Cosas de Jorge

domingo, 11 de mayo de 2014

Gelatina con melocoton



Hace unos días “paseando” por los pasillos de un supermercado vi la fotografía maravillosa de un flan de dos colores y como no me pude resistir a la tentación, acabo en el carro.

Al llegar a casa y mirármelo mejor, me arrepentí, el contenido de la caja, era algo tan simple como dos sobres de gelatina… uno de fresa y otro de limón... al parecer estos de Royal no tienen demasiada imaginación…

Opino de la gelatina es un interesante alimento que consumimos poco, pero opino que sola está muy sosa, hay que darle algo más que le de alegría.


Ingredientes 4 personas:

1 caja de Gelly Magic de la casa Royal (os valen dos sobres de gelatina del gusto que prefiráis)
4 medios melocotones en almíbar

Preparación:

Este sí que es un postre dificilísimo…

Preparar la gelatina según las instrucciones del fabricante (yo lo hice así, pero creo que es mejor hacerlo de otra forma).

El fabricante nos dice que calentemos hasta hervir 275 cl. de agua.

De estos 275 cl. hemos de separar 50 cl. cuando hierva.

En los 50 cl. introducimos el sobre de gelatina más pequeño que es el de fresa (que por cierto no indican nada en el sobre), y preparamos la gelatina de fresa.

A continuación retiramos del fuego el resto del agua que tenemos hirviendo e introducimos el sobre más grande que es la gelatina de limón (que tampoco está indicado ¿para qué?) y preparamos la gelatina de limón.

Una vez bien disuelta la gelatina de limón añadimos 225 cl. de agua fría y removemos de nuevo.

En este momento (yo lo hice así) el fabricante nos dice que coloquemos en un molde la gelatina de limón y a continuación la de fresa con cuidadito y cerca de los bordes del molde… (no entiendo para qué).

Opino (no lo he comprobado) que sería más lógico verter primero la gelatina de fresa y después la de limón y listo.

Bueno ahora vamos con mi versión…

Una vez preparadas las dos gelatinas colocamos en 4 recipientes las 4 mitades de melocotón.

Sobre los melocotones volcamos la gelatina de limón.

Sobre la mermelada de melocotón y cerca de los bordes de los moldes, repartimos la mermelada de fresa.

Como la mermelada de fresa está más espesa que la de limón, pesa más y tiende a irse al fondo, por ello no entiendo porque no la ponemos primero y que se quede en su lugar, pero el fabricante sabrá porque lo dice…

Dejamos enfriar y guardamos en la nevera hasta el momento de servir.

Nosotros la hemos consumido sin desmoldar y con el melocotón queda apetecible.