Cosas de Jorge

martes, 11 de marzo de 2014

Merkaba




Merkaba, es un término que proviene del hebreo, que significa viaje en una animal o viaje en un carro, su descripción en la Biblia, según Ezequiel, Mekaba consiste en un vehículo de cuatro ruedas, el cual es conducido por cuatro Querubines, estos Querubines poseen cuatro alas y cuatro caras, las de un hombre, un león, un buey y un águila.

Según el judaísmo medieval, el comienzo del libro de Ezequiel, fue reconocido como el mayor pasaje místico de la Biblia, aunque sus pasajes crean constantes desacuerdos.

Merkaba, no es otra cosa que el vehículo de la luz divina, el cual se supone que es utilizado por los maestros ascendidos para conectarse y sintonizarse en las más altas esferas.

Mer-ka-ba lo podemos desglosar, de la siguiente forma donde “Mer” seria la luz, “ka” es el espíritu y “ba” el cuerpo, un cuerpo rodeado de campos de luz contra-rotatorios (unas ruedas dentro de otras ruedas, las cuales serian espirales de energía que transportarían al espíritu/cuerpo de una a otra dimensión).

Según las modernas enseñanzas el Merkaba consiste en un vehículo interdimensional con forma isométrica, formado por tres tetraedros estrella, superpuestos uno sobre otro, pero que al ser dibujados o mirados se ve como si fuera uno solo.

Cada uno de estos tres tetraedros estrella está compuesto de dos  tretraedros simples de los cuales uno apunta hacia arriba y es masculino, se trata del tetraedro sol y otro tetraedro que apunta hacia abajo, este es el tetraedro femenino, el tetraedro tierra.

Cada uno de estos tetraedros estrella poseen una dirección de movimiento como una clasificación.

El primero de ellos es femenino y gira en el sentido de las agujas del reloj.

El segundo es masculino y gira al revés que las manecillas de un reloj.

En cambio el tercero de estos tetraedros estrella está quieto.

Estos tetraedros tienen un centro en común este punto simétrico se llama Stella octangular.

Drunvalo Melchizedek, investigador y físico, define la Mekaba como una Estrella Tetrahedron, puesto que puede verse en tres dimensiones, al igual que la estrella de David.

La Flor de la Vida, es también una figura geométrica, formada por múltiples círculos uniformemente espaciados, en superposición, que están dispuestos de forma que crean una flor, con un patrón de simetría multiplicada por seis, como un hexágono.

En el Templo de Osiris, en Egipto,  se tiene la muestra de la Flor de la Vida, tallada en granito, más antigua encontrada hasta la fecha, se cree que representa el Ojo de Ra, un símbolo de autoridad de los faraones.

El Merkaba, es también un campo electromagnético, situado alrededor del cuerpo humano, que interactúa con la energía vital, el cual nos conecta con el magnetismo que mantiene el equilibrio del planeta Tierra, lo cual nos mantiene en equilibrio con ella.

Este concepto no es nuevo, ha sido mencionado en libros tales como la Biblia y el Torá, en los cuales se encuentran referencias al Merkaba.

La Biblia describe este campo energético como “a las ruedas”, mientras que en Torá lo describe como “Carro” o “El Trono de Dios”.

En cambio para los egipcios, el concepto Merkaba, es el patrón original de toda forma de vida del Universo.
Los egipcios definían Merkaba como:

“Una luz que rota llevando al espíritu y el cuerpo de una realidad (o mundo) a otra mayor”.

En resumen, se cree que el Merkaba es una puerta dimensional, para abrir esta puerta se requiere comprensión, entendimiento, un cambio de actitud y percepción, así como también es necesario comenzar a descubrir la potencia de la mente y sus extraordinarias capacidades.

Ciertamente a más sé, veo que menos sé.

Lo que sí sé que es cierto es que las religiones se entremezclan.

También sé que todos practican su religión verdadera.

También está comprobado que las religiones actuales están relacionadas con antiguas religiones desaparecidas.

Lo que desconocemos de la mente, se entremezcla con las religiones y el mismísimo Universo.

Las leyes que la ciencia da por verdaderas, son verdaderas e intocables, hasta que viene alguien y demuestra con una nueva ley (probablemente también equivoca), que alguna ley anterior es falsa.


Entonces, apreciado lector, si tienes ganas de que tus neuronas hagan deporte, piensa en todas estas afirmaciones, aunque no encuentres la verdad, seguro que tus neuronas crearan músculo para ser mas agiles y más sanas.