Cosas de Jorge

viernes, 20 de octubre de 2017

Vimanas


Continuamos con los temas del mundo desconocido, en este caso, nos marcharemos a la India, al segundo milenio antes de Cristo, ahí conoceremos un OVNI, con la friolera de 4.000 años.

En el siglo III antes de Cristo, en el Majábharata, texto épico mitológico indio, así como en el Ramaiana, también texto épico, escrito por Valmiki, se nombran los vimanas.

 …Venía a bordo de un vimana, y sació su ira enviando un sólo y único rayo en contra de la ciudad. Una enorme columna de fuego diez mil veces más luminosa que el sol se levantó, y la ciudad quedó reducida a cenizas en el acto…

En sus páginas, el Ramaiana nos describe unos carros voladores, utilizados en las guerras, entre los dioses en el panteón hindú.

También en el mismo Ramaiana, se nos afirma que el demonio Ravana, poseia un pushpaka (vimana de flores) con el cuál podía volar.

El Ramayana relata:
  • Las Vimanas tienen la forma de una esfera y navegaban por los aires a causa del mercurio (rasa) levantando un fuerte viento.
  • Hombres a bordo de los Vimanas podían así cubrir grandes distancias en un espacio de tiempo sorprendentemente corto, pues el hombre que conducía lo hacía a su voluntad volando de abajo arriba, de arriba abajo, adelante o atrás.
  • Debe haber cuatro depósitos de mercurio (rasa) en su interior.
  • Cuando son calentados por medio de un fuego controlado, el vimana desarrolla un poder de trueno por medio del mercurio.
  • Si este motor de hierro, con uniones adecuadamente soldadas, es llenado de mercurio y el fuego se dirige hacia la parte superior, desarrolla una gran potencia, con el rugido de un león e inmediatamente se convierte en una perla en el cielo.
El  Rig-veda, un antiguo texto indio, datado en el siglo II antes de Cristo, el Rig-veda nos cuenta que el dios Sol viaja en un carruaje vimana luminoso.

También, nos habla el Rig-veda de de otros dioses que viajan en carruajes vimanas, que poseen ruedas y son empujados por animales, habitualmente caballos.

Nos cuenta el Rig-veda que el dios védico Pushan, en cambio era empujado por cabras.

En el Samarangana-sutradhara, una obra enciclopédica escrita por el rey indio Pamara Bhoja de Dhar, escrita en el siglo XI, contiene 83 capítulos, donde en su capítulo 31 “está” dedicado a las máquinas (iantras),también nos menciona los vimanas.

En el Saramangana Suttradhara se lee:
  • Estaban hechos con planchas de hierro bien unidas y lisas y eran tan veloces que casi no se los podía ver desde el suelo. Los hombres de la tierra podían elevarse muy alto en los cielos y los hombres de los cielos podían bajar a la tierra.
En el siglo XII en el Bhágavata-purana, una colección de textos religiosos hinduistas, describen diversos vimanas con variadas formas y tamaños, como carro o carroza de los dioses, como una especie de vehículo mítico aéreo, otras descripciones muestran al vimana como un palacio o casa, hasta se menciona en una ocasión un vimana con siete pisos de altura.

Existen más textos, donde se nos habla de los vimanas, como el Mahavira, Charita o el Libro de Krisna…

El Libro de Krisna relata:
  • Era capaz de moverse sobre el agua y bajo el agua. Podía volar tan alto y veloz que resultaba imposible de ver. Aunque estuviese oscuro, el piloto podía conducirlo en la oscuridad
El Mahavira Charita dice:
  • Un proyectil, cargado con la fuerza del universo, produjo una inmensa columna de humo y llamas deslumbrantes. Tan brillantes como 10.000 soles en todo su esplendor.
  • Era una arma desconocida, un trueno de hierro, un gigantesco mensajero de la muerte, que redujo a cenizas a la totalidad de la raza enemiga.
  • Los cuerpos quedaron irreconocibles, sus cabellos y uñas se caían, la loza se rompía espontáneamente y las aves vieron decolorados su plumaje…
  • Después de unas cuantas horas, todos los alimentos quedaron contaminados, para poder escapar de ese fuego, los soldados se arrojaron a los ríos para lavar su equipaje y lavarse ellos mismos…
  • El sol pareció temblar, y el universo se cubrió de calor. Las aguas hirvieron, los animales comenzaron a perecer y los guerreros hostiles cayeron derribados como briznas.
  • Grandes proporciones de vegetación quedaron desiertos, y hasta el metal de las carrozas se fundió ante esta arma.

Esto que nos cuenta el Mahavira Charita, tiene toda la pinta de parecer una bomba atómica.

Por parte de los entendidos en literatura india, los primeros cronistas indios, diferenciaban sus relatos ficticios de los reales, denominando los relatos imaginarios o que su veracidad no estaba comprobada en la categoría de “Daiva”, los relatos reales, de los cuales no se tenía la menor duda, pertenecían a la categoría de “Manusa”.

Tanto el Mahabharata, el Ramayana y el Mahavira pertencen a la categoría “Manusa”, sin más comentarios.

Fuentes:




Vasitos de pepino con anchoas y mayonesa


En esta receta aprenderemos a realizar unos espectaculares vasitos cuadrados con un simple pepino.

Ingredientes (4 vasitos):

1 pepino
1 lata de anchoas en aceite
Mayonesa
Mix de rúcula y canónigos (para decorar)
Aceite de oliva
Sal

Preparación:

Comenzamos por lavar y convertir el pepino en un rectángulo, cortándole las puntas y una loncha finita de su piel, procurando que le quede algo de piel para que haga bonito en cada una de las cuatro caras con las que formaremos dicho rectángulo.

Cortamos el rectángulo de pepino en forma de daditos y con ayuda de un saca bolas, vaciamos su interior con cuidado de no romperlo.

Troceamos unos ocho lomos de anchoas y los mezclamos con una cucharada de mayonesa.

Rellenamos con esta mezcla nuestros vasitos de pepino.

Decoramos el plato donde serviremos nuestros vasitos de pepino con unas hojas de rúcula y canónigos troceados y mezclados.

Salamos y aceitamos la verdura y colocamos los vasitos sobre ellas.

jueves, 19 de octubre de 2017

Arriesgándose a conocer


Esta semana la comenzamos retomando la lectura de “Tus zona erróneas” del Dr Dyer, hoy nos dedicaremos a comentar su capítulo “Explorando lo desconocido”.

El Dr. Dyer comienza su capítulo con la frase:

“Sólo los inseguros ansían la seguridad”.

Frase, que desde luego no comparto, yo ansío la seguridad, aunque no me considero inseguro.

También nos muestra una frase atribuida a Einstein, que dice:

“La experiencia más hermosa es la de lo misterioso. Esa es la verdadera fuente de todo arte y toda ciencia”.

Ciertamente, lo misterioso, lo desconocido, tiene una fuerte atracción, pero como siempre os digo, todo ha de ser en la medida correcta.

¿Cuál es la medida correcta?

Ahí está lo complicado, depende de cada persona, de los riesgos que esta persona esté dispuesta a asumir, así como depende también del nivel de seguridad, que esta misma persona ha de tener para que no se le enciendan las bombillas de peligro, que le harían sentir miedo.

Pero al mismo tiempo, también hemos de saber que si estamos completamente seguros de lo que va a sucedernos, de lo que nos van a decir, de lo que nos van a preguntar… seguramente entremos en el aburrimiento.

También es muy cierto que cuando hacemos algo, normalmente en edad adulta, necesitamos un motivo para realizar es algo, pero también en ocasiones es interesante realizar algo sin motivo aparente, simplemente el placer de hacerlo.

Me pondré de ejemplo yo mismo, efectuándoos unas preguntas:

¿Por qué creéis que escribo estos artículos?

Los escribo por varios motivos, principalmente por que siempre me ha llamado la atención escribir, aprendo yo al escribir, desarrollo mi mente y comparto mis opiniones con el mundo.

¿Por qué pinto cuadros?

Pinto cuadros, quizás, porque siempre se me ha dado muy mal el dibujo, sé que no voy a dedicarme a vender mis dibujos (o pinturas), pero disfruto pintando.
¿Por qué quiero aprender a tocar el piano?

Esa es una cuenta aún pendiente, para reconocer un tema tocado por mí, es más fácil reconocer un tema poco conocido, haciendo girar el motor del tocadiscos al revés…
¿Por qué cocino?

Cocino porque me gusta cocinar, comprobar el resultado, saborearlo…

Quizás debiera ser más espontáneo, ahora, después de comer en lugar de habitualmente ponerme a escribir un post, podría hacer otra cosa imprevista, algo inesperado, pero soy ya viejecito, tranquilo y deseo la tranquilidad, probablemente así pierdo muchas oportunidades de hacer cosas nuevas, pero realmente “opino” que no tengo necesidad de hacer esas cosas nuevas, el día que me aburra escribir, pintar, cocinar, etc., simplemente me buscare otras ocupaciones, aficiones o diversiones.

Arroz con conejo


Hacía tiempo que no os subía una receta de conejo, ciertamente prefiero el sabor del pollo, pero como se ha de comer de todo y además me encontré medio conejo perdido en los confines de mi congelador, pues se me ocurrió preparar un arroz normalito.

Ingredientes (2 personas):

½ conejo
3 puñaditos de arroz
½ cebolla
1 tomate
1 vaso de vino blanco
½ pastilla de concentrado de carne
Azafrán (colorante alimentario)
Pimienta
Aceite de oliva
Sal

Preparación:

Comenzamos por trocear el conejo.

Colocamos una sartén a fuego medio con un generoso chorro de aceite de oliva.
Troceamos en juliana una cebolla.

Freímos la cebolla junto al conejo troceado en el aceite, sazonando, hasta que la cebolla comience a estar transparente y el conejo doradito.

Añadimos el vino y dejamos que se evapore el alcohol.

Añadimos el tomate y le damos unas vueltas.

Agregamos ¾ l de agua, la ½ pastilla de concentrado de carne, la pimienta y el azafrán, tapamos y dejamos cocer a fuego medio hasta que el conejo esté tierno, unos 30 minutos.

Cuando el conejo esté tierno añadimos el arroz y más agua si fuera necesario.

Rectificamos el punto de sal y dejamos cocer unos 20 minutos, hasta que el arroz esté tierno y se evapore toda el agua.

Al terminar la cocción si está demasiado caldoso, tapamos con el fuego apagado y dejamos reposar unos 5 minutos.

Servir caliente y se puede aderezar en la mesa con limón, eso al gusto del comensal.

miércoles, 18 de octubre de 2017

Centro Nacional de Inteligencia


No solo los Estado Unidos, Rusia, o Gran Bretaña tienen un servicio secreto, España también tiene el suyo propio, este servicio secreto español actualmente se denomina CNI.

El primer servicio de inteligencia, en España, fue creado en el año 1935, aunque su actividad prácticamente fue nula, puesto que la Guerra Civil no le permitió desarrollarse.

Los conflictos estudiantiles, motivaron la creación de la Organización Contrasubversiva Nacional, que en el año 1972 pasó a llamarse SECED (Servicio Central de Documentación).

En el año 1977 se crea el CESID (Centro Superior de Información de la Defensa).

El CESID integro las funciones de la SIAEM (Tercera Sección del Alto Estado Mayor) y la SECED.

La SIAEM prestaba el servicio de contrainteligencia, así como un servicio de inteligencia exterior.

La SECED prestaba un servicio de inteligencia interior.

Desde el 6 de mayo del año 2002,el CESID, pasó a llamarse CNI (Centro Nacional de Inteligencia).

En el año 2004 es publicado el Real Decreto que regula el CCN (Centro Criptológico Nacional), el cual comparte medios, procedimientos, formación y recursos con el CNI.
Actualmente  (desde diciembre del 2011) depende el CNI del Ministerio de la Presidencia, siendo su director Félix Sanz Roldán.

La misión del CNI consiste en proporcionar información para evitar peligros, amenazas, o agresiones contra la integridad de España, al Gobierno Español y a su Presidente.

Según cuentan, sus principales plazas operativas son el Norte de África y Latinoamérica.

La Wikipedia nos cuenta brevemente siete apartados que nos describen la función del CNI.

1-Obtener, evaluar e interpretar información y difundir la inteligencia necesaria para proteger y promover los intereses políticos, económicos, industriales, comerciales y estratégicos de España, pudiendo actuar dentro y fuera del territorio nacional.

2-Prevenir, detectar y posibilitar la neutralización de aquellas actividades de servicios extranjeros, grupos o personas que pongan en riesgo, amenacen o atenten contra el ordenamiento constitucional, los derechos y libertades de los ciudadanos españoles, la soberanía, integridad y seguridad del Estado, la estabilidad de sus instituciones, los intereses económicos nacionales y el bienestar de la población.

3-Promover las relaciones de cooperación y colaboración con los servicios de inteligencia de otros países o de organismos internacionales, para el mejor cumplimiento de sus objetivos.

4-Obtener, evaluar e interpretar el tráfico de señales de carácter estratégico, para el cumplimiento de los objetivos de inteligencia señalados al Centro.

5-Coordinar la acción de los diferentes organismos de la Administración que utilicen medios o procedimientos de cifra, garantizar la seguridad de las tecnologías de la información en ese ámbito, informar sobre la adquisición coordinada de material criptológico y formar al personal, propio o de los servicios de la Administración, especialista en este campo para asegurar el adecuado cumplimiento de las misiones del Centro.

6-Velar por el cumplimiento de la normativa relativa a la protección de la información clasificada.

7-Garantizar la seguridad y protección de sus propias instalaciones, información y medios materiales y personales.

Calabaza con revuelto de gambas y trigueros con anchoas


En esta ocasión os presento una receta basada en una bolsita de congelados (revuelto de gambas con espárragos) y una simple calabaza cocida.

Ingredientes (2 personas):

1 calabaza
1 bolsa congelada de revuelto de gambas y espárragos trigueros
Anchoas en aceite
Queso rallado
Aceite de oliva
Sal

Preparación:

Comenzamos por cocer la calabaza entera al vapor, hasta que esté tierna, unos 40 minutos.

Mientras preparamos el revuelto de gambas y espárragos según las instrucciones del envase (colocar en una sartén amplia un chorrito de aceite y volcar el contenido de la bolsa sin descongelar, hasta que los espárragos estén tiernos, salando el contenido de la sartén).

Cuando la calabaza esté fría, le cortamos los extremos, formando dos cuencos del tamaño que deseemos, desechamos las semillas de ambos cuencos y vaciamos la calabaza sobrante del interior del cuenco, con cuidado para que no se nos rompa la piel.

Desechamos las semillas de la calabaza y tanto el trozo central de la calabaza sobrante, como la calabaza que hemos vaciado las reservamos para una futura receta.

Colocamos nuestros improvisados cuencos de calabaza en unas cazuelitas de barro para que sean estables y las rellenamos con las gambas y los espárragos que tenemos en la sartén (a mí me sobraron unas pocas gambas y espárragos que ya las aprovechare para realizar otra comida).

Cubrimos de queso rallado y colocamos al horno sin precalentar a unos 180º durante 15 minutos, posteriormente gratinamos 10-15 minutos hasta que el queso se dore.

Sacamos del horno y decoramos con anchoas.

Servir caliente.

martes, 17 de octubre de 2017

Ensalada de mejillones


Realizar una ensalada rica y diferente, es relativamente sencillo aprovechando restos de la nevera.
En esta ocasión he aprovechado restos de mejillones cocidos, sobras de patatas cocidas y los restos de una lata de anchoas.

Ingredientes (2 personas)

12 mejillones cocidos
6 lomos de anchoas
2 patatas pequeñas cocidas
2 cucharadas de aceitunas rellenas
Aceite de las anchoas
Zumo de 1/2 limón
Sal (recordad que el aceite de las anchoas ya es salado)

Preparación:

Comenzamos por separar los mejillones de sus valvas y los depositamos en el plato donde serviremos la ensalada.
Pelamos y troceamos las patatas cocidas uniéndolas a los mejillones.
Partimos en dos los lomos de las anchoas, agregándolos a los mejillones y las patatas.
Añadidos también las aceitunas rellenas.
Aderezamos con el aceite de la lata de anchoas, el zumo de limón y retocamos el punto de sal.
Removemos y guardamos en el frigorífico hasta el momento de servir.