Cosas de Jorge

lunes, 16 de mayo de 2016

Cuscus con alitas de pollo


Aunque el cuscús (sémola de trigo), no es un ingrediente habitual en mi cocina (se puede sustituir por arroz cocido), es bueno experimentar nuevos ingredientes y sabores.

El resultado de la receta fue muy agradable, además así cambiamos las habituales patatas fritas (que están muy ricas), para acompañar unas simples alitas de pollo fritas.

Ingredientes (2 personas):

Cuscús (la cantidad que cabe dentro de ½ vaso de agua)
10 alitas de pollo
8 tomates cherrys
1 cucharada sopera de guisantes de lata
1 blister de taquitos de jamón salado
Salsa de soja
Curry
Aceite de oliva
Aceite de ortigas (receta)
Sal

Preparación:

Separamos las alitas de pollo por sus articulaciones, desechamos la articulación de la punta, si la poseen, convirtiendo en veinte alitas nuestras diez alitas iniciales.

Colocamos nuestras alitas en la freidora, a baja temperatura para que se frían interiormente, a última hora podemos subir la temperatura para darle un bonito color tostado.


Cuando el agua entre en ebullición introducimos en ella el cuscús y dejamos cocer a fuego muy bajo unos 10-15 minutos tapado (hasta que el agua sea absorbida por el cuscús).

Añadimos los guisantes y el jamón al cuscús y removemos para mezclar todos los ingredientes.

Aceitamos un arito de emplatar (cuadrado en mi caso), y lo rellenamos con el cuscús, retiramos el aro de emplatar cuadrado con cuidado y decoramos con aceite de ortigas y unos tomatitos cherrys partidos en dos.

Colocamos cinco trocitos de alita de pollo en cada plato.

Servir calentito.

Nota:
Aquí tenéis la receta para realizar un aceite de ortigas casero