Cosas de Jorge

jueves, 14 de noviembre de 2013

El planeta Ummo II



Retomamos al tema Ummo, realizando una ampliación de mi artículo “El planeta Ummo”.
En el artículo de hoy viajaremos mas allá de nuestro país, más allá de la Tierra, e incluso  más allá del Sistema Solar.

Ciertamente, este viaje, me parece interesante, quizás tan interesante, como que quizás terminemos sentados en nuestra silla, mientras nuestro viaje solo haya sido al mundo de fantasía… o quizás no.

El planeta Ummo consiste en un planeta, en cual se supone habita la civilización ummita, que entro en contacto con personas de nuestro planeta, la Tierra.

Los ummitas aseguran que  llegaron a la Tierra el 28 de marzo de 1.950 en los Bajos Alpes franceses, cerca de La Javie.

Al parecer existen unos documentos y cartas, que llegaron a personas creyentes en el fenómeno OVNI, tema destacado tanto en España como en Francia en los años 1.960 y 1970, puesto que estos documentos fueron recibidos mayoritariamente en España.

En el año 1.962 Fernando Sesma Manzano, el primer receptor de las cartas ummitas ya mantenía contacto con Saliano, un supuesto ser extraterrestre.

Por esos años se reunían en el sótano del Café Lyon en un local que se llamaba “La Ballena Alegre”, donde Sesma leía en voz alta las cartas recibidas de los extraterrestres.

Enero del año 1.966, empiezan a llegar unas curiosas cartas a España, remitidas por unos señores que afirmaban estar en la Tierra, en misión exploradora, procedentes de un planeta situado a más 14.000.000 de años luz, este planeta es el planeta Ummo.

En el año 1.970 se forma la asociación Eridani A.E.C compuesta por Jordán Peña y Félix Ares de Blas

El planeta Ummo, tiene también un sol, como nosotros, su sol se llama Wolf 424.

Wolf  es una estrella de la constelación de Virgo, que fue descubierta por Max Wolf, pionero en la astrofotografía.

Lo que no comprendo, es el motivo por el cual los ummitas, estando en la Tierra y siendo más adelantados que nosotros, por qué motivo por el cual se comunicaban por carta, (también se comunicaban por medio de llamadas telefónicas), habría sido más lógico un video, puesto que en los años 60 ya existía la televisión, o que aparecieran ellos mismo en algún programa, pero recurren a sistemas “rudimentarios”, como si ahora fuéramos nosotros, los descubridores de un planeta, más atrasado científicamente que nosotros, e intentáramos comunicarnos con pinturas rupestres con ellos… por favor, no es lógico.

Pero sigamos con la historia, a ver donde terminamos…

Según cuentan estas cartas, que son de extraordinaria originalidad y coherencia, en ellas se cuentan sus ideas filosóficas, religiosas, científicas, técnicas, políticas, económicas y de otros temas, mas adelante tendremos acceso a todas estas cartas.

Durante 1.966 y 1.967, Fernando Sesma recibió una oleada de cartas ummitas.

Estas cartas se fueron espaciando en el tiempo, así como diversificando sus receptores, hasta casi no llegar ninguna, hasta que en los años 80 llego una nueva oleada de cartas con un profuso y denso contenido.

Para aquellos curiosos que quieran profundizar en el tema, os enlazo a la página de la web ummo, donde podréis leer vosotros, toda esta colección de cartas.

Según cuentan los ummitas, en su primera carta en Ummo, los océanos, también salados ocupan más del 60% del planeta.

Solo en uno de su continente existen muchos grandes lagos.

Sus montañas están muy erosionadas por lo cual tienen pocas formas accidentadas.

Utilizan como idioma un lenguaje doble, con el cual (si no lo entiendo yo mal), pueden mantener dos conversaciones simultáneamente.

En matemáticas, “curiosamente” utilizan el sistema decimal, como nosotros.

Los ummitas poseen un cuerpo similar a los nuestros, pero en la adolescencia se les atrofian las cuerdas vocales (como a los niños, que les cambia la voz) pero a ellos les deja prácticamente sin voz, pero con unos dispositivos especiales pueden hablar normalmente.

Sus únicos 4 gobernantes son elegidos por sus capacidades psicofisiológicas.

Esto me gusta… ¿os imaginais reducir la clase política a solo “CUATRO” personas, en todo nuestro planeta?

Además, los “CUATRO” con algo más que serrín, avaricia o deseo de poder en esa pelota que pasean sobre sus hombros.

No utilizan el dinero, los alimentos y el mobiliario son tan abundantes que no tienen valor.

Su religión se parece a la cristiana, añado yo, como otras muchas en nuestro planeta, en muchos casos anteriores al cristianismo.

Según afirmaciones de diversos ufólogos, la clave de los ummitas había que buscarla en un psicólogo industrial, vicepresidente de la Sociedad Española de Parapsicología, José Luis Jordán Peña, el cual confesó ante la policía los detalles del fraude que llevo a cabo por casi durante 30 largos años.

En abril de 1.993 Jordán Peña confesó ser el autor de la trama ummita, cosa que ya hacia unos años se olían ufólogos tales como Javier Serra, José Juan Montejo y Manuel Caballal.

Se consideraba muy sospechoso que los dibujos del libro publicado en 1.982 por Jordán Peña “Casas encantadas” eran muy similares a los dibujos de las cartas ummitas.

Ya en el año 1.988, Carlos Berché en su artículo “Ummo: 20 años de paranoia compartida” ya señalaba a Peña como posible promotor de un fraude.

Actualmente, a pesar de que Jordán Peña ha reconocido el fraude aun restan grupos de creyentes como el grupo boliviano “Hijas de Ummo” o también “Ummo sciences” los cuales afirman haber descifrado el lenguaje ummita.

Os recomiendo visitar sobre el tema la web “Más Allá” en su post “Caso Ummo: Sexo, mentiras y… ¿extraterrestres?” donde realizan una larga y amena exposición sobre el tema.

Entrevistando al periodista Juan Ignacio Cuesta, colaborador del programa “La
Rosa de los Vientos” de Onda Cero, el cual en los tiempos de la Ballena Alegre asistía periódicamente a estas reuniones afirma que no cree la existencia de extraterrestres en el caso ummo, también asegura que Peña tuvo colaboradores.

Según Manuel Carballal que publico en el año 2.001 “Los expedientes secretos”, obra que dedica un capítulo completo al tema ummo, afirma que los servicios secretos españoles estaban muy interesados en las reuniones de la Ballena Alegre y el tema ummo.

Carballal también afirma poseer el troquel utilizado para crear las “láminas de San José de Valderas”, pero además afirma que las siguientes personas colaboraron con la trama ummo:

-Jordán Peña motor inicial del tema ummita.

-Vicente Ortuño, sostenía el OVNI, mientras Peña sacaba las fotos.

-Mercedes Carrasco y Trinidad Pastrana, eran las encargadas de enviar las cartas de los ummitas.

Pero también Enrique Villagrasa Novoa, ingeniero de obras púbicas, asiduo de la Ballena Alegre, receptor de cartas y llamadas telefónicas de los ummitas nos cuenta que hablaba por teléfono asiduamente con un ummita llamado Dei-98.

Vilagrasa opina que Peña no falsifico todo el tema ummo y afirma que los ummitas advirtieron que si tenían dificultades desacreditarían todo el tema ummo, por lo cual Peña ha debido auto inculparse por indicación de los ummitas.

Jordán Peña que a sus 57 años, en 1.988 sufrió una trombosis cerebral que lo dejo hemipléjico, a causa de lo cual le han quedado lagunas en su mente y tiene dificultad para expresarse nos cuenta sobre el tema…

-Los resultados de mi experimento sociológico sobre el tema ummo son secretos, aunque pensaba publicar parte de los resultados pero la trombosis me lo ha impedido.

-No me arrepiento de haber mentido, en mis informes escribía “no nos crean”, si me arrepiento de haber dicho la verdad.

-Mis colaboradores fueron Alicia Araujo, Vicente Ortuño, Antonio San Antonio y mi cuñado.
-Confese en 1.993 todo, al sentirme culpable por lo ocurrido con la secta Edelweiss.