Cosas de Jorge

lunes, 17 de noviembre de 2014

Chupitos de mango



En esta ocasión os traigo un postre espectacular y a la vez delicioso, versionado de la web “Petitchef” aportado por MACUMANI en su receta “Chupitos de mango”.

Aunque el mango, solo pelado (estando maduro) y troceadito, está delicioso por sí mismo, de esta forma además variamos su sabor, combinando lo dulce (mango), lo agrio (yogurt) y lo amargo (mermelada de naranja amarga), toda una explosión de sabores, dentro de una misma cucharada.

Ingredientes (2 personas):

1 mango maduro
2 yogures naturales no azucarados
2 cucharadas soperas de mermelada de naranjas amargas
3 cerezas confitadas
Chocolate en escamas
Azúcar glasé   (también sirve el azúcar normal, de hecho creo que le habría quedado mejor, me gusta saborear sus granitos)

Preparación:

A pesar de lo espectacular de la presentación, esta receta es sencillísima y seguro que os sale bien, aunque cambiéis las cantidades e ingredientes, ajustándola a vuestro paladar y existencias en la nevera, os resultara una presentación espectacular y un sabor adaptado a vuestro gusto.

En primer lugar, pelamos y troceamos el mango (o la fruta que tengáis demasiado madura), lo introducimos en el vaso de la batidora y trituramos.

Ahora buscamos dos vasos o copas transparentes (para que se vean las diferentes capas de ingredientes).

Yo opte por dos vasos de whisky.

En el fondo colocamos una generosa cucharada sopera de mermelada de naranja amarga (si no tenemos, o no nos gusta la naranja amarga, podemos sustituirla por cualquier otra mermelada que le guste a nuestro paladar).

Sobre la mermelada colocamos yogurt sin azúcar (si lo preferís con azúcar o de frutas, pues a vuestro gusto).

Sobre el yogurt colocamos el mango triturado (si en lugar de mango le ponéis cualquier otra fruta tampoco pasa nada).

Ahora partimos por la mitad las tres cerezas confitadas y colocamos tres mitades de ellas en cada vaso.

Espolvoreamos generosamente con azúcar glasé.

Sobre el azúcar, colocamos escamas de chocolate, a nuestro gusto.


Guardamos en frigorífico hasta la hora de servir.