Cosas de Jorge

domingo, 17 de agosto de 2014

Tortilla de patatas y plátano


En esta ocasión os traigo una receta espectacular de presentación, aunque me ha quedado más fea de lo esperado… pero de rico sabor.


Esta es la tercera y última receta para el concurso, tampoco quiero llenar el concurso con recetas mías, ya he presentado una de patatas, una de plátanos (esta, seguro que es la ganadora, del último puesto, pero es como salió y así se queda) y la que os presento hoy donde unimos el plátano y la patata, son dos ingredientes que para mi gusto no terminan de pegar juntos, pero la tortilla admite casi todo y la verdad, el sabor mas que apetecible en caliente, en frío no lo he catado, pero quedan sobras, por lo cual probablemente lo cate en frío o quizás meta las sobras en un bocadillo y al horno con pan calentito… veremos.


Ingredientes (3-4 personas):


½ cebolla
1 patata grandecita
1 plátano
6 huevos
1 generoso chorro de aceite de oliva
Sal

Preparación:

La preparación de esta receta es muy simple, además de ser una muy buena opción para hacer tortillas con formas, de manera rápida y manchando poco.

Aunque no se obtiene el mismo sabor que con una tortilla tradicional, hecha en su sartén, dándole vueltas, el sabor es más que aceptable y obtenemos la ventaja que poder hacer una tortilla con la forma del molde que deseemos.

No es necesario ponerle aceite, pero como en la habitual tortilla de patatas que tiene aceite, las tortillas al microondas quedan resecas, si les colocamos un generoso chorrito de aceite resultan mucho más jugosas y con un gusto mucho más parecido a las realizadas con sartén.

Después de todas estas aclaraciones  empecemos…

Cortamos la ½ cebolla en láminas y la freímos hasta que este blandita.

Pelamos, lavamos y cortamos las patatas (yo las corté en láminas finas, como las patatas chips, con ayuda del cortafiambres, pero si preferís a taquitos, igual queda mejor).

Freímos también las patatas, sin hacerlas mucho, puesto que son para tortilla.

Pelamos y cortamos en láminas el plátano.

En un recipiente suficientemente grande para introducir todos los ingredientes, batimos los seis huevos con una poca de sal.

Una vez batidos, añadimos a la mezcla un generoso chorro de aceite de oliva.

Añadimos a la mezcla la cebolla frita.

Añadimos también las patatas fritas.

Por último introducimos el plátano fileteado (si lo ponéis a taquitos, tampoco pasa nada).

Removemos todo con un poco de cuidado para no destrozar las patatas, ni el plátano, pero si se rompen un poco tampoco pasa nada.

Volcamos todo el contenido en un molde (pintado con aceite, para ayudar a su desmoldaje).
Lo envolvemos bien con plástico de cocina (sin pincharlo).

Introducimos 5 minutos en el microondas, a máxima potencia.

Comprobamos su estado y si esta sólida, le damos la vuelta al molde (poniéndolo del revés) y conectamos de nuevo el microondas unos 3 minutos.


Vemos su estado de cocción, puesto que los tiempos de los microondas son muy relativos, dejamos enfriar un poquito y desmoldamos.