Cosas de Jorge

sábado, 4 de enero de 2014

Roscon de Reyes


Este es mi primer roscón de Reyes que hago, como es algo que no he realizado nunca he copiado del blog de Maribel Ramis la idea, y prácticamente no he realizado variaciones.
Maribel nos cuenta como realizar su “Roscón de Reyes” en su blog Miel y Limón.

La verdad me hacía ilusión probar con esta masa y además así probaba la crema pastelera en spray que hace unos días vi en el supermercado, la cual me pico la curiosidad, ya sé que no tengo que comprarla más,  su precio (alrededor de 3 euros), la poca cantidad de crema que contiene (rellenando el roscón se terminó, sin abusar de relleno) y la realizada en casa queda mucha mucho más rica.

Ingredientes (6-8 personas):

Masa Madre:
70 g de leche
10 g de levadura fresca (cubitos del Mercadona)
1 cucharada de azúcar
130 g de harina

Para realizar la masa:
60 g de leche
70 g de mantequilla
2 huevos
20 g de levadura fresca
450 g de harina
120 g de azúcar glas
Sal
Piel rallada de una naranja

Decoración:
1 bote en spray de crema pastelera
1 huevo
Fruta escarchada
Almendras picadas
3 cucharadas de azúcar

Preparación:

La verdad es que trabajar con masas es un engorro, especialmente por los tiempos de fermentación, pero quien algo quiere, algo le cuesta.

La preparación de la masa madre es bastante simple, se introducen en un recipiente los 70 g de leche, los 10 g de levadura, la cucharada de azúcar y 130 g de harina.

Mezclamos bien todos los ingredientes, formando una bola con ellos.

Introducimos esta bola en un recipiente cubriéndola con agua templada, esperando a que aumente su volumen, lo cual producirá que la bola flote sobre el agua (alrededor de 15 minutos).

Mientras esperamos que flote en el agua nuestra bolita de masa madre, en otro bol comenzamos a colocar los ingredientes de la masa del roscón.

Introducimos el azúcar glas, la ralladura de naranja, los 60 g de leche, los 70 g de mantequilla, los dos huevos, los 20 g de levadura fresca, 450 g de harina de fuerza, la sal y a continuación la bola de masa madre, si ya nos flota, si no, a tomar un cafecito y a esperarse.

Una vez lista la masa madre, amasamos bien todos los ingredientes, tapamos con un trapo (aunque para otra ocasión lo tapare con plástico de cocina, con el trapo queda reseca la capa de encima de la masa) y yo la deje reposar toda la noche.

Nota, el recipiente ha de tener un tamaño sobrado, pensad que la masa, aproximadamente dobla su volumen.

Al día siguiente, volvemos a amasar la masa y engrasamos un molde de rosco pintándolo con una brocha de cocina con aceite de oliva.

Damos a la masa forma de rosca y colocamos en el molde, lo arreglamos un poquito para que nos quede por igual por todos lados y de nuevo tapamos con un trapo limpio (o plástico de cocina) y dejamos reposar un par de horas, hasta que de nuevo doble su volumen.

Ahora batimos el huevo y pintamos el roscón con la brocha de cocina, decoramos con las frutas escarchadas (yo fui un poco tacaño como podéis ver en la foto), ponemos por encima las almendras picadas.

En un recipiente mezclamos cuatro cucharadas de azúcar con una cucharada de agua, una vez bien mezclada, repartimos este azúcar sobre el roscón.
Hornear unos 30 minutos a 180º.

Una vez frio, cortamos el roscón con un cuchillo de dientes de sierra por la mitad, rellenandolo con lo que deseemos (nata, cabello de ángel, crema pastelera), en mi caso fue de crema pastelera en spray.

Tras esto, el roscón queda listo para ser destrozado por vuestros dientes.