Cosas de Jorge

miércoles, 7 de mayo de 2014

Arroz con bacón y tortilla



Ayer encontré perdidos en la nevera dos huevos cocidos y sobras de un paquete de bacón, entonces encontré en la web Gastronomia & Cia una idea para la cena en su receta “Ensalada de arroz, bacón y huevo”.

Ingredientes (2 personas):

80 g. de arroz
2 huevos
6 lonchas de bacón ahumado
2 cucharadas soperas de guisantes de lata
½ pastilla de concentrado de carne
4 ajos grandes
Perejil fresco
Tomate frito (para decorar)
Aceite de oliva
Sal

Preparación:

Si no tenemos cocidos los huevos los cocemos en agua hirviendo durante 10 minutos, aunque hay muchos sistemas para cocer los huevos, algunos cocineros los introducen en agua hirviendo, apagan el fuego y a los 13-15 minutos los retiran, otro truco para que no se nos rompa la cascara es perforar la cascara con una aguja o un aparato especial que hay para ello, pero bueno, no me enrollo más que los huevos estaban cocidos.

En una cazuela con agua, con media pastilla de concentrado de carne y un chorrito de aceite cocemos el arroz a fuego medio hasta que este tierno.

Una vez tierno el arroz, lo pasamos por agua fría para que los granos nos queden sueltos, escurrimos y dejamos enfriar.

Pelamos y fileteamos los ajos, friéndolos a continuación en un poco de aceite de oliva.

Troceamos los filetes de bacón.

Troceamos el perejil.

Cuando los ajos comiencen a adquirir color, añadimos el bacón.

Cuando el bacón esté a nuestro gusto añadimos el perejil picado y sofreímos un poco.

Pelamos y troceamos los huevos cocidos.

Ahora en un recipiente suficientemente grande colocamos el arroz, los huevos picados y el contenido de la sartén, aceite incluido.

Mezclamos bien.

Ahora en una cazuelita de barro colocamos un molde (puede servir la lata de guisantes abierta por los dos lados con cuidado de no cortarse, aunque yo use un molde), vamos rellenando con la mezcla con la ayuda de una cuchara.

Desmoldamos, decoramos con el tomate frito y reservamos en la nevera hasta el momento de servir.

Sugerencia:

Quedaría muy bien sobre el tomate colocarle un huevo frito de codorniz, pero como no tenía… tampoco es imprescindible.