Cosas de Jorge

lunes, 28 de julio de 2014

Boniatos bravos




En esta ocasión os coloco una receta curiosa, aunque para mi gusto, queda mejor con las habituales patatas, pero como tenía boniatos y vi la propuesta de la web Petit Chef, en su post “Boniatos bravos” me apeteció experimentar sabores y realizar una cena trabajando poco.

Ingredientes (2 personas):

2 boniatos pequeños
2 croquetas (ni idea de que eran, estaban perdidas en el congelador y las que compras hechas, suelo notar el sabor leyendo la etiqueta y estas habían perdido la etiqueta).
4 patas de cangrejo (compradas congeladas, estas a diferencia de las croquetas para mi gusto están muy ricas).
½ docena de rabas (compradas congeladas, nunca he entendido el motivo por el cual están mucho más ricas que los calamares rebozados).
1 huevo
2 ajos
Aceite
Kétchup
Sal

Preparación:

Para esta cena, tipo plato combinado, necesitamos trabajar poco aunque tenga mucha letra la receta.

En primer lugar colocamos como un tercio del vaso de la batidora de aceite de oliva (para los que os guste más suave ponerlo de girasol), un par de dientes de ajo, media cucharadita de café de sal y trituráis.

A continuación agregáis un huevo, sin batirlo y lo dejáis media hora reposar, para que se estabilice la temperatura de los ingredientes y no se os corte la mayonesa de ajo.

Pasada esa media hora batís con la batidora y reserváis en la nevera hasta la hora de servir.

Peláis y troceáis los boniatos, friéndolos en abundante aceite, primero a fuego lento para que se cuezan en aceite y al final a fuego fuerte para que se endurezca la parte exterior (os repito que con patatas queda mucho mejor).

A continuación con el aceite bien caliente freímos sin descongelar las croquetas.

Freímos después la patas de cangrejo con el aceite también muy caliente.

Por último freímos las rabas.

Montamos el plato, decorando el boniato con la mayonesa de ajo y una rayita de kétchup.

Repartimos los fritos al lado de los boniatos y tenemos una cena sencilla y diferente.