Cosas de Jorge

sábado, 21 de junio de 2014

Aokigara o Mar de Arboles



El bosque de Aokigara o Jukai, está situado en Japón, en la base del monte Fuji y junto el lago Sai, Aokigara es un bosque de unos 35 km2, sería un bosque mas entre tantos otros, si no fuera por el motivo de estar asociado con demonios de la mitología japonesa, por cual se le considera un bosque maldito.

La formación de este bosque fue debida a las erupciones de lava generadas por las erupciones del monte Fuji.
Alrededor del bosque existen toda una serie de rutas no oficiales, por las cuales voluntarios transitan buscando anualmente cadáveres o personas desaparecidas.

Al parecer, los suicidas escogen este bosque porque debido a su extensión impiden a sus familiares encontrar su cuerpo, otra explicación podría ser que la cercanía del monte Fuji permite a los suicidas en un ambiente de paz y tranquilidad tomar su decisión.

Últimamente los excursionistas que visitan el bosque suelen marcar su camino para no perderse con cinta adhesiva, la cual generalmente no es retirada después.

Este bosque ostenta el segundo puesto en el mundo donde más personas se suicidan, ostentando el primer lugar el puente Golden Gate de San Francisco (Estados Unidos).

Aunque realmente la formación de Aokigara se debe a varias erupciones comprendidas entre el año 800 y el año 1.083, la erupción del año 864 fue la erupción que mas contribuyo a su formación, esta erupción volcánica dividió el lago Senoumi en tres lagos que fueron bautizados como Sai, Shöji y Motusu.

Durante la época feudal japonesa del siglo XIX, el hambre y las enfermedades azotaban a la población japonesa, los más pobres abandonaban a niños y ancianos que no podían alimentar en el bosque a su suerte, a raíz de esto aparecieron historias de que el bosque estaba encantado por los fantasmas de estos ancianos y niños abandonados en sus profundidades.

En el año 1.960 es publicada la novela de Seicho Matsumoto, titulada “Nami no Tou” novela en la cual dos amantes se suicidan en el bosque de Aokigara, lo cual potenció grandemente la fama del bosque como lugar de suicidio.

En el año 1.963, la literatura volvió a publicitar el bosque de Aokigara, de la mano de Wataru Tsurumi, recomendándolo como lugar apto para suicidarse en su libro “El completo manual de suicuidio”.

Durante el año 1.988 fueron encontrados 73 cadáveres en el interior del bosque.

En el año 2.002 se supero el trágico record del año 1.988 encontrando 78 cuerpos sin vida.

Año 2.003 son encontrados 100 cadáveres en Aokinaga, año en el cual el gobierno dejó de facilitar datos sobre los cadáveres encontrados, esperando así dar menos publicidad al tema.

También existen carteles en el bosque, intentando que los suicidas reflexionen y no se suiciden, de hecho uno de estos carteles, colocado a la entrada del bosque nos dice:

“Tu vida es valiosa y te ha sido otorgada por tus padres.
Piensa en ellos, en tus hermanos e hijos.
Por favor, busca ayuda y no atravieses este lugar solo”.

Unas 300 personas suelen entrar anualmente el Aokigara, para efectuar la búsqueda de cadáveres no localizados por visitantes o guardas forestales, también la policía patrulla el bosque intentando localizar posibles suicidas.

También cuenta un mito popular que los yacimientos de hierro magnético del bosque Aokigara hacen que brújulas y GPS dejen de funcionar provocando que los visitantes del bosque se pierdan.

Fuentes:

Lectura recomendada: