Cosas de Jorge

jueves, 24 de octubre de 2013

Ensalada de verduras y gambas

Ingredientes para la receta.

En esta ocasión os presento una sencilla receta, sana, de agradable sabor y con bonita presencia.

Ingredientes (2 personas):

24 gambitas cocidas congeladas
2 zanahorias
6 espárragos blancos
¼ judías verdes
2 patatas
Unas hojas de lechuga
Aceite
Curry
Sal

Ingredientes para la salsa, para unas 4 personas (aunque podéis poner cualquier otra que deseéis):

2 o 3 zanahorias cocidas y peladas
2 ajos crudos fileteados
Zumo de limón (opcional).
Sal
Aceite de oliva


Preparación de la receta:

Como podréis comprobar, la receta es muy simple, resulta un poco trabajosa, ya que se han de cocer las verduras por separado, a ver como os lo cuento.

Yo utilice un hervidor eléctrico, ello simplifica mucho el tema, pero como eso es algo que no suele estar en la mayoría de cocinas, habrá que usar la olla con agua hirviendo o el microondas para cocer las verduras.

Por una parte podemos poner una olla al fuego con agua y con las patatas sin pelar y dejarlas cocer hasta que estén tiernas (como siempre os aconsejo cocer de sobra, así tendréis patatas cocidas para futuras recetas).

En otra olla, colocaremos las judías verdes, los espárragos blancos, y las zanahorias  peladas, que se pelan más fácilmente con un pelador crudas. que cocidas (si vais a hacer la salsa que os pongo al final, también cocer zanahorias de más para después hacer la salsa).

Os recomiendo cocer el “mix” de verduras, a fuego medio-bajo  para que no se desmonten los espárragos.

Conforme las diferentes verduras se os pongan tiernas ir retirándolas del fuego.

Una vez todas las verduras estén cocidas solo nos queda montar el plato.

Se puede simplificar mucho más la receta con judías de bote, espárragos de lata, y zanahorias baby también de bote, hasta se venden patatas ya cocidas en bote, aunque personalmente solo recomendaría el uso de espárragos de lata, que espárragos blancos no suelen haber en el supermercado y son bastante más caros los frescos, lo demás mejor cocerlo nosotros, aunque sean verduras congeladas.

En primer lugar plantamos en el centro del plato un recipiente pequeño para poner la salsa que deseéis, para que posteriormente cada comensal vaya metiendo su trozo verdura en la salsa, moje sopitas, o salsee.

Para mi gusto queda más rico meter lo que pinchemos con el tenedor en la salsa y de ahí a la boca.

Ahora lavaremos y picaremos dos o tres hojas de lechuga, para decorar el fondo del plato.

Rociamos la lechuga con un poquito de aceite de oliva.

A continuación pelamos las patatas troceándolas y colocándolas en una parte del plato.

Para dar a las patatas un poco de color (blancas quedan muy feas para mi ojo), ponerles curry ( o pimentón dulce o picante) al gusto.

Troceáis las zanahorias y las colocáis en otro montoncito dentro del plato.

Los espárragos, le cortáis la parte dura y los colocáis enteros, los tres juntitos.

Las judías verdes a otro montoncito.

Peláis las gambas cocidas y hacéis otro montoncito en el plato.

Ni a las verduras, ni a las gambas, les puse ni sal, ni aceite, solo a la lechuga (que para mi gusto es muy sosa sin aceite), puesto que ya tendremos para sazonarlas, la salsa que pondremos dentro del recipiente que hemos colocado en el centro del plato.



Ingredientes para la salsa, para unas 4 personas (aunque podéis poner cualquier otra que deseéis):

2 o 3 zanahorias cocidas y peladas
2 ajos crudos fileteados
Zumo de limón (opcional).
Sal
Aceite de oliva



Preparación:

Preparamos la salsa, que para mi gusto queda muy rica.

Pelamos las zanahorias y las cocemos en el microondas con un chorrito de agua y tapadas con plástico de cocina hasta que estén tiernas (en teoría las tenemos ya cocidas con las que aconsejaba cocer de sobra al cocer las verduras).

Se trocean las zanahorias y se colocan en el vaso de la batidora.

Se pelan y filetean 2 ajos que también introducimos en el vaso de la batidora.

Agregamos sal al gusto.

Añadimos aceite de oliva poco a poco, como si hiciéramos un all i oli, mientras trituramos la zanahoria y los ajos con la batidora.

Nos ha de quedar de una textura similar a una mayonesa, agregar aceite hasta que nos guste la textura.
Si nos queda demasiado líquida podemos agregarle otra zanahoria, si nos parece demasiado espesa, le añadimos aceite (a los que les guste el limón podéis añadirle zumo de limón).


A la nevera y sirve para acompañar tanto carne, verduras o pescados.