Cosas de Jorge

sábado, 2 de mayo de 2015

Seasteading


El termino seasteading, el cual es la contracción del término mar (sea) y colonización (homesteading), fue comenzado a utilizar por Neumeyer, Ken en el año 1.981, en su libro Sailing the Farm y en el año 1.998, por Wayne Gramlich, en su artículo Seasteading Homesteading on the High Seas.

El seasteading, consiste en la creación de viviendas permanentes en el mar, fuera de los territorios reclamados por los diversos gobiernos, estas viviendas se denominan seasteads.

La mayoría de seasteads, son buques de crucero modificados, plataformas marinas readaptadas, e islas flotantes construidas a medida.

Hasta el momento, no existe ningún estado creado en alta mar, reconocido, como estado soberano.

Existe el Principado de Sealand, que es una micronación, construida en el año 1.967, por la familia Bates, en una plataforma marina abandonada, en las proximidades de Suffolk (Inglaterra).

También existen grandes barcos en alta mar denominados ciudades flotantes y pequeñas islas flotantes.

La posibilidad de crear estos micro estados, es debido que según la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar, fuera de las 200 millas náuticas (370 kilómetros), que los países pueden reclamar como propias, el resto del mar solo está sujeta a las leyes de la bandera del barco que lo navega.

Otra organización que utiliza el seasteading, es Women on Waves, dedicada a realizar abortos.
También el seasteading, se utiliza para la creación de emisoras de radio piratas, como Radio Caroline, que emite desde los años 60.

El día 15 de abril del año 2.008, Wayne Gramlich y Patri Friedman, fundan el Seasteading Institute, con la misión de facilitar la creación de comunidades  en plataformas flotantes marítimas en aguas internacionales.

Se espera que Simon and Schuster, durante este año (2.015), publiquen el libro Seasteading: Cómo naciones flotantes cambiará el mundo.

En la actualidad el Seasteading Institute, anda en negociaciones con algunos países para combinar los principios de Seasteading y ciudades de inicio, para crear una ciudad flotante dentro de las aguas territoriales de algún país, por ser menos costosa la creación de esta ciudad flotante, para los ingenieros, en aguas menos profundas que en mar abierto.

En un principio, me seduce personalmente mucho la idea del seasteading, aunque más la versión de alta mar, un pequeño país, con pocas leyes, leyes que todos conozcamos, no como las leyes que actualmente tenemos, leyes que ni los abogados se las saben, estas leyes nos cuentan que son por nuestra seguridad, pero de obligado cumplimiento, aunque las desconozcamos.

Pregunto yo… ¿Cómo se pueden obedecer unas leyes que desconocemos?

La justicia es igual para todos, pero… también depende del dinero que tengas para pagar a un equipo de abogados que se estruje las neuronas para buscar la ley adecuada que más te beneficia.

Hasta aquí el seasteading parece el paraíso prometido, pero también puede ser simplemente un maravilloso negocio para el creador de ese micro país en aguas de nadie.

Ahora que el lector, lea, investigue y juzgue.

Fuentes: