Cosas de Jorge

martes, 21 de noviembre de 2017

Remedios caseros contra la resaca


En esta ocasión os copiare unas recetas que he visto en la web “En Plenitud” con diversas recetas para hacer preparados para ayudar a soportar la resaca.

Mi consejo es que mejor beber menos y no tener necesidad de ellas, pero si nos hemos excedido, habrá que buscar remedios para sobrevivir a ello lo mejor posible.

El post al cual me refiero se llama “Bebidas caseras contra las resacas”.

Bebida a base de ortigas

Ingredientes:

· ¼ litro de agua
· Un limón
· Hojas de ortiga

Preparación:

Hervir las hojas de ortiga durante cinco minutos y luego colar la preparación. Añadir el zumo de un limón. Beber un vaso en ayunas.

Bebida a base de vinagre

Ingredientes:

· ½ litro de agua
· Zumo de cuatro limones
· Tres cucharadas de vinagre de manzana
· sal

Elaboración:

Mezclar muy bien los ingredientes y beber la preparación tres veces al día.

Licuado de pepino:

Ingredientes:

· Una cebolla
· Un pepino
· Un tomate
· 30 gramos de remolacha
· 100 gramos de apio
· Un poco de perejil

Preparación:

Licuar muy bien todos los ingredientes y beber la preparación en ayunas. Es un potente remedio casero contra la borrachera.

Recomendaciones contra la resaca

Si se va a beber, lo mejor es no tener el estómago vacío. Los hidratos de carbono, las proteínas y grasas ayudan a que el organismo pueda asimilar un mayor volumen de alcohol.

Es conveniente acostarse cuando lo peor haya pasado y no antes. Beber agua ayuda a que el alcohol se elimine por la orina.



Rebanadas varias con sobras


Continuamos aún con el vicio de comer rebanadas de pan con restos de la nevera untadas de tomate para cenar.

Ingredientes (2 personas):

10 rebanadas de una de payes de ½ kg
Sobras de tortilla de patatas
½ lata de foie-gras
Queso de untar
4 lonchitas de membrillo
2 tomates maduros
Aceite de oliva
Sal

Preparación:

Comenzamos preparando mi habitual salsa de tomate.

Lavamos y troceamos ambos tomates, los colocamos en el vaso de la batidora, les añadimos aceite y sal al gusto y trituramos.

Cortamos en dos cada rebanada de pan y untamos una de sus caras con la salsa de tomate.

Repartimos las rebanadas sobre los platos donde los serviremos.

Sobre doce de las medias rebanadas colocamos lonchitas de tortilla.

Sobre otras cuatro mitades de rebanadas de pan colocamos el foie-gras.

Solo nos resta untar las cuatro mitades de pan restantes de queso de untar y cubrir este con unas lonchitas de membrillo.

Servir y comer.

lunes, 20 de noviembre de 2017

La Atlántida


En este caso marcharemos a un mundo distinto, un mundo situado a medio camino entre la fantasía y la realidad, intentaremos saber que fue la Atlántida.

Platón, nos sitúa la isla de la Atlántida delante de las Columnas de Hércules , en el océano Atlántico.

Nos cuentan, que su tamaño fue tan grande como Libia y Asia juntas.

Esa inmensa isla, desapareció a causa de un gran terremoto, seguido de una gran inundación.

Antes de que esto ocurriera, sus beligerantes habitantes fueron vencidos por los atenienses.

Cuando los dioses se repartieron el Mundo, a Poseidón le correspondió la Atlántida (además de otros lugares).

Poseidón se enamoro de Clito y para protegerla, o mantenerla cautiva, coloco tres anillos de agua rodeando la montaña que habitaba su amada.

Poseidón y Clito, tuvieron como descendencia 10 hijos, por lo cual Poseidón dividió la Atlántida en 10 reinos, uno para cada hijo.

A su hijo mayor, llamado Atlas le dio el reino que contenía la montaña donde guardaba a Clito, le dio poder sobre sus 9 hermanos restantes, y en honor a Atlas, llamo a la isla Atlántida.

La Atlántida era rica en recursos, destaca el oricalco (una especie de aleación de cobre natural), más valioso que el propio oro, bosques ricos en madera, animales y alimentos que proporcionaba generosamente la tierra.

Los reinos de la Atlántida,  eran gobernados a través de las leyes escritas en la columna de orialco, en el Templo de Poseidón.

La justicia y la virtud eran propias de la Atlántida, hasta que los descendientes de Poseidón desarrollaron las ansias de dominar y consiguieron dominar los pueblos desde Libia hasta Egipto y de Europa hasta Tirrenia, cuando intentaron someter a Grecia y Egipto fueron derrotados.

Se cuenta que Zeus y los demás dioses, castigaron a los atlantes con un gran terremoto, seguido de un gran diluvio, que en un día y una noche hizo desaparecer la Atlántida.

También el cronista  José Pellicer de Ossa, afirma que la Península Ibérica fue la Atlántica, así como también asocia a los atlantes con los tartesios.

Parece ser que le realidad es otra,  según los estudiosos del pensamiento de Platón, parece ser que la historia de la Antártida, es una parábola, creada por Platón para generar un mensaje sobre el castigo divino, sobre el conflicto armado entre los siracusanos y los cartagineses.


Si existió o no la Antártida, de momento es un misterio que nadie sabe, es bonito pensar en su existencia, pero es muy curioso que se la suponga en muchos sitios diferentes, la existencia de una isla tan grande, como se supone que fue la Antártida, por lo cual personalmente me creo más la opinión de que fuera una parábola para moralizar al pueblo por parte de Platón.

Higos y melón con yogurt


Una forma fácil de comer fruta con una presentación espectacular, es trocearla, colocarla en una copa y cubrirla con un simple yogurt.

Ingredientes (2 personas):

1 raja de melón
6 higos frescos
1 yogurt natural sin azucarar
2 cucharadas soperas de miel
2 bombones (para decorar)

Preparación:

Lavamos y troceamos los higos, repartiéndolos entre dos copas.

Troceamos también el melón, a trocitos pequeños, desechando su piel y sus semillas, colocándolo sobre los higos.

Colocamos una cucharada de miel en cada copa.

Repartimos el yogurt entre ambas copas, tapando el melón.

Decoramos colocando un bombón sobre cada copa.

Guardar en el frigorífico hasta el momento de servir.

domingo, 19 de noviembre de 2017

Lubina con gambas al horno


Realmente esta receta esa basada en dos recetas que encontré en “Cookpad” concretamente en la receta que nos presenta Doodles&Cooking “Lubina al horno con salsa de mantequilla y miel con patatas chips” y la receta que nos presenta Ire de “Lubina fresca al horno”, entre ambas y alguna pequeña aportación personal, ha salido la estupenda receta que os presento, acompañada de la salsa que nos incluye en su receta Doodles&Cooking

Recetas de la idea:

Ingredientes (2 personas):

1 lubina fresca
8 gambas grandes congeladas
2 patatas medianas
1 vaso de vino blanco
1 tomate
2 cucharadas de miel
2 cucharadas de mantequilla
Pimienta
Azúcar
Sal

Preparación:

Solicitamos a nuestro pescadero que nos prepare una hermosa lubina para hacerla al horno, sin quitarle la cabeza, ni la espina.

Pelamos, lavamos y cortamos a rodajas gruesas las patatas.

Freímos a baja temperatura las patatas en la freidora hasta que estén tiernas, pero sin dorarse (ni no tenéis freidora también podéis confitarlas en una sartén con mucho aceite a fuego bajo).

Las escurrimos y colocamos en el fondo de la fuente que utilizaremos para hornear.

Sobre las patatas colocamos el tomate cortado a rodajas muy finitas.

Salpimentamos y colocamos una cucharadita de azúcar sobre las rodajas del tomate, por si este fuera acido, para que no nos estropee el plato.

Colocamos la lubina sobre el tomate y a cada costado de la lubina colocamos 4 gambas sin descongelar.

Salpimentamos nuevamente, añadimos el vino y un generoso chorro de aceite de oliva.

Introducimos a 180º entre 20 y 30 minutos.

Mientras se nos hornea la lubina, prepararemos la salsa, colocando en una salsera apta para el microondas, dos cucharadas de mantequilla, dos cucharadas de miel, sal y pimienta al gusto.

Calentar en tandas de 1 minuto hasta que se derrita la mantequilla, remover y reservar.

Separamos los filetes de la lubina desechando la cabeza y la raspa.

Colocamos un filete de lubina, cuatro gambas y repartimos entre ambos platos las patatas  y el tomate.

Llevamos la salsera a la mesa y que cada comensal se sirva la salsa que desee.

sábado, 18 de noviembre de 2017

Mont Pelerin


En esta ocasión, voy a escribiros sobre una de esas sociedades, donde se reúnen los poderosos, para decidir como gobernar a los menos poderosos.

La próxima reunión de esta sociedad, se producirá en  España (Islas Canarias), entre el 30 de septiembre y el 6 de octubre del 2018.

Según se autodefinen en su web “Montpelerin” consiste en una sociedad  compuesta por personas que ven los peligros de la sociedad civilizada descritos en su declaración de objetivos.

En abril de 1.947, el economista austriaco Friedrich von Hayek, reunió a 36 personalidades  de mundo financiero e industrial suizo, en el Hôtel du Park en la población de Mont-Pèlerin en Suiza para difundir sus ideas.

Actualmente los integrantes de esta sociedad son más de 500 personalidades…

Sus ideas afirman entre otras cuestiones…

"Cualquier política dirigida directamente a un ideal de justicia distributiva, es decir, a lo que alguien entienda como una distribución "más justa", tiene necesariamente que conducir a la destrucción del imperio de la ley porque, para poder producir el mismo resultado en personas diferentes, sería necesario tratarlas de forma diferente. Y ¿cómo podría haber entonces leyes generales?"

La sociedad Mont Pelerin se funda con ideología contracorriente, constituyendo un grupo contrario a la Europa del Bienestar, al comunismo y al socialismo, que según ellos todo es una misma cosa.

Desde 1947 esta sociedad, se ha reunido cada dos años en diferentes lugares del mundo, entre sus miembros han estado siete premios nobel de economía.

En los últimos años, parece ser que el mundo está obedeciendo a esta sociedad, donde solo se habla de globalización, productividad, recortes y liberalización de los mercados, donde hablar de justicia social, derechos sociales o similares, cada día está peor visto.

Ciertamente opino que marchamos por el camino que siembra esta sociedad, un camino, que opino que nos llevara a un infierno, aún peor que el actual.

Pero mejor analicemos hacia donde caminamos, e intentemos comprender como funciona la economía y por proximidad la política, egocéntricamente, refiriéndome a España, aunque mis comentarios son aplicables a una inmensa mayoría de estados.

Antes que nada puntualizar que estas asociaciones como son Mont Pelerin o Bildelberg, así como unas cuantas más que existen y os contare en futuros artículos, teniendo la importancia y el poder que tienen, son tan desconocidas para el mundo, no suelen aparecer en la tele, ni en los periódicos, ni hay polémica sobre lo que dicen… ¿curioso verdad?

Otro tema, el tema de las leyes de un país, unas leyes tan complejas que lo que está permitido en una provincia, es delito en otra.

Unas leyes tan complejas, que dependen mucho del poder económico que poseas, para poder defenderte con un aburrido abogado de oficio o una legión de abogados (estupendamente pagados),para interpretar las leyes a tu antojo…

La globalización y la deslocalización de empresas, en un  principio ha sido la panacea para muchas multinacionales, que han hecho su agosto fabricando con poca reglamentación y pagando sueldos de pena.

Esa deslocalización ha beneficiado a países como China y está abriendo las puertas a África, pero…

Si el mundo rico no produce, sus trabajadores se van al paro, las divisas se esfuman viajando a países emergentes… ¿a quién venderán las multinacionales?

En el mundo rico, la clase trabajadora empieza a convertirse en clase pobre, muchos sin trabajo, por lo tanto sin ingresos, los que consiguen trabajo, cada vez a un sueldo menor, mientras el estado nos aumenta los impuestos.

Entonces si el pueblo no tiene ingresos, si el que trabaja cada día cobra menos y paga más impuestos…

¿Quién consume la producción de las multinacionales?

Creemos una sociedad como estas, (Pelerin, Bilderberg, etc), pero anunciémosla a bombo y platillo, en cada rincón del país, pero una sociedad fundada para la generación de empleo, una sociedad para simplificar las leyes, una educación que enseñe a pensar, que los bancos centrales pongan en marcha las maquinas de hacer billetes y busquemos el pleno empleo, necesitamos un país que produzca riqueza, no necesitamos un país de subsidios, donde cada día trabajamos menos y se pagan subsidios por no producir.

Todo esto sin olvidar las duplicidades de los estamentos del gobierno…

Bueno y por hoy ya he gruñido bastante, quien opine que no tengo razón, por favor, que comente y hablémoslo, que si hablamos aprenderemos y solo así comprenderemos el mundo mejor todos.

Melón y sandía con chocolate


Continuo presentando fruta cortada a daditos, últimamente me ha dado esa manía.

Ingredientes (2 personas):

2 rodajas de melón
1 rodaja de sandía
Chocolate de cobertura de tartas

Preparación:

En lugar de cortar a rajas como es habitual cortar el melón y la sandía, en este caso cortaremos  rodajas ambas frutas, como si fueran piña.

Desechamos la piel y las semillas de ambas frutas.

Cortamos tanto el melón como la sandía a tiras de aproximadamente el mismo tamaño que el grosor de la rodaja.

Posteriormente cortamos las tiras formando daditos.

Colocamos los daditos alternando daditos de melón y sandía, formando algo parecido a un tablero de ajedrez.

Decoramos las frutas con chocolate de cobertura de tartas.

Guardamos en el frigorífico hasta el momento de servir.