Cosas de Jorge

viernes, 7 de noviembre de 2014

Tarta de longanizas


En esta ocasión os traigo una receta robada de un estupendo blog, fácil y relativamente rápida de realizar, aunque le hice algunas unas modificaciones, quedó de muerte.

Os recomiendo que visitéis el blog de la receta original, tiene muy buenas ideas, se trata del blog “La cocina de Virtu” y la receta robada es su estupendo “Pastel salchichas y verduras al microondas”, que la verdad os recomiendo experimentar, con su versión, la mía… o la vuestra.

Ingredientes (4 personas):

1 metro de longaniza gruesa con pimienta
250 g de mezcla de verduras y setas chinas (zanahoria, brotes de bambu, tirabeques, brotes de judía mungo, castaña de agua, puerro, seta oreja de judas, seta mameko) o las verduras mezcladas que tengáis perdidas en vuestro congelador.
4 huevos
250 ml de nata para montar
Sal
Pimienta
Jengibre
Aceite de oliva

Preparación:

Esta receta es facilísima de realizar, además de alucinante para los no acostumbrados a cocinar en el microondas.

En primer lugar cocemos las verduras, si tenéis la oportunidad de comprar un mix de verduras chinas congeladas, os lo recomiendo para esta receta, para degustar otros sabores, pero nos sirve una bolsa de ensaladilla, menestra o similar.

Cortamos las longaniza en tres o cuatro trozos, la pinchamos con el tenedor y la doramos un poco en la sartén con un poco de aceite.

Podemos dar unas vueltas a las verduras escurridas junto con las longanizas, así se mezclaran mejor los sabores, aunque no es necesario.

En un molde apto para el microondas colocamos un papel de hornear o lo engrasamos con aceite.

Colocamos en el fondo la mitad de las verduras.

Sobre las verduras colocamos las longanizas.

Cubrimos las longanizas con el resto de las verduras.

Batimos los cuatro huevos, le añadimos el jengibre, la pimienta, la sal y la nata.

Volvemos a batir para que se integre bien toda la mezcla.

Volcamos sobre las verduras y las longanizas, toda la mezcla.

Introducimos en el microondas en tandas de 10 minutos.

En mi microondas, que es de muy poca potencia, necesite dos tandas de 10 minutos y una de 5, hasta que quedo cuajada la tarta.

Queda deliciosa tanto fría como caliente.

También tenéis la opción de preparar con las sobras (si las hay), unos ricos bocadillos, previamente untados de tomate y horneados unos 10-15 minutos a partir de horno frio.

¿Os imagináis el pan crujiente, calentito y jugoso por el tomate, con esta rica tarta en su interior?