Cosas de Jorge

sábado, 5 de marzo de 2016

La Mussara III


En el día de hoy, viajaremos a pueblecito fantasma cercano al lugar donde yo resido, está situado tan sólo a unos 50 kilómetros, este será el tercer artículo sobre dicho pueblo, pero es una cuenta pendiente que tengo desde que escribí el segundo artículo.

Se trata de un paraje, situado en la Sierra de Puigpelat (Montañas de Prades), a una altitud de 990 metros, que sin necesidad de tener misterios merece la pena visitar, puesto que está rodeado de preciosas vistas, la Sierra del Montsant y las Montañas de Prades, pero si a esto le unimos los misterios lo convertimos en un lugar de obligada visita.

Si queréis cotillear los artículos anteriores, a continuación os coloco ambos enlaces:



El pueblo abandonado desde los años 50, al cual me refiero, se llama La Mussara, pertenece a la comarca tarraconense del Baix Camp, a sus habitantes se les conocía como ranas, a causa de un pequeño embalse natural que se formaba cuando llovía.

En el año 1.959 fue abandonado el pueblo por su último habitante.

La Mussara, desde el día 10 de enero del año 1.960, dejó de ser pueblo, pasando a pertenecer a la población vecina de Vilaplana.

En el pueblo solo restan 8 edificios, en mal estado de conservación, el edificio que mejor se conserva es la iglesia de Sant Salvador.

El pueblo suele estar rodeado de una fría y densa niebla, aunque según cuentan, los fenómenos más  extraños suelen ocurrir durante la noche.

A pesar de ser un pueblo abandonado, poco antes de llegar a él podemos encontrar el “Refugio de la Mussara”, además la plaza donde está la iglesia de Sant Salvador, suele estar llena de vehículos aparcados, puesto que recibe muchas visitas de curiosos.

Aun se conserva la imagen de la Mare de Deu del Patrocini, aunque esta se conserva en el Museo Salvador Vilaseca de Reus, esta tallada en piedra policromada y esta datada en los siglos XIV-XV.

La Mussara está rodeada de leyendas, las cuales podéis leer en los enlaces de mis anteriores artículos, pero hoy quiero centrarme en la “Villa del Seis.”

Los misterios de La Mussara, parten del asentamiento de un campamento militar sarraceno (árabe), al ser un lugar privilegiado para ser utilizado para observar todo el Camp de Tarragona.

Los sarracenos, trajeron la magia y los Djinn del desierto (diablos de la mitología musulmana), estos seres al ser invocados aprovechando la fuerza telúrica (conjunto de energías que emanan de la tierra), fueron los que crearon la puerta de entrada a la Villa del Seis.

Según cuentan, en la Villa del Seis habitan los Djinn, estando está en una dimensión paralela y siendo considerada la antesala de los infiernos.

Se cuenta, que a pocos metros del pueblo existe una masía, junto la cual existe una gran piedra, la cual no se debe pisar, alrededor de dicha piedra se encuentra escondida una puerta dimensional que nos puede trasladar a la Villa del Seis.

¿Realidad o ficción?

Es fácil comprobarlo, se realiza un visita al pueblo, y si os atrevéis dais una vueltas alrededor de la gran piedra, a ver si encontráis la puerta dimensional, seguramente no ocurra nada, pero ¿y si la encontráis?