Cosas de Jorge

lunes, 8 de diciembre de 2014

Tortillitas de judias verdes y cebolla


En esta ocasión os traigo una receta, simple, curiosa y espectacular.
Realmente la receta no es más que una simple tortilla de cebolla y judías verdes, realizada al microondas y usando un simple molde, pero si el comensal no lo sabe, alucina.

Ingredientes (2 personas):

5 huevos
1 cebolla
100 g de judías verdes congeladas
½ pastilla de concentrado de carne
2 tomates
6 aceitunas gordales rellenas de pepino
Sal
Aceite

Preparación:

Lo realmente importante de esta receta es la realización de la tortilla, todo lo demás es opcional y podéis sustituirlo por lo que deseéis.

Si no tenemos huevos cocidos en la nevera coceremos uno (si cocéis varios, os cuesta lo mismo y los tenéis para futuras recetas) durante unos 15 minutos en agua hirviendo con una poca sal.

Pelamos y cortamos en juliana la cebolla.

En una sartén amplia con un poco de aceite, freímos la cebolla hasta que este transparente.

Añadimos a la sartén las judías verdes, les damos unas vueltas, junto a la cebolla y cubrimos de agua.

Cocemos las judías junto con la cebolla y la media pastilla de concentrado de carne hasta que las judías estén tiernas y se nos evapore el agua (si nos queda una poquita tampoco pasa nada).

Batimos los cuatro huevos restantes y cuando se nos enfríen las judías, junto con la cebolla, las añadimos al huevo batido y las distribuimos en seis moldes de silicona, previamente pintados con aceite para después poder desmoldar con facilidad.

Envolvemos bien los moldes con plástico de cocina, e introducimos unos 5 minutos al microondas a máxima potencia.

Damos la vuelta a los moldes y le damos unos 4 minutos más, con cuidado que queman bastante.

Si vemos que están poco cuajadas nuestras tortillitas, les damos un poco más de tiempo.

Dejamos enfriar un poco, para no quemarnos y montamos el plato.

Colocamos 3 nuestras tortillitas por comensal, un tomate cortado a daditos, medio huevo duro y las gordales rellenas de pepino.

Salamos y rociamos con abundante aceite de oliva.

Queda rico tanto con las tortillitas calientes como frías.