Cosas de Jorge

viernes, 21 de marzo de 2014

Bank for International Setlements (BIS)


Seguramente el BIS no os diga nada (también conocido como BPI), quizás a alguien os suene a las siglas de un banco, ciertamente de ello se trata, de un simple banco, pero un banco que coordina a los bancos centrales de diversos países, pero como casi todo lo importante es desconocido por el pueblo.

Sus siglas corresponden (en castellano) a Banco de Pagos Internacionales, un banco internacional que ejerce las funciones de banco de los Bancos Centrales, sin depender de ningún gobierno.

La misión de este banco de bancos, consiste en debatir e influenciar las decisiones de los bancos centrales, la comunidad financiera y ser una entidad internacional supervisora.

Su misión es también ser un centro de estudios económicos y financieros.

Es el banco que “intermedia” en las operaciones financieras de los Bancos Centrales.

Es el depositario de las garantías de las operaciones financieras internacionales.

El BIS fue fundado un 17 de mayo, el año 1.930.

Los principales fundadores del BIS, fueron Montagu Norman, Gobernador del Banco de Inglaterra y Hjalmar Schacht, ministro de finanzas de Adolf Hitler.

Los estatutos del BIS fueron aprobados en La Haya, el 20 de junio de 1.930.

Entre los miembros de su primer Consejo de Administración, estaban el ministro de economía alemán Walter Funk, el oficial de la SS Oswald Pohl, el consejero de IG Farben (Herman Schnitz), el Barón Von Schöreder (propietario del banco J.H. Stein Bank, depositario de los fondos de la Gestapo).

En el año 1.944, tras terminarse la Segunda Guerra Mundial, se realizó la Conferencia de Bretton Woods, la cual genero una lucha entre la delegación estadounidense y la delegación británica.

Las alegaciones que generaron la disputa, hizo recomendar a la Conferencia Monetaria y Financiera de Naciones Unidas, la liquidación del BIS por haber ayudado a los alemanes a expoliar los países ocupados, liquidación que nunca se realizó.

En julio de 1.944, Keynes recurrió a Henry Morgenthau para intentar evitar o posponer la disolución del BIS.

Al día siguiente fue aprobada la disolución, aunque los británicos no se rindieron y consiguieron posponerla hasta la muerte de Franklin Delano Rooselvelt.

En abril del año 1.945 los británicos y el nuevo presidentes de los Estados Unidos, Harry S. Truman pararon definitivamente la disolución del BIS.

Su sede se encuentra en Basilea (Suiza), teniendo oficinas en Hong Kong y en México.

Sus 600.000 acciones, la mayoría de las cuales están en manos de Bancos Centrales, se las reparten la mayoría de las acciones los Bancos Centrales de Alemania, Bélgica, Francia, Italia, Estados Unidos y Reino Unido.

Los órganos decisorios más importantes del BIS son; la Asamblea General de Bancos Centrales miembros, su consejo de administración y su Director General (con la ayuda de un Comité Ejecutivo).

Su actual Presidente del Consejo de Administración, desde marzo del 2.010 es Christian Noyer, Gobernador del Banco de Francia.

El BPI, tiene actualmente como consejeros a los Gobernadores de los bancos centrales de Canadá, la República Popular de China, Japón, México, los Países Bajos, Suecia, Suiza y al mismísimo Presidente del Banco Central Europeo.

Entre los 19 miembros, los cuales forman su consejo de administración, están los Gobernadores de los Bancos Centrales de Alemania, Bélgica, Francia, Reino Unido, así como el Presidente de la Junta de Gobernadores del Sistema de la Reserva Federal de los Estados Unidos.

Este banco ofrece sus servicios exclusivamente a los Bancos Centrales y a otras autoridades monetarias para gestionar sus reservas en divisas.


El BIS no admite depósitos de particulares, ni de empresas privadas, tampoco les ofrece servicios financieros.