Cosas de Jorge

sábado, 14 de junio de 2014

Cardo con almejas



En esta ocasión, sinceramente no sabía que hacer de cenar y me encontré una bolsa de cardo congelado y tres zanahorias que tenía perdidas en la nevera que ya empezaban a tener poca vida…

Con estos ingredientes vi en la web “Hogarutil” una receta de “Cardo con almejas” que me inspiro para la realización de esta receta.

Ingredientes (2 personas):
½ paquete de cardos congelados
2 puñaditos de almejas (en mi caso congeladas).
1 puñadito de mejillones (congelados y en mi caso sin valvas), aunque con su cascara dan mejor sabor
3 zanahorias
½ lata de guisantes
1 cebolla
1 puñadito de almendras
½ pastilla de concentrado de carne
½ cucharada de harina
Perejil

Preparación:

Aunque en un principio puede parecer una receta complicada de realizar, es sólo una recopilación de sobras de la nevera y bolsas empezadas perdidas en el congelador, aprovechando la idea del cardo con almejas que la receta que os enlazo más arriba, es  bastante fácil de realizar.

En primer lugar pelamos y cortamos en rodajas las zanahorias.

Introducimos las zanahorias junto con el cardo sin descongelar y la media pastilla de concentrado de carne en una cazuela, llenamos de agua hasta que cubra las verduras y colocamos a fuego medio, tapando la cazuela hasta que las verduras estén tiernas.

Mientras, pelamos y troceamos la cebolla en juliana.

También si las almendras que tenemos no están tostadas, como era mi caso, las doramos en una sartén sin aceite ni nada (las mías las hice un poco demasiado, como podéis comprobar en la foto).

En una cazuela de barro, a fuego medio freímos la cebolla hasta que este tierna, añadimos la harina y removemos.

Colocamos la verdura que hemos cocido y cubrimos con parte del agua sobrante de cocer las verduras, manteniendo el fuego a media potencia.

Cuando el agua comience a hervir, añadimos las almejas.

Cuando se nos abran las almejas, añadimos los guisantes de lata y los mejillones congelados.

A última hora colocamos una ramita de perejil fresco picadito junto con las almendras tostadas, comprobamos y rectificamos su punto de sal y servimos bien caliente.