Cosas de Jorge

lunes, 10 de noviembre de 2014

Sardinas borrachas



En esta ocasión os traigo la adulteración de una receta del blog “Las recetas de Be” en concreto una denominada “Sardinas al vino”.

Sinceramente, al ver la receta y pensar que hacía tiempo que no comíamos sardinas en casa, me dieron ganas de probar esta receta.

Ingredientes (2 personas):

½ kg de sardinas bien grandes
½ l. de vino blanco
1 zanahoria
1 cebolla
1 pimiento
Sal gruesa
Aceite de oliva

Preparación:

La preparación de estas sardinas es muy simple, el único secreto que tienen es la maceración.

En lugar de complicarme la vida como Belén quitando escamas, tripas y cabezas, he optado por adquirir unas sardinas gigantes y ponerlas en maceración tal cual nos las venden, el fuego se encargara de eliminar las escamas y las tripas le darán jugosidad.

Primero buscamos un recipiente donde introducir las sardinas y las verduras para la maceración.

Pelamos y troceamos la cebolla.

También troceamos el pimiento y la zanahoria.

Introducimos cebolla, pimiento y zanahoria en el recipiente que hemos preparado con anterioridad para la maceración.

Sobre las verduras colocamos las sardinas.

Cubrimos las sardinas de vino blanco (en mi caso fino), salamos abundantemente con sal gruesa.

Tapamos herméticamente y reservamos en el frigorífico durante toda la noche.

Ya solo nos resta encender el fuego de leña (si no tenéis posibilidad habrá que conformarse con una sartén).

Se colocan las sardinas en la parrilla y se colocan al fuego cuando baje la llama y solo queden brasas.

A cada vuelta que les demos, regamos las sardinas abundantemente de aceite.

Conforme se van cocinando las retiramos a una bandeja.


Comer calentitas acompañadas de una generosa ensalada.