Cosas de Jorge

martes, 13 de mayo de 2014

Subterrene



Subterrene es el proyecto para la construcción de una simple una tuneladora mecánica, la cual puede crear sus túneles, bien por acción mecánica o fundiendo la roca por medio de altas temperaturas.
En la ficción, se suele representar a la Subterrene con forma cilíndrica con cabeza perforadora en uno de sus extremos o en ambos.

La Subterrene real utiliza grandes cantidades de calor para fundir la roca, alrededor de 1.000º centígrados, donde la roca fundida es empujada hacia los laterales del túnel, cristalizándose y creando un revestimiento en dicho túnel.

Las ventajas del uso de la Subterrene consisten en la construcción de túneles, de forma más económica, como el recubrimiento de las paredes de dicho túnel con la roca fundida, la cual crea una protección a dicho túnel, así como un aislamiento térmico.

En los años 50 tanto las Fuerzas Aéreas, La Comisión de Energía Atómica, como más tarde la NASA, desarrollaron el Proyecto ROVER para desarrollar reactores para propulsar cohetes.

Por esas épocas también existió el Proyecto PLUTON, con la misión de desarrollar turborreactores y ramjets de propulsión nuclear.

El ramjet consiste en un estatorreactor, siendo este un modelo de motor a reacción, sin compresores, ni turbinas, realizando la compresión aprovechando su alta velocidad, poseyendo una cámara de combustión y realizando la expansión en su tobera de escape, siendo un motor con un régimen de trabajo continuo.

Estos reactores, denominados Rover y Anpo, se diseñaron para trabajar a muy altas temperaturas y con un reducido tamaño, para poder ser instalados en aviones o naves espaciales.

En el Proyecto Dumbo, se diseño el reactor Dumbo, basado en un panel de tungsteno y uranio, sobre los cuales se bombeaba hidrógeno, la reacción nuclear calentaría el hidrógeno, lo cual provocaría el empuje.

En el año 1.959 fue cancelado del Proyecto Dumbo, siendo sustituido por el Proyecto Nerva, basándose en la investigación de los reactores de grafito.

A principios de los años 60, William Adams de la Lawrence Radiation Laboratory propuso la fabricación de un reactor de aguja, aunque el tema quedó en agua de borrajas.

En el año 1.962, Bob Fowler, jefe del grupo CNF en Los Álamos, ordeno dejar la investigación y trabajar en otros proyectos.

Manuel Lujan Jr. diputado de Los Álamos, hablo por casualidad sobre el tema de la tuneladora nuclear con Eugene Robinson, creyendo que Eugene le hablo de un proyecto en el que se estaba trabajando, en lugar de ideas personales inconcretas, pero Lujan se puso en contacto con el Comité Mixto de la Energía Atómica en  Washington felicitándolos por el inexistente programa.

En el año 1.970 se realizó una reunión para investigar la viabilidad de construir esta tuneladora, época en la cual se bautizó la Subterrene, como mezcla entre terrestre y submarino.

En noviembre de 1.970 este comité presenta su informe “Una Propuesta LASL Desarrollo de un Subterrene”.

En la década de los años 70 en Los Alamos Scientific Laboratory, se desarrollo una máquina con el propósito de perforar la tierra utilizando el calor de un reactor nuclear, para crear grandes túneles, mucho más rápido que una tuneladora normal.

La ventaja de esta tuneladora, la Subterrene, seria la posibilidad de poder hacer los túneles con la forma geométrica deseada, mientras que las tuneladoras convencionales solo pueden hacer túneles redondos, con el beneficio de un menor impacto ambiental al no producir polvo perforando, necesitando menos personal para trabajar y un menor costo.

Otra aplicación muy prometedora seria la aplicación de la Subterrene para la producción de energía geotérmica practicando túneles e inyectándoles agua posteriormente.

Abril del año 1.971 se presenta el programa para la creación de la Subterrene a la Fundación Nacional de Ciencias.

Se comienza a trabajar en el proyecto en el año 1.972, solicitandose la primera patente de un penetrador de fusión nuclear o eléctrico.

Bajo la dirección de John Rowley, se comenzaron a desarrollar Subterrene tanto eléctricas como nucleares, aunque se centraron especialmente en prototipos a pequeña escala por fuentes eléctricas externas.

Fueron construidos varios prototipos, probando uno de ellos en el Monumento Nacional Bandelier en el año 1.973, creando  agujeros de drenaje en las ruinas indígenas.

En octubre del mismo año el penetrador de fusión también se celebraron pruebas en la Ingeniería del Ejército Proving Grounds en Virginia.

Tres meses después también se realizaron pruebas en Denver, Colorado y Tacoma.

En enero de 1.974, se presentaron varias patentes de varios tipos de estos tuneladores, aunque en los primeros intentos se aposto por Subterrene de pequeño tamaño, se continúo por la propulsión nuclear, mas tarde se descubrió que sería más practica la utilización de combinar la fusión de rock y corte mecánico o la fusión de rock y la fracturación térmica.

En el año 1.975 la financiación del programa se transfirió de la Fundación Nacional de Ciencias a la Administración de Investigación y Desarrollo de Energía.

Cuando se trasladó la financiación del proyecto del Subterrene a la Administración de Investigación y Desarrollo de Energía, se abandono la idea de desarrollar gigantescas tuneladoras nucleares, apostando por pequeñas perforadores alimentadas eléctricamente.

Al abandonar el reactor nuclear la Subterrene dejo de ser factible económicamente, abandonándose el programa en su totalidad en el año 1.976.

Poco después nace el programa Hot Dry Rock para producir energía geotérmica construyéndose una planta de prueba en Fenton colina en los terrenos de laboratorio de Los Alamos en el año 1.976.

En el año 1.986 el Dr John Rowley sugiere la creación  de una subterrene nuclear para realizar túneles en la luna.

Para mayor información os recomiendo visitar la web “Atomic Skies”