Cosas de Jorge

miércoles, 15 de enero de 2014

Pompeya



Pompeya perteneció a la Antigua Roma, estaba situada en la región de Campania cerca de donde actualmente se sitúa la ciudad de Nápoles.

Pompeya fue destruida, por la erupción del volcán del monte Vesubio, el 24 de agosto del año 79 después de Cristo fue enterrada esta ciudad violentamente, falleciendo sus habitantes debido al flujo piroclástico.

El flujo piroclástico consiste en una mezcla de gases volcánicos calientes, materiales sólidos también calientes y aire atrapado que se desliza por el suelo procedente de ciertos tipos de erupciones volcánicas, la velocidad de esta mezcla puede oscilar entre los 10 km/h y los 200 km/h.

Los orígenes de Pompeya no están claros, los restos más antiguos hallados en la ciudad son del siglo IX antes de Cristo, lo cual no garantiza que en esa fecha ya existiera la ciudad.

Desde el siglo VIII han existido colonias griegas en la zona, destacando la ciudad de Cumas.

Lo que sí se considera probado, es que en el siglo VII antes de Cristo, la ciudad ya existía y era poblada por los oscos.

Los etruscos, también se instalaron en la zona, en el siglo VII antes de Cristo, los cuales rivalizaron con los griegos por dominar la zona durante 150 años.

En el siglo V antes de Cristo los samnitas invadieron y conquistaron la zona.

Durante el siglo IV antes de Cristo la cuidad estaba incluida en la Confederación Samnita y servía de puerto a las ciudades cercanas.

En el siglo II antes de Cristo, están fechados los primeros datos escritos sobre la vida de Pompeya, a través de los cuales podemos saber que la ciudad era gobernada por un magistrado elegido anualmente y un consejo formado por exmagistrados.

Entre los años 91 y 89 antes de Cristo, esta forma de gobierno cambio a causa de una guerra social, realizada contra los romanos.

Pompeya en el año 89 antes de Cristo fue asediada por Lucio Cornelio Sila.

En el año 80 antes de Cristo, Pompeya se rinde tras la conquista de Nola, Pompeya es convertida en colonia, Colonia Cornelio Veneria Pompeianorum.

Tras ser conquistada Pompeya, se otorga la ciudadanía romana a sus habitantes en lo que respecta a las cargas militares y fiscales pero no en lo referente a los derechos.

En el año 59, unos disturbios en el anfiteatro entre pompeyanos y unos visitantes de Nuceria, provocaron diversos muertos y heridos, lo cual hizo que el emperador Nerón prohibiera las exhibiciones de los gladiadores durante 10 años.

En el año 62, un terremoto sacudió a Pompeya y sus alrededores, causándoles graves daños, aunque la ciudad fue reconstruida.

El 24 de agosto del año 79, según el relato de Plinio el Joven, fue cuando la erupción del Vesubio destruyo la ciudad, aunque al parecer la fecha no es del todo correcta y debió ser unas semanas después.

En el año 1.550, fueron descubiertas las ruinas de Herculiano y Pompeya por el arquitecto Fontana, cuando excavaba un nuevo curso para el río Sarno.

En el año 1.748 fue redescubierta Pompeya, fue patrono y visitante de las excavaciones Carlos VII de Nápoles, más conocido como Carlos III de España, entre los años 1.759 y 1.788.

Año 1.860, Giuseppe Fiorelli, arqueólogo italiano, viendo los huecos creados en la ceniza, por los cuerpos humanos que murieron en la erupción del Vesubio, pensó que si se rellenaban esos huecos con yeso, se vería exactamente que hacían esas personas el momento anterior a morir.

Actualmente hay contadas unas 2.000 víctimas del terremoto, aunque se espera encontrar muchas más, conforme se hagan más excavaciones.

Año 1.943, los aliados con sus bombardeos destruyeron parte de estas ruinas recuperadas, que finalizada la Segunda Guerra Mundial fueron reconstruidas nuevamente.

En el año 1.997, es declarada Pompeya como parte del Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Pompeya actualmente es un destino turístico muy visitado, solo en 2.007 recibió la visita de más de dos millones y medio de visitantes.


Para una mayor información os remito a la Wikipedia en su artículo “Pompeya”.