Cosas de Jorge

sábado, 2 de agosto de 2014

Evola


Aunque las noticias polémicas o actuales no suelen ser mi estilo, en esta ocasión sí que he considerado interesante escribir sobre este virus, que desgraciadamente está haciendo correr ríos de tinta, pero muchos escuchamos hablar de ébola y realmente no sabemos que es.

Cuando terribles enfermedades contagiosas de toda la vida están prácticamente erradicadas, especialmente en el mundo rico, últimamente están apareciendo toda una serie de enfermedades raras que difícilmente sabemos de dónde salen.

Quien no ha escuchado hablar del SIDA, del mal de las VACAS LOCAS, de la GRIPE DEL POLLO… ciertamente tanto los virus, como las bacterias van evolucionando como todas las especies para lograr su supervivencia, pero realmente me parece muy rara la aparición de todas estas enfermedades, pero dejemos mis opiniones a un lado y centrémonos en conocer el virus del ébola.

Los inicios del ébola provienen de la República Democrática del Congo, por el Congo pasa un río, el río Ébola, donde se identifico este virus en el año 1.976 durante una epidemia.

Realmente el virus del ébola pertenece a la familia Filoviridae (que suele infectar a los primates) del genero Filovirus, el cual se relaciona con el virus de Malburgo.

El virus de Malburgo, aislado en el año 1.967, tras una epidemia de fiebre hemorrágica entre el personal de un laboratorio alemán, dedicado a cultivos celulares que estaban trabajando con simios verdes ugandeses.

En esta epidemia de virus de Malburgo, enfermaron 27 personas, de las cuales 7 perecieron.

En el año 1.975, en la ciudad de Johannesburgo (Sudáfrica) se hospitalizo un australiano de 20 años afectado del virus de Malburgo, enfermo también una muchacha de 20 años que le acompañaba y la enfermera que cuidaba a ambos, el hombre murió a los cuatro días de ser ingresado, las dos mujeres respondieron al tratamiento, sobreviviendo.

8 de enero de 1.980, un francés de 56 años, Charles Monet, visito la cueva Kitum, situada en el Monte Elgon (Kenia), donde era muy frecuente la visita de especies que pudiesen llevar el virus de Malburgo, siete días después falleció Charles, así como nueve días después, el médico que trato a Charles, también enfermo consiguiendo sobrevivir.

Seguimos en Kenia, el 13 de agosto del año 1.987, un chico danés de 15 años, es ingresado, se cree que podría estar infectado del virus de Malburgo, fallece 11 días después, curiosamente también visitó la cueva Kitum.

En la República Dominicana del Congo entre los años 1.998 y 2.000, nace una epidemia en la que 154 personas enfermaron, de las cuales 128 perecieron, la mayor parte de los casos procedían de la mina de oro de Durba.

En Angola, entre los años 2.004 y 2.005, se sufrió también un brote del virus de Marburgo, en la provincia de Uíge, donde se notificaron 374 infecciones, la cuales produjeron la muerte de 329 personas.

En Uganda, entre junio y agosto del año 2.007, también enfermaron por el virus de Marburgo, 3 mineros de Kamwenge, de los cuales falleció un minero.

Julio del año 2.008 una turista holandesa, visita cuevas de murciélagos en Uganda, cuatro días después de regresar a los Países Bajos, fallece.

Tras conocer el virus de Marburgo, por su similitud con el virus del ébola y saber que los inicios proceden de un laboratorio que estudiaba los riñones de unos simios, pasamos a conocer el virus del ébola.

El virus del ébola, que fue identificado en el año 1.976, causa una fiebre viral hemorrágica, por lo cual es altamente contagioso y afecta tanto a personas como animales.

Este virus, el ébola, es transmitido por contacto con los líquidos corporales, sangre, saliva, sudor, orina o vómitos.

Su periodo de incubación oscila entre 2 y 21 días, aunque lo normal es que sea incubado entre los 5 y los 12 días.

Se cree que el virus proviene de los murciélagos frugívoros (murciélagos que dependen de la visión y el olfato para encontrar su comida, generalmente fruta y son muy beneficiosos por la dispersión de las semillas de la fruta que consumen).

Los síntomas del virus del ébola son fiebre alta, postración (abatimiento), mialgia (dolor muscular), artralgias (dolor en las articulaciones), dolor abdominal y cefalea (dolor de cabeza).

Alrededor de siete días después, aparece una erupción en el cuerpo generalmente hemorrágica.

Estas hemorragias generalmente provocan que el paciente sangre tanto por la boca como por el recto.

La tasa de mortalidad puede llegar a alcanzar al 90% de los pacientes, pereciendo estos por shock hipovolémico (shock que se desarrolla cuando el corazón no tiene suficiente sangre para bombear).

El primer brote del ébola, se produjo en el año 1.976, en Yambuku, en la República Democrática del Congo, el primer caso conocido lo sufrió Mabalo Lokela, profesor de escuela de 44 años de edad, que regreso de un viaje por Zaire, sus fiebres se diagnosticaron como un caso de malaria, por lo cual se le administro quinina, una semana después tenia vómitos incontrolables, diarrea sangrienta, cefalea y problemas respiratorios.

Poca más tarde comenzó a sangrar por la nariz, la boca y el ano, muriendo catorce días después de sufrir los primeros síntomas, el 8 de septiembre del año 1.976.

En el año 1.976, en los condados de Nzara y Maridi (Sudán), son detectados 285 casos, falleciendo 151 personas.

Año 1979, Condado de Nzara (Sudán), se detectan 34 casos, con el resultado de 22 muertos.

Entre los años 1.994 y 1.995, en Gabón, se detectan 49 caso con 29 fallecidos.

Entre abril y junio del año 1.995, en la República Democrática del Congo se detectan 345 casos, con 256 muertes.

Entre los meses de enero y abril, del año 1.996, en Gabón aparecen 93 casos, de los cuales 68 fallecen.
Entre el 2.000 y 2.001, en Uganda, se detectan 425 infecciones del virus del ébola, produciendo 224 víctimas.

Entre octubre del año 2.001 y marzo del año 2.002, en Gabón y la República del Congo son detectados 122 casos, falleciendo 96 pacientes.

Entre diciembre del año 2.002 y abril del año 2.003, en la República del Congo son detectados 143 portadores del virus del ébola, de los cuales fallecen 128.

Entre los meses de noviembre y diciembre del año 2.003, son detectados 35 casos en la República del Congo, de los cuales fallecen 29.

Año 2.004, en Sudán, se detectan 17 infecciones, produciendo 7 muertes.

De nuevo en la República Democrática del Congo entre los meses de abril y octubre del año 2.007, son detectados 264 casos de los cuales fallecen 187 pacientes.

23 de enero del año 2.009, en Filipinas, se detecta una persona con el virus del ébola, al parecer esta persona había estado en contacto con cerdos enfermos.

30 de enero del año 2.009, se detecta el virus del ébola en cuatro personas en Bulacán y Pangasinán (Filipinas), a causa de esto fueron sacrificados unos 6.000 cerdos en Ciudad Valenzuela (barrio de Manila).

Entre los meses de julio y octubre del año 2.012, en Uganda son detectados 27 casos del virus del ébola, de los cuales 17 mueren.

Entre septiembre y noviembre del año 2.012, en la República Democrática del Congo son detectados 62 nuevos casos, a causa de los cuales fallecen 34 personas.

En el año 2.014, aparece un brote más del virus del ébola, afectando en un principio a Guinea-Conakry, pero posteriormente se extiende a Liberia y Sierra Leona, afectando a 844 pacientes, pereciendo 518 personas.

Junio del año 2.014 en Valencia (España), se detecta un posible caso del virus del ébola.

Antes de considerar que un paciente está infectado por el virus del ébola se ha de descartar que padezca otro tipo de fiebres hemorrágicas, paludismo, fiebre tifoidea, la shigelosis, el cólera, la leptospirosis, la peste, las rickettsiosis, la fiebre recurrente, la meningitis o la hepatitis.

Para comprobar si el paciente posee el virus del ébola se le han de realizar las siguientes pruebas:

-prueba de inmunoadsorción enzimática (ELISA)
-pruebas de detección de antígenos
-prueba de seroneutralización
-reacción en cadena de la polimerasa con transcriptasa inversa (RT-PCR)
-aislamiento del virus mediante cultivo celular

El virus del ébola no tiene ningún tratamiento, solo se apoya el funcionamiento cardiovascular del paciente y protección de riesgo de contagio puesto que las secreciones del enfermo son altamente contagiosas.

Al principio se creyó que el suero de la sangre de las personas sobrevivientes podría ser efectivo ante el virus del ébola, pero de momento se ha visto que no es efectivo contra la enfermedad.

Maurice Iwu en el año 1.998, anunció en el Congreso Internacional de Botánica que una fruta de un árbol de Africa occidental (Garcina kola), detiene el crecimiento del virus del ébola en el laboratorio, pero en junio del año 2.005 aun no se habían realizado pruebas, ni con animales, ni con humanos… falta saber cómo está el tema en la actualidad.

Científicos de USAMRIID junto con otros institutos, han desarrollado una vacuna para el virus del ébola, uniéndolo al virus del resfriado común que han tenido éxito en monos y ratones.

Actualmente la OMS ha dotado un plan dotado con 100 millones de dólares para combatir el virus del ébola.

Se espera que en septiembre del año 2.014 pueda probarse una vacuna del ébola en humanos desarrollada por la FDA (Estados Unidos).

Estados Unidos ha fletado un avión para traerse a los Estados Unidos a dos estadounidenses que trabajaban en Liberia en una organización cristiana (Samarian´s Purse).