Cosas de Jorge

miércoles, 11 de febrero de 2015

Flan de zanahoria y cebolla



El otro día, en la web “Facilisimo” conocí la receta del blog “Deliciosa Gula,” en su receta “Flan de zanahorias con salsa Mornay,” la cual me llamo la atención y de paso que tenía unas zanahorias cocidas sobrantes de otra receta, pues como siempre me decidí a destrozar su receta, aunque la verdad, es que del resultado de mi experimento, no me puedo quejar.

Ingredientes (6 flanes):

4 zanahorias (previamente peladas y cocidas)
1 cebolla
3 huevos
200 cl de leche
125 cl de nata (de la de montar que es más cremosa)
Pan rallado de algas (no es necesario que tenga algas, pero es el que tenía)
Nuez moscada
Aceite de oliva
Sal

Acompañamiento:

8 tostadas
4  medios panecillos tostados de pipas
Sobrasada
Mermelada de tomate
Mermelada de cebolla


Preparación:

En primer lugar, pelamos y cortamos en juliana la cebolla.

En una cazuela (donde posteriormente trituraremos todos los ingredientes) colocamos un generoso chorrito de aceite, la cebolla, la salamos para ayudarla a sudar y la freímos a fuego medio.

Mientras se nos fríe la cebolla, troceamos la zanahoria y cuando la cebolla esté tierna la agregamos a la zanahoria, dándole unas vueltas para que se mezclen los sabores.

Retiramos del fuego, dejando enfriar un poco.

Añadimos la leche y la nata, añadimos sal y nuez moscada al gusto.

Introducimos los tres huevos crudos (sin las cascaras) y trituramos con la batidora.

Ya solo nos resta repartir esa crema en seis moldes de silicona, previamente espolvoreados con el pan rallado.

Envolvemos muy bien en plástico de cocina los moldes.

Introducimos en el microondas, a media potencia, dos tandas de 3-4 minutos, depende mucho de la potencia del microondas.

Pasada esas dos tandas si lo vemos cuajadito, le damos la vuelta y le damos unos 2-3 minutos más a media potencia.

Dejamos enfriar un poco y desmoldamos.

Para el acompañamiento, unte unas rebanaditas, que venden ya tostadas, con sobrasada.

Después sobre tostadas de pan de pipas, unte dos con mermelada de tomate.

Otras dos tostadas de pipas, las unte con mermelada de cebolla.

Todos estos acompañamientos son opcionales, al gusto de quien se decida a degustar este suave y rico flan.

Se pueden sustituir por unos simples tomates cortados a taquitos con sal, aceite y vinagre, por ejemplo.