Cosas de Jorge

martes, 22 de abril de 2014

Litio II



Aunque hace algunos años escribí un escueto artículo sobre el litio, hoy ampliaremos el conocimiento sobre este metal.

La palabra litio, a la mayoría no os sonara a mucho, como mucho a pila de teléfono móvil (o más correctamente batería).

El litio, en su forma pura, consiste en un metal blando, su color es blanco y se oxida rápidamente, tanto con el aire como con el agua.

Su nombre proviene del griego y su traducción seria piedra, porque fue encontrado en un mineral, mientras que los demás minerales alcalinos se encontraron en los tejidos de las plantas.

Aunque la palabra litio parezca algo moderno, fue descubierto en el año 1.817 por Johann Arfvedson.

Arfvedson, encontró el litio en la isla de Utö (Suecia), en la espodumena y la lepidolita de una mina de petalita al analizar esta.

Actualmente se extrae el litio de los siguientes minerales; lepidolita, petalita, espodumena y ambligonita.
En 1.818, C. G. Gmelin descubrió que las sales de litio cuando se quemaban generaban una llama rojo brillante.

William Thomas Brande y Sir Humphrey Davy, consiguieron aislar el litio de sus sales mediante la electrólisis del óxido de litio.

Metallgesellschaft AG, en el año 1.923 empezó a producir litio por medio de la electrólisis del cloruro de litio y el cloruro de potasio fundidos.

A partir del año 2.010 ha proliferado la utilización del litio para la creación de baterías.

La mayor parte del litio de la tierra se concentra en el llamado Triangulo del litio (salar de Uyuni en Bolivia, salar de Atacama en Chile y Salar de Hombre Muerto en Argentina).

La cada vez mayor utilización del litio ha conseguido que su precio suba como la espuma, cuando una tonelada de litio en el año 2.003 costaba 450 dólares, en el año 2.009 costaba unos 3.000 dólares y en el 2.013 unos 6.500 dólares, a pesar de haber bajado sus precios a causa de la producción de Afganistán, California (EEUU), Nevada (EEUU),  China y Australia.

El litio es utilizado para aleaciones conductoras de calor, en baterías eléctricas (teléfonos móviles), utilizándose en los ánodos de las baterías por su calor específico y su potencial electroquímico.

Tanto el cloruro de litio como el bromuro de litio, poseen una elevada higroscopicidad convirtiéndolos en estupendos secantes.

El hidróxido de litio es utilizado en naves espaciales y submarinos para extraer el dióxido de carbono del aire para realizar su depuración.

Se utiliza como componente habitual en diversas aleaciones de aluminio, cobre y manganeso para realizar construcciones aeronáuticas.

El litio también se utiliza en la fabricación de cerámica y lentes, como la lente del telescopio de Monte Palomar.

Este metal, el litio, también tiene aplicaciones nucleares.

El bromuro de litio se utiliza en las bombas de calor de absorción junto con el nitrato de litio.

Las sales de litio, concretamente el carbonato de litio y el sustrato de litio, se utilizan en psiquiatría para el tratamiento del trastorno bipolar, siendo un estabilizador del estado de ánimo y es el único fármaco antimaniaco, consiguiendo bloquear la liberación de dopamina, bloquea los resultados de la neurona posináptica, sustituyendo el sodio del canal sináptico, al ser de menor tamaño provocando la calma del paciente.

El estearato de litio es utilizado como lubricante en aplicaciones de elevada temperatura.

Este metal, el litio es un metal muy ligero, su densidad es la mitad que la del agua, aunque es menos reactivo que el sodio, no se encuentra libre en la naturaleza, si le acercamos una llama esta adquiere una tonalidad carmesí, pero si entra en combustión la llama adquiere un color blanco brillante.

Como otros materiales alcalinos el litio puro es muy inflamable y explosivo al exponerse al aire y especialmente al agua.

El litio también es corrosivo por lo cual debe ser manipulado con precaución y evitar el contacto con la piel.
Su almacenamiento debe realizarse en un hidrocarburo inflamable como el tolueno o la nafta.

El litio en altas concentraciones puede llegar a ser toxico, a pesar de ser utilizado como medicamento…

El litio tiene una curiosa reacción a ser quemado en el aire formando oxido de litio creando un curioso efecto que puedes ver en la imagen del post.

Para mayor información sobre el tema y otras curiosidades química, os recomiendo el post de la web “Muy Interesante, “Las reacciones químicas mas extrañas”.