Cosas de Jorge

miércoles, 14 de mayo de 2014

Bizcochuelo de calabaza


Como empieza a ser costumbre, en esta ocasión he robado una de sus recetas a nuestra amiga argentina Patricia, en esta ocasión me he llevado a mis fogones su “Bizcochuelo de calabaza con glaseado de chocolate”, bizcochuelo que no puedo deciros su sabor, puesto que en estos momentos esta aun sin catar.
La verdad es que consiste en una receta un poco trabajosa, a Patricia le gusta trabajar…

Ingredientes (6-8 personas):

100 g de manteca (a falta de manteca puede valer mantequilla)
250 g de azúcar
350 g de calabaza cocida
300 g de harina
4 huevos
2 cucharadas de café de levadura
1 cucharada de café de canela

Para la cobertura:

250 cc de nata para montar (es más cremosa)
1 sobre de agar-agar de 2 g (gelatina vegetal)
4 cucharadas soperas de cacao en polvo bien colmadas
3 cucharadas soperas de azúcar
Agua para disolver la gelatina
Figuritas de azúcar de colores

Preparación:

Partiremos cociendo la calabaza, como soy vago, yo utilice mi hervidor eléctrico al vapor y cocine una calabaza entera, con piel y todo que cocida se le retira mejor la piel.

Después se deja enfriar, utilizaremos un trozo para esta receta y tendremos calabaza cocida para próximas recetas.

Ahora en un recipiente grande colocaremos la manteca (o mantequilla), el azúcar, los 4 huevos, la harina, la levadura, la canela y la calabaza.

Trituramos todo esto con la batidora hasta que nos quede una masa cremosa.

Pinte con una brocha de cocina con aceite un molde de rosca y volqué sobre él toda la mezcla.

Coloque el molde en la bandeja del horno y deje hornear alrededor de 45 minutos, pero los tiempos variaran mucho dependiendo del horno que se utilice.

Una vez cocida nuestra rosca, la dejaremos enfriar y preparamos su cobertura.
En dos deditos de agua disolvemos la gelatina en polvo.

En una olla colocamos la nata, el azúcar, el chocolate y la gelatina, lo llevamos a ebullición a fuego lento, moviendo constantemente para que no se nos pegue.

Desmoldamos nuestra rosca, la colocamos sobre el plato donde serviremos y la cubrimos con la cobertura que acabamos de preparar.

Decoramos con figuritas de azúcar de colores al gusto.