico hasta el momento de servir.