Cosas de Jorge

sábado, 7 de septiembre de 2013

Memoria II


Hace días que tengo apolillándose mi bata blanca de loquero, después de tanto viaje imaginario, por lo cual hoy ampliaremos un post que ya escribí hace algún tiempo, por ello nombraremos este tema “Memoria II”, así como la segunda parte de este post, al cual publicaré en breve, “Memoria III”.

Aunque en varias ocasiones he tocado el tema de la memoria, hoy se me ha ocurrido que podríamos ampliar un poco el tema, puesto que la mente y la memoria en particular, son un tema que considero muy interesante.

La memoria yo la definiría como una cosa parecida al disco duro, de nuestro ordenador, un disco duro que poseemos dentro de nuestro cerebro.

Para comenzar, os recomiendo la realización del siguiente  test de memoria, la verdad es que yo no quedé nada bien parado cuando lo realice, suerte a quien lo intente, mejor yo omito mi resultado….

La memoria consiste en una función del cerebro que permite a este, codificar, almacenar y recordar la información retenida en el pasado como si del disco duro de nuestro ordenador se tratara.

La memoria retiene experiencias pasadas, según su alcance temporal se divide en tres tipos de memoria, la memoria de corto plazo, memoria de mediano plazo y memoria de largo plazo.

La parte del cerebro encargada de gestionar la memoria y el aprendizaje es el hipocampo.

El alzhéimer ataca las células del hipocampo, lo cual demuestra que estas células son las que almacenan la memoria y el aprendizaje.

Tanto el consumo de alcohol, como el consumo del tabaco, afectan negativamente nuestro cerebro.

Nuestro cerebro contiene alrededor de 100.000 millones de neuronas y se supone que poseemos una capacidad de almacenamiento de entre 1 y 10 terabytes (los discos duros de los ordenadores personales, actuales, difícilmente tienen un disco duro superior a 2 terabytes).

La memoria esta repartida en nuestro cerebro en varias partes muy especializadas.

En el córtex temporal se almacenan los recuerdos de la infancia.

El hemisferio derecho guarda el significado de las palabras, convirtiéndose este en nuestro diccionario personal.

El córtex parieto-temporal conserva los datos del aprendizaje.

La percepción y el pensamiento se desarrollan en los lóbulos frontales.

En el cerebelo se almacenan nuestros automatismos.

La dopamina es el neurotransmisor que además de darnos sensaciones placenteras, entre otras cosas, es la responsable del aprendizaje y de la memoria.

La memoria es algo de lo que muchos nos quejamos, jamás nos quejamos de nuestra mala inteligencia.

Generalmente solemos olvidar cosas, que después nos esforzamos por recordar.

¿Quién no ha dicho en varias ocasiones la frase… “Lo tengo en la punta de la lengua”?

Para evitar olvidar os recomiendo otro antiguo post mio “Potenciando la memoria” que lo considero bastante interesante.

La memoria es adictiva, como las drogas, cuanto mas la obligas a aprender o a memorizar, mas, mejor y mas rápido funciona.

Para los interesados en el tema os remito a la Wikipedia.