Cosas de Jorge

martes, 25 de enero de 2011

Alzehimer


Hoy ha sido un dia dificilisimo en la peregrinación para elegir el tema del post.
En primer lugar queria hablar sobre los blogs, herramientas para publicitarlos....etc
Después poneros una receta de tomater rellenos que estoy preparando en estos instantes......
Pero al final he visto este chiste que me enviaron hace algún tiempo y ha ganado el chiste.
Realmente el alzehimer es una enfermedad muy seria, pero, a pesar de ello, mejor buscar la sonrisa...que feliz ha de ser esa persona que es capar de reirse de la enfermedad y de la muerte....además ¿para que temer la muerte? esta nos llegara a todos, cuanto mas tarde mejor, pero llegar, os aseguro que nos llegara.
Mañana os colocare la personalidad de los Tauro si no hay cambio de planes.
A los 85 años de edad, Hipólito se casa con Ana, de 35.
 
Ana, en consideración con su futuro marido decide que después de la boda tendrán dormitorios separados.
 
Después de la ceremonia y la cena, Ana se prepara para dormir, cuando se escuchan golpes en la puerta. Va a abrir y allí está Hipólito listo para la acción.
 
Concluido el acto, Hipólito le da un beso de buenas noches y vuelve a su dormitorio.
 
Después de algunos minutos, Ana oye otros golpes en la puerta, abre y ¿quién es? ¡Hipólito...! Listo para la segunda vuelta.
 
Sorprendida, Ana acepta de buen grado y al final Hipólito le da un cariñoso beso de buenas noches y se va.
 
Más tarde, Hipólito está otra vez tocando la puerta tan fresco como un muchacho de 25 años... ¡¡¡listo una vez más!!!
 
Y así dos veces mas, Hipólito llamando a la puerta de Ana y al final, como siempre, le da un beso de buenas noches y vuelve a su cuarto.
 
Después de una hora larga, regresa Hipólito por sexta vez como si nada, pero en esta ocasión Ana le detiene:
 
--Me impresiona que a tu edad puedas hacerlo tantas veces Hipólito. ¡Realmente eres un gran amante! He estado con hombres con un tercio de tu edad y son totalmente incapaces de seguirte el paso.
 
Hipólito la mira desconcertado:
 
--¿Cómo... ya había venido antes?
 
 
Moraleja: El Alzheimer tiene sus ventajas.