Cosas de Jorge

jueves, 23 de enero de 2014

Mermelada de pepino


Hace bastantes días que vi la receta de Patricia Pamos que titula “Receta del día: mermelada de pepinos” y la verdad, me llamo la atención y ayer se me ocurrió experimentarla con dos pepinos un poco feos que andaban perdidos por el cajón de las verduras del frigorífico.

Aunque es una labor un poco larga, la verdad es que merece la pena probar esta receta.

La verdad es que no confiaba mucho en el resultado pero la combinación de pan tostadito, la mermelada de pepino y queso de untar da un sabor muy agradable y original.

Además lo acompañe de pan untado con tomate y jamón y sobras de una lata de foie gras que puse en más pan tostadito, con eso y con las sobras que aun restaban de mi “flan de uvas azul”, cenamos la mar de bien.

Ingredientes:

2 pepinos medianos (300g.)
125 g de azúcar
Panecillos tostados de sabores (de esos que venden en el supermercado)
Queso de untar

Preparación:

La verdad, es que hacer una mermelada es muy simple, pero lentoooo.

Como veis simplemente necesitamos dos ingredientes, el pepino y azúcar.

Aunque en la receta original Patricia le quita las semillas, yo que soy más de pueblo que ella y opino que estas semillas son aceptables para el paladar, pues aquí no se tira nada.
En primer lugar pelaremos los pepinos, pero que conste que la pieles las corto a trocitos y se las pongo en el comedero a las gallinas que se las comen como si fueran chuches.

Una vez pelados los pepinos, los troceamos y los metemos en la olla exprés, junto con el azúcar.

Cuando empieza a sacar vapor, baje el fuego al mínimo y se mantiene así durante unos 15 minutos.

No es necesario agregar agua a la olla exprés puesto que el pepino contiene mucha agua.

Pasados los 15 minutos se apaga el fuego y dejas que se descomprima la olla sin abrirle la válvula.

Cuando pierde la presión se abre la olla y se traslada su contenido al vaso de la batidora, se tritura y se retorna a esa misma olla o a otra más pequeñita.

Se coloca de nuevo a fuego lento hasta obtener la densidad de la mermelada deseada, dándole vueltas de cuando en cuando.

Se deja enfriar y ya está lista.

Cuando se enfríe embadurnamos de mermelada los panecillos de sabores y colocamos una cucharadita de queso de untas sobre ellas.

Que aproveche