Cosas de Jorge

martes, 8 de abril de 2014

Olas marinas



Las olas consisten en  unas ondas que se desplazan por la superficie del agua, en mares, océanos, ríos, lagos, canales, etc.

Las olas las provoca el viento, el cual arrastra el agua, generando unas arrugas en el agua, estas arrugas dan mayor poder de agarre al aire provocando unas arrugas (olas), cada vez mayores.

La gravedad y la tensión superficial contrarrestan la fuerza del aire, tendiendo a retornar la calma a la superficie del agua.

A mayor altura de las olas, mayor es la cantidad de energía que estas extraen del viento, la altura de las olas depende de tres factores, la velocidad del viento, la dirección de este y el tiempo que se mantiene soplando.

También en algunos casos se producen las contraolas, consisten en que cuando la ola llega a la orilla, esta rebota deslizándose de nuevo hacia el mar disipándose o estrellándose con otras olas que van hacia la orilla pocos metros mas adelante.

Para medir las olas se utilizan dos escalas, la Escala Douglas dividida en 10 grados, siendo su referencia el tamaño de las olas y la Escala de Beaufort, basada principalmente en el estado de la mar, las olas y la fuerza del viento.

Las olas tienen un efecto constructivo, especialmente en el verano, sobre las playas, cuando las olas son pequeñas, tendiendo a acumular arena en la playa.

Las olas también tienen efectos destructivos cuando estas son altas, llegando a provocar el movimiento de los sedimentos más profundos creando una corriente hacia el mar que erosiona la arena de la playa.

Las olas libres u oscilatorias se producen en toda la superficie del mar a causa de las variaciones del nivel de este.

Las olas forzadas son las producidas por el viento, llegando a ser muy altas a causa de los huracanes en el agua.

Las olas de traslación son las que se crean cerca de la costa, avanzan tocando el fondo marino y acaban estrellándose contra el litoral, provocando contraolas o resaca, al retirarse.

Las olas creadas por un terremoto o explosión volcánica son llamadas tsunamis, siendo frecuentes en el océano Pacífico.

Cuando las olas contienen altas concentraciones de materia orgánica disuelta en el agua crean la espuma marina.

La espuma de las olas se debe a la concentración de la materia orgánica disuelta en el agua marina y las turbulencias del agua, quedando atrapado aire, el cual forma unas burbujas que se van pegando unas a las otras formando esta espuma.

Esta espuma la cual observamos cuando rompen las olas es muy parecida a la espuma del jabón, en cambio el agua dulce no produce ningún tipo de espuma.

El motivo por el cual el agua salada produce espuma y la dulce no, aunque pudiese parecerlo, no es su salinidad, es debido a varios factores físicos y químicos tales  como el grado de agitación del agua, la alcalinidad, las sustancias orgánicas que el agua lleva disueltas y otros factores.

El principal motivo por el cual el mar produce espuma es causado por la gran cantidad de materia orgánica que posee disuelta en su agua, que producen los microorganismos, especialmente el plancton.

También colabora activamente en la formación de esta espuma el lodo negruzco que se forma en el fondo a causa de la putrefacción de plantas y animales ya que contiene gran cantidad de materia orgánica.


En algunos casos también se produce el fenómeno de acumularse gran cantidad de espuma llegando a acumularse esta llenando las playas como ocurrió en Australia, en Vigo o en Escocia.