Cosas de Jorge

sábado, 25 de noviembre de 2017

Stonehenge


En una nueva ocasión, viajamos virtualmente, a través de la pantallita de nuestro ordenador, viajando a Reino Unido, para conocer al quizás más famoso monumento prehistórico de todo el mundo.

Este lugar está situado en las proximidades de Amesbury, en el condado de Wiltshire y consiste en un monumento megalítico de hace unos 40 siglos, este monumento es, Stonehenge.

Dicho monumento está constituido por cuatro círculos concéntricos, formados por grandes bloques de piedras metamórficas.

Los 32 grandes bloques de piedra exteriores (sarcens), forman el círculo exterior y estaban coronados por dinteles, de los cuales sólo restan siete de ellos.

En su interior una gran losa de arenisca micácea es conocida como el Altar.

Toda esta estructura de piedra, de unos 30 metros de diámetro está rodeada de una fosa de 104 metros de diámetro.

Se calcula que este monumento, el cual se construyo en varias etapas, cuenta con una antigüedad superior a los 5.000 años, cuyo uso era para enterar las cenizas de los muertos previamente incinerados.

Realmente, no se sabe a ciencia cierta, si Stonehenge era un templo, un observatorio astronómico o un calendario prehistórico.

La construcción de la zanja circular, de más de 100 metros de diámetro y con dos entradas, fue realizada alrededor del año 3000 antes de Cristo.

En el interior del diámetro de esta zanja, existen 56 agujeros denominados los agujeros de Aubrey, donde antiguamente se creía que habían estado en ellos unos postes verticales de madera.

Su círculo de piedra, con sus monolitos y piedras azules se colocaron en el Neolítico alrededor del año 2500 antes de Cristo.

Las piedras más grandes eran sarcens (bloques de piedra arenisca), fueron colocados en dos disposiciones concéntricas, realizando con ellas una herradura interior y un círculo exterior, creando entre ambos con piedras azules (bluestone) un doble arco.

Los sarcens pesan alrededor de 25 toneladas y su piedra mas grande, la Piedra Talón unas 30 toneladas.

Las bluestone pesan entre 2 y 5 toneladas, cada una de ellas.

Alrededor del año 2300 o 2200 antes de Cristo, las piedras azules centrales fueron reordenadas formando con ellas un círculo y un óvalo interior, el cual posteriormente seria modificado, otorgándole forma de herradura.

Entre los años 1800 y 1500 antes de Cristo, fueron creados dos anillos concéntricos de pozos denominados agujero Z e agujero Y.

Cuatro de los bloques de piedra arenisca (sarcens), están adornados con cientos de esculturas que representan dagas y cabezas de hacha, al parecer hachas de bronce del tipo Arreton, datadas entre el año 1750 y 1500 antes de Cristo.

En la Edad de Bronce, seguía teniendo importancia, construyéndose túmulos en sus proximidades.

Los túmulos son montones de tierra y piedras levantados sobre una tumba o varias.

Alrededor del año 700 antes de Cristo, en la Edad de Hierro, se construyó el Campo de Vespasiano, cerca de Stonehenge y con vistas al río Avon.

Como han sido hallados gran cantidad de objetos romanos, datados a partir del año 43 antes de Cristo, se cree que Stonehenge era visitado frecuentemente durante la época romana.

En el año 1880 varias piedras (sarsens), fueron apuntaladas con postes de madera para preservar la seguridad de los visitantes.

En el año 1900 cayó un sarsen y su dintel, por lo cual Sir Edmund Antrobus (propietario) con la ayuda de la Sociedad de Anticuarios, organizaron la reconstrucción Stonehenge.

En el año 1918, Cesil Chubb, que había comprado en una subasta Stonehenge a la familia Atrobus, dona este al estado británico.

Año 1927, el National Trust (Fundación Nacional para los Lugares de Interés Histórico o de Belleza Natural), comenzó a comprar los terrenos de alrededor de Stonehenge, dedicándolo a una zona de pastizales.

Tras esta restauración se realizaron varias mas, siendo la última en el año 1964.

En el año 1986, Stonehenge es nombrado Patrimonio de la Humanidad.

Se cree que Stonehenge es el mayor cementerio neolítico tardío de la Gran Bretaña, donde fueron enterradas las cenizas de unas 150 personas, otras fuentes las cifran en más de 300.

Las piedras azules fueron traídas de la colinas de Preseli, situadas a más de 150 km de distancia.

Los sarsens, las piedras calizas de mayor tamaño se cree que fueron traídas de Marlborugh Downs, situado a unos 30 kilómetros de distancia.

La piedra Altar fue traída de las proximidades de Milford Haven.

Originalmente se seria que estas piedras habían sido traídos con la ayuda de troncos, pero actualmente se cree que podrían haber sido traídas con bolas de madera o piedra, o quizás “cojinetes.”

Fuentes:

Revuelto de pulpo y chipirones


Rebuscando en la inmensidad de los cajones del congelador de casa, encontré unos restos de pulpo y chipirones congelados, con los cuales realice esta sencilla y rica receta.

Ingredientes (2 personas):

150 g de pulpo troceado congelado
150 g de chipirones troceados congelados
1 cebolla
1 pimiento italiano pequeño
4 ajos
1 vaso de vino blanco
Aceite de oliva
Sal

Preparación:

Colocamos un generoso chorro de aceite de oliva en una sartén.

Pelamos y fileteamos los ajos, dorándolos en el aceite.

Troceamos en juliana el pimiento y la cebolla.

Cuando los ajos comiencen a tomar color, añadimos la cebolla y el pimiento, sazonamos y dejamos freírse hasta que estén ambas verduras tiernas.

Añadimos el vino y dejamos evaporar el alcohol.

Agregamos, sin descongelar, el pulpo y los chipirones, dándoles unas vueltas a fuego medio, hasta que se descongelen.

Tapamos la sartén y bajamos el fuego hasta que el pescado nos quede tierno.

Si se nos queda seco podemos añadirle un poco más de vino, rectificamos el punto de sal y servimos caliente.

viernes, 24 de noviembre de 2017

The Frey effect


The Frey effect o efecto Frey, consiste en un fenómeno auditivo, que está basado en la emisión de ciertas frecuencias de microondas, que son escuchadas directamente en el interior del cerebro.

Este fenómeno fue descubierto por las personas que trabajan cerca de los trasponedores de radar (aparato llamado SART, que emite una señal detectable por los radares, una vez activado para localizar un determinado vehículo probablemente accidentado), durante la Segunda Guerra Mundial.

Año 1960, Frey que trabajaba en el Centro Avanzado de General Electric Electrónica de la Universidad de Cornell, toma contacto con un técnico que le afirma que puede escuchar unos sonidos emitidos por el radar.

Allan H. Frey, biólogo estadounidense, estudio este fenómeno en el año 1961, siendo el primero en publicar información sobre este efecto auditivo de microondas “La respuesta del sistema auditivo a la energía de radiofrecuencia. Nota técnica.”

Las personas que escuchan estos ruidos, zumbidos o incluso números o palabras, no las escuchan por sus órganos auditivos, si no directamente en el interior de sus cabezas.

En el año 1962 Allan H. Frey, publica “Respuesta del sistema auditivo humano a la energía electromagnética modulada.”

En la década de los años 70, la NASA explico que el Efecto Frey, se produce por la expansión térmica de las partes oído humano alrededor de la cóclea (es una estructura en forma de tubo enrollado en espiral, situada en el oído interno), posteriormente modulando las microondas se podían generar palabras que parecían provenir del interior de la cabeza.

Con las frecuencias emitidas debidamente reguladas, las personas llegaban a recibir estos “sonidos” hasta a una distancia de 100 metros, produciendo efectos secundarios tales como mareos, dolores de cabeza y una sensación de hormigueo.

En el año 1973, Sharp y  Mark Grove para la Advanced Research Projects Agency, desarrollaron tecnologías inalámbricas para la transmisión de voz sin receptor.

En el año 1975, Frey publica un estudio en los Anales de la Academia de Ciencias de Nueva York donde afirma que las microondas pueden producir una fuga entre el sistema circulatorio y el cerebro, demostrando con la inyección de tinte fluorescente en el sistema circulatorio de unas ratas, provocando un barrido de frecuencias y a los pocos minutos, los cerebros de las ratas habían recibido el tinte, que solo estaba anteriormente en el sistema circulatorio.

El 30 de marzo del año 1975, el Dr. Don R. Justesen, publica en La American Psychologist “Las microondas y el comportamiento”.

El día 19 de diciembre del año 1983, se registra una patente para la comunicación auditiva por microondas, presentada por Philip Stocklin de Satellite Beach, FL.

En el año 1988, una entidad privada patenta una aplicación que genera ráfagas de señal para crear una comunicación inteligible.

En el año 1996 la Fuerza Aérea de los Estados Unidos presenta una patente de “Método y dispositivo para implementar el efecto audiencia de radiofrecuencia,” que no fue aceptada hasta el año 2002 y modificado como “Aparato para la comunicación audible voz utilizando el efecto de audición de radio frecuencia.”

En el año 1998, se patento un dispositivo basado en las microondas para ser utilizado para alejar a las aves de las turbinas de los aviones.

También en el año 1998, Estados Unidos investigaban el Efecto Frey, bajo la clasificación de “Secreto NOFORN”, desclasificándolo el 6 de diciembre del año 2006 “Bioefectos de Armamentos seleccionados no letales).

La Armada de los Estados Unidos, mediante su proyecto MEDUSA (en el año 2003), investigó un sistema basado en el efecto Frey, para incapacitar temporalmente a las personas, o simplemente elevar la sensación auditiva a malestar para impedir el acceso a ciertas zonas.

Octubre del año 2005, Jhon Horgan, en su artículo publicado en Scientific American, “The Forgotten Era of BRAIN,” nos cuenta como el Dr. Delgado, profesor de la Universidad de Yale, pionero en la implantación de aparatos electrónicos en la mente para dominar a las personas, es invitado a España por Villar Palasi, que fue ministro de Educación con Franco, en España.

En el Washington Post en el año 2007, se publica un artículo “Mind Games” en el cual se habla de un fenómeno social, donde las personas afirman oír voces en la cabeza.

A comienzos del año 2008, la empresa Holosonic anuncia haber fabricado un aparato basado en el Efecto Frey que denominan (MEDUSA).

También existen teorías conspirativas donde personas afirman sufrir alucinaciones o trastornos delirantes u otra enfermedad mental, afirmando que agentes gubernamentales les acosan electrónicamente mediante “la voz de cráneo” o “V2K”.

Tallarines de calabacín con atún


En esta ocasión tenía un calabacín perdido en la nevera que estaba un poco feo y busque una salida rápida y con poco trabajo para consumirlo.

Ingredientes (2 personas):

1 calabacín
1 cebolla
1 pimiento italiano
1 lata de atún
Aceite de oliva
Sal

Preparación:

Troceamos la cebolla y el pimiento.

Colocamos un generoso chorro de aceite de oliva en una sartén y freímos en ella ambas verduras salándolas.

Lavamos y cortamos a láminas gruesas el calabacín, posteriormente cortamos cada lámina de calabacín a tiritas para formar nuestros tallarines.

Cuando la cebolla y el pimiento estén tiernas añadimos las tiritas de calabacín y le damos unas vueltas hasta que se sofrían un poco, pero sin pasarnos para que no se nos desmonten.

Solo nos resta añadir una lata de atún, mezclar y servir.


Buen provecho.

jueves, 23 de noviembre de 2017

Tortilla de manzana con cebolla y pimiento


El otro día compre una nueva sartén cuadrada, un poco más grande que la que utilizaba para realizar mis habituales tortillas cuadradas.

En este caso no me he conformado con realizar la tortilla cuadrada, además la he realizado con manzanas, en lugar de patatas.

Ingredientes (4 – 6 personas):

6 huevos
½ cebolla
1 pimiento italiano pequeño
3 ajos
2 manzanas
Aceite de oliva
Sal

Preparación:

Colocamos un generoso chorro de aceite de oliva en nuestra sartén cuadrada (si es redonda vale igual, solo que saldrá la tortilla redonda).

Mientras se nos calienta el aceite, pelamos y troceamos en juliana la cebolla y la agregamos al aceite.

Pelamos y troceamos el pimiento y los ajos uniéndolos a la cebolla y sazonamos.

Cocinamos a media potencia, hasta que la cebolla y el pimiento estén tiernos.

Batimos los huevos en un recipiente grande, para introducir en él también las manzanas troceadas.

Pelamos, descorazonamos y troceamos las manzanas, añadiéndolas a los huevos.

Cuando las verduras estén tiernas, añadimos la mezcla de huevos y manzanas a la sartén y removemos.

Realizamos la tortilla a fuego medio dándole todas las vueltas que consideremos necesarias con la ayuda de una tapadera.

Esta rica fría y caliente.

miércoles, 22 de noviembre de 2017

Vasimr (motor de plasma)


Seguramente la palabra “Vasimr” no os diga nada a la mayoría de vosotros, ni tampoco el nombre en inglés que generan las siglas vasimr, “Variable Specific Impulse Magnetoplasma Rocket”.

Las siglas vasimr en castellano, corresponden a Motor de Magnetoplasma de Impulso Especifico Variable, un motor para propulsar vehículos espaciales, creado por la empresa Ad Astra Rocket Company, empresa que es gobernada por el costarricense y ex-astronauta, llamado Franklin Chang-Díaz.

Este motor consiste en una hélice electromagnética para propulsar naves espaciales.
Su funcionamiento se basa en ionizar mediante ondas de radio, utilizando un propelente del calor que genera el plasma, el cuál es acelerado con la ayuda de campos magnéticos para generar el empuje de las naves espaciales, por medio del plasma.

El motor Vasimr al estar blindado magnéticamente, al no entrar en contacto directo con el plasma y no poseer electrodos, su durabilidad teórica es superior a otros tipos de motores.
Su propelente es un gas neutro, argón o xenón inyectado en un cilindro hueco, con una superficie de electroimanes.

En la entrada del motor, el gas calienta al plasma frio por medio de una antena de RF Helicon (acoplador), bombardeando el gas con ondas electromagnéticas, decapando los electrones del gas (argón o xenón), liberando el plasma compuesto de iones y electrones en el compartimento del motor.

Según la cantidad de energía dedicada al calentamiento por radiofrecuencia y del propelente entregado para la generación del plasma, dependerá la potencia de empuje generada.

La segunda parte de este motor, está constituida por un potente electroimán, el cual comprime el plasma ionizado, de forma similar a como se comprime el gas en los motores convencionales de los cohetes.

A continuación se encuentra el ciclotrón,  que emite ondas electromagnéticas mientras los iones y electrones viajan por el motor, calentando el plasma a una temperatura 173 veces superior a la temperatura del Sol.

Tras el ciclotrón, este motor lleva un campo magnético que obliga a electrones e iones a girar en orbitas de forma constante en forma de espiral, lo cual al ser estos expulsados propulsa el cohete hacia delante.

Sus principales ventajas son el poco desgaste de estos motores por tener pocas piezas mecánicas en movimiento que puedan desgastarse.

Sus problemas pueden derivarse de los fuertes campos magnéticos y de su enorme calor residual que ha de ser eliminado.

Este método del calentamiento del plasma que utilizan los motores Vasimr se descubrió investigando la fusión nuclear.

Como siempre el mundo vamos décadas por detrás de la tecnología, una cosa rarísima como es el motor de plasma para el ciudadano de la calle, en este 2017 que estamos viviendo, fue ideado en 1979 por Franklin  Chang-Diaz, comenzando a trabajar en este proyecto en Cambridge (Massachusetts) en el laboratorio Charles Stark Draper.

En el año 1983 se realizo en el MIT el primer experimento VASIMR.

En el año 1990, se sustituye la pistola de plasma inicial por una fuente de plasma Helicon.

En el año 1994, Franklin comenzó a trabajar en el Centro Espacial Johnson de la NASA.

Año 1995, ASPL (Laboratorio de Propulsión Espacial Avanzada), se funda en la NASA, en Centro Espacial Johnson en Houston, en el edifico de Sony Carter Training Facility.

Año 1998, se realiza el primer experimento con plasma Helicon en el ASPL.

En el año 2000, se le otorga el Premio Nacional de Rotary al VASIMR.

En el año 2002, se saca una nueva patente de los motores VASIMR.

En el año 2005, Franklin se retiro de la Nasa, para dedicar su tiempo en exclusividad al proyecto de su motor asociándose con la empresa Ad Astra Rocket, cuya sede está en Houston (Estados Unidos), con un presupuesto de 150 millones de dólares para desarrollar su motor.

El proyecto consistía en crear un motor de iones de plasma, para utilizarlo como motor de propulsión para naves espaciales y así poder alcanzar puntos más distantes que la luna de nuestro Sistema Solar.

En el año 2006 la filial de Ad Astra Rocket-Costa Rica, realiza el primer experimento de plasma utilizando helicon ionizado con gas argón.

En 2008 Ad Astra, firma un acuerdo con la NASA, para colocar y probar un motor VASIMR en la Estación Espacial Internacional (ISS).

Junio del año 2012, se prevé el lanzamiento del Antares, un cohete candidato a experimentar el VASIMR que tiene previsto su lanzamiento en el año 2015.

La NASA, junto con Franklin y sus ayudantes tienen en proyecto montar un laboratorio en la Luna, laboratorio que además de otros experimentos tendría la misión de probar los cohetes que partirían hacia Marte, se tiene previsto que este laboratorio lunar este terminado en el año 2020.


Triángulos del Eme a mi estilo


En esta ocasión os repito receta, que publique hace algún tiempo “Pan de molde con lechuga y jamón cocido”, pero con variantes en la salsa, y también os comento que en la actualidad, los famosos triángulos de “El Eme” de Bilbao, han dejado de ser triángulos y los sirven con rebanadas de una especie de pan de molde con una forma que no es cuadrada, ni redonda.

Como podeis observar, esta receta es una adulteración de unos famosos triángulos, los cuales se sirven en un bar típico de Bilbao, “El Eme”.
Os recomiendo ver este enlace sobre El Eme:


Como hace unos días visitamos Bilbao, aproveche a versionar nuevamente esta típica delicia gastronómica bilbaína.

Ingredientes (2 personas):

6 rebanadas de pan de molde (el más grande que encontréis)
Lonchas de jamón cocido
Hojas de lechuga
Mayonesa
1 bote de pimientos del piquillo asados
2 tomates
Aceite de oliva
Sal
Salsa Perrins (se vende en supermercados)
Salsa de soja (se vende en supermercados)

Preparación:

El secreto de los triángulos de El Eme, como de esta receta, reside en la salsa, por lo cual comenzaremos por preparar ambas salsas.

Colocamos en un cuenco unas tres cucharadas soperas colmadas de mayonesa, agregamos unas dos cucharadas de salsa de soja y mezclamos bien, probamos y rectificamos su sabor hasta que esté a nuestro gusto.

Una vez preparada este deliciosa salsa, untamos generosamente una de las caras de tres de las rebanadas de pan de molde.

Preparamos la segunda salsa, colocando en el vaso de la batidora los pimientos del piquillo escurridos, los tomates lavados y troceados, un generoso chorro de aceite de oliva, sal y salsa Perrins, probamos y rectificamos su sabor según nuestro paladar, añadiendo aceite, Perrins y sal hasta que a nuestro paladar le guste su sabor.

Untamos las tres rebanadas restantes con la salsa de pimientos y tomate.

Cubrimos estas 3 rebanadas con jamón cocido.

Sobre el jamón cocido, colocamos hojas de lechuga.

Cubrimos con las rebanadas restantes, untadas de mayonesa y salsa de soja.

Cortamos nuestros montados de pan de molde con dos cortes en diagonal, obteniendo, seis deliciosos triángulos.

Los originales de El Eme se realizaban con rebanadas de pan de molde mucho más grandes (casi el doble) que las habituales, con jamón dulce de calidad, cubierto de lechuga y con un corte en diagonal (muy cargadas de salsa), yo les puse menos cantidad de salsa, que no me gusta pringarme comiendo.

Si os sobran, al día siguiente, siguen estando ricos, si tenéis la precaución de cubrir el pan con papel aluminio para que no se os seque.

Que aproveche.