Cosas de Jorge

viernes, 5 de diciembre de 2014

RQ-180 de la Northrop Grumman



Actualmente están de moda los aviones no tripulados.

Una de sus utilidades son, espiar otras naciones, en esta ocasión os presento un secreto de estado, un gigantesco avión no tripulado, fabricado por la Northrop Grumman, para el servicio de los Estados Unidos.

Al parecer el RQ 180, consiste en la continuación de un proyecto cancelado en el año 2.005, el Air Systems Joint Unmanned Combat, también conocido como  J-UCAS.

El Unmanned Combat Joint Air Systems (J-UCAS), consistió en un proyecto compartido entre la Marina de los Estados Unidos y las Fuerzas Aéreas de los Estados Unidos, para la creación de un vehículo aéreo de combate no tripulado.

En un principio este proyecto estaba formado por el Boeing X-45 y el Northrop Grumman X-47, proyecto que se dio por terminado en el año 2.006 dando lugar a un nuevo proyecto para la fabricación de un bombardero estratégico de largo alcance el UCAS-D.

El sucesor del UCAS-D, fue el Grumman RQ-180, no fue conocido hasta que la publicación Aviación Week & Space Tecnología, en su artículo de portada, del día 9 de diciembre del año 2.013, nos lo muestra.

El RQ-180, consiste en un vehículo aéreo no tripulado, siendo este una plataforma de armas, dedicado al reconocimiento o acciones de penetración en el espacio aéreo enemigo, donde se supone que posee un recubrimiento en su fuselaje para evitar la detección por parte del enemigo.

El RQ-180 de la Northrop Grumman, fue seleccionado descartando los diseños de Boeing y de Lockheed (RQ-170 Sentinel), gracias a su experiencia con el diseño del X-47B o la tecnología utilizada en su B-2 Spirit.

Se cree que el RQ-180 posee un diseño parecido al X-47B, pero con una envergadura de unos 40 metros.

Al parecer posee sensores de radio-frecuencia, radar activo AESA y medidas de vigilancia pasiva, también se cree que podría efectuar ataques electrónicos.

En la web “Taringa”, se afirma que el RQ-180 está volando actualmente con grandes avances en su eficiencia, tanto en el diseño de su aerodinámica, como en su sigilo en el vuelo y se espera su puesta en funcionamiento, para la Fuerza Aérea de los Estados Unidos, en el año 2.015.

El RQ-180 ha sido financiado mediante los presupuestos clasificados de la Fuerza Aérea.